Tecnología

Técnicas que siguen desarrollo embrionario, avance del 2018: Science

Para la revista Science, el avance científico del 2018 es una serie de técnicas que en conjunto permiten rastrear el desarrollo de un embrión con detalle muy preciso y determinar qué genes se activan y desactivan a medida que pasa el tiempo.

Diversas publicaciones revelaron cómo se forman los órganos y extremidades de gusanos planos, peces cebra y ranas gracias a los avances que han permitido aislar células intactas de organismos vivos, secuenciar de manera eficiente el material genético mediante el uso de computadoras, así como etiquetar células para reconstruir sus relaciones en el espacio y el tiempo con la tecnología denominada CRISPR.

La publicación de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia publicada este 20 de diciembre, y de la que da cuenta la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) en un comunicado, destaca algunas investigaciones trascendentes de este año.

Destaca estudios extensos en organismos vertebrados que revelaron el “encendido y apagado” del conjunto de genes.

Un estudio descubrió cómo un huevo de pez cebra fertilizado da lugar a 25 tipos de células; otro controló el desarrollo de ranas a través de las primeras etapas de la formación de órganos, determinando que algunas células comienzan a especializarse antes de lo que se pensaba.

De acuerdo a las investigaciones, algunos animales pueden regenerar extremidades, órganos e incluso el cuerpo entero. Dos grupos estudiaron los patrones de expresión génica de los gusanos planos acuáticos después de haberles cortado pedazos.

Otro equipo rastreó los genes que se activaban y desactivaban en los axolotes, salamandras endémicas de la Ciudad de México, que habían perdido un miembro, y reportaron que algunos tejidos de las extremidades maduras volvieron a un estado embrionario e indiferenciado y luego se sometieron a una reprogramación celular y molecular para construir la nueva extremidad.

Aunque esas tecnologías no se pueden usar directamente en el desarrollo de embriones humanos, destaca el comunicado de la AMC, son pasos importantes para la ciencia.

Un consorcio internacional llamado “Atlas de células humanas” trabajó en identificar cada tipo de célula humana, donde se encuentra cada tipo en el cuerpo y cómo las células trabajan juntas para formar tejidos y órganos. En otro proyecto se han identificado los tipos de células renales, incluidos los que tienden a volverse cancerosos.

Otra colaboración de 53 instituciones y 60 empresas en toda Europa, llamada Consorcio LifeTime, propuso aprovechar el RNA-seq de célula única en un esfuerzo múltiple para comprender qué sucede célula por célula a medida que los tejidos avanzan hacia el cáncer, la diabetes y otras enfermedades. Por todo esto, es que la revista de ciencia considera que la revolución unicelular apenas comienza.

Los artículos que cierran el listado de los avances científicos destacados en 2018 para Science son, por ejemplo, “Ventanas moleculares hacia mundos primitivos”, en el que los investigadores detectaron rastros moleculares de criaturas que vivieron hace más de 500 millones de años cuando aparecieron los primeros seres vivos en la Tierra.

 

Llega la Navidad a la Casa Hogar La Concordia

Anterior

Celebra Hacienda aprobación del Presupuesto 2019

Siguiente

Te puede interesar