Tecnología

Regresa el clásico Walkman ahora con Bluetooth

Muchos vivieron la llegada del Walkman a sus bolsillos. Este dispositivo, para los que no saben lo que es, consistía en un reproductor de cintas magnéticas que se podía llevar en el bolsillo como los MP4 o los smartphones de ahora. Sin embargo, su espacio estaba más limitado a unas pocas canciones o pistas de audio que podías grabar con el propio dispositivo. Han pasado cerca de 20 años desde que éste evolucionó al discman, que fue relegado por el MP3.

Pero parece que las modas vuelven incluso en la tecnología, ya que NINM Lab ha mostrado al mundo una propuesta de lo más retro con su Walkman con Bluetooth It’s OK.

El reproductor portátil que marcó tendencia con la tecnología más actual

En los últimos años hemos visto cómo muchos aparatos cambiaban por fuera y por dentro para ofrecer nuevas y mejores características. Algunas funciones se han mantenido vivas hasta hoy como es el caso del minijack en algunos casos, pero otros aparatos han desaparecido hasta convertirse en verdaderas reliquias clásicas que solo unos pocos se acuerdan de como se usan.

Uno de esos aparatos es el Walkman. Este aparato dio la vida a muchas personas, dicho metafóricamente, especialmente aquellos que les encantaba tener las últimas canciones que sonaban en la radio y se preparaban siempre que sonaban para grabarla si su dispositivo era compatible con esta función. Los rebobinados dando vueltas con un lápiz eran usuales si querías escuchar una canción, algo que ahora se simplifica dando unos toques en la pantalla.

Pero para los amantes de lo retro llega It’s OK, un Walkman retro con sonido moderno. El dispositivo tiene exactamente la misma estructura que el reproductor clásico: una cobertura de plástico con una carcasa transparente para ver la cinta cubren un reproductor magnético para cintas de cassette. Estas se controlan con unos botones en la parte superior que corresponden al rebobinado hacia delante y detrás así como pausa y play. ¿Dónde está la novedad? resulta que el fabricante, aunque ha integrado el minijack de 3.5 mm como el original, dispone de un conector Bluetooth para que puedas usar un altavoz portátil o unos auriculares sin cables. Además también tiene micrófono, por lo que puedes grabar en cinta lo que quieras. Eso si, recuerda que sobrescribir lo que hay en ella.

Proyecto casí completado

It’s OK es un dispositivo para que los más retro vuelvan a experimentar la sensación de reproducir sus cintas en los aparatos más modernos. Se trata de un proyecto nacido en Kickstarter, donde está cerca de acabar su contribución. Si quiere ser mecenas y llevarte el tuyo tendrás que pagar unos 58 euros al cambio.

Sylvester Stallone prepara su nueva aventura, ‘Los indestructibles 4’

Anterior

Garantizan empleo, mismo salario y prestaciones a policías federales

Siguiente

Te puede interesar