Tecnología

Big Data, presente y futuro de la humanidad

La frase “información es poder” toma su mejor forma con el concepto Big Data, que en términos simples es el conjunto de datos que se generan en internet, organizados y clasificados, para conocer todas las variantes de un suceso y tomar decisiones en su solución.

Con la era digital que es una realidad hacia el futuro se genera e intercambia una cantidad estratosférica de información, datos, cada día, de tal manera que pareciera inimaginable almacenarla, organizarla y clasificarla para sacar algún provecho de ella.

Ello es posible con el Big Data, que utiliza una serie de programas o procedimientos. De esa manera, con esta plataforma se pueden obtener resultados para, por ejemplo, informes estadísticos y modelos predictivos de los que se pueden anticipar resultados o elaborar estrategias para obtenerlos.

En su texto “¿Qué es Big Data?”, Ricardo Barranco Fragoso, especialista en Tecnología de la Información en IBM México, explica que este concepto “aplica para toda aquella información que no puede ser procesada o analizada utilizando procesos o herramientas tradicionales”.

Aclara que no se trata de alguna cantidad en específico, pues lo mismo se puede hablar de petabytes y exabytes de datos.

Indica que además del volumen, Big Data implica otras dos V: Variedad y Velocidad. La primera debe entenderse como la que procede de dispositivos distintos como celulares, tabletas, audio, video y sistemas GPS, pero también de sensores digitales en equipos industriales, anemómetros y veletas industriales.

La segunda se refiere a que “la velocidad de respuesta sea lo demasiado rápida para lograr obtener la información correcta en el momento preciso”.

La empresa de soluciones en tecnología digital Oracle suma otras dos V: Valor y Veracidad. La primera se refiere al valor intrínseco que tiene una cantidad de datos cuyo valor es descubierto al procesarlos, y la segunda no es otra cosa que la confiabilidad de la información procesada para obtener resultados certeros.

Tal es la cantidad de datos que se generan en el mundo digital que, según la fundación española Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación, la Unión Europea estima que en la actualidad se generan mil 700 billones de bytes por minuto.

Ello equivale a la capacidad de almacenaje de 360 mil DVD, y en los próximos cinco años esa cantidad se duplicará.

La información digital forma parte ya de la vida moderna y la Big Data puede encontrarse en actividades tan comunes como los datos de censo de población, registros médicos, impuestos, transacciones financieras realizadas en línea o por dispositivos móviles.

Asimismo, análisis de redes sociales y la ubicación geográfica mediante coordenadas GPS. Es decir, toda la actividad que realiza cualquier persona en el mundo que posee un “smartphone”, a lo que se debe sumar la generada por la conexión e intercambio de información entre computadoras.

Para procesar toda esta información y obtener resultados y beneficios, se han creado algunos programas capaces, entre los que se encuentran Apache Hadoop, MongoDB, Elasticsearch, Apache Spark, Apache Storm, Lenguaje R, Python, informa el Instituto de Ingeniería del Conocimiento, de España.

Sobre su aplicación, Barranco Fragoso aclara que más que buscar qué datos procesar lo que se debe pensar es cuál es el problema se quiere resolver, y agrupa al Big Data en cinco tipos: Internet y Redes Sociales, Máquina a Maquina, Transacciones Big Data, Biométricos y Generados por Humanos.

En el primero se incluye, entre otros, a Twitter, Facebok y contenidos para la red; en el segundo a señales GPS, sensores de lectura en plataformas petroleras y medidores inteligentes; y en el tercero a grabaciones de telecomunicaciones y solicitudes médicas.

En el cuarto genética y reconocimiento facial; y en el quinto grabaciones de call centers, correos electrónicos y expedientes médicos digitalizados.

En suma, se trata de datos y, como se sabe, la información es poder, y de la capacidad de procesarla para obtener beneficios sociales o comerciales dependerá el éxito de una sociedad, una institución, una empresa o una persona.

Respecto a su uso, la empresa en soluciones tecnológicos mencionada refiere que firmas como Netflix y Procter & Gamble la utilizan para anticiparse a las necesidades de sus clientes, a partir de la construcción de modelos predictivos, así como el análisis de grupos de interés o redes sociales.

Otros usos son para considerar tiempos oportunos de mantenimiento de equipos industriales y conocer los perfiles de los clientes con diversos fines.

Sobre lo último, es necesario señalar que también puede existir usos de otro tipo, como lo mostró el caso de Cambridge Analytica, empresa a la que se acusó de usar datos de Facebook para elaborar perfiles de votantes y, al parecer, intervenir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y del Brexit en 2016.

Un ángulo más de la Big Data es su relación con la Inteligencia Artificial, pues la clasificación, organización y resultados del estudio de datos alimentan los adelantos que hay en aquella tecnología.

Importante fortalecer las alianzas con el Instituto Mexicano del Seguro Social: Diputada Adriana Esther Martínez

Anterior

Google mostrará 35 años de cambios sobre la superficie del planeta

Siguiente

Te puede interesar