Veracruz se queda con promesas incumplidas: CNTE

Orizaba, Ver.- Gobiernos  fallidos son los responsables de la alza en corrupción, impunidad,  asesinatos, desapariciones, levantones y secuestros, a nivel nacional y estatal, señaló el integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación de la región de Orizaba y las Altas Montañas,  Jesús Quiroz Cortés.

Durante la conmemoración de los 47 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, los integrantes de la Coordinadora Nacional, reprobaron el sexenio de Enrique Peña Nieto, “Hasta el día de hoy no se ha encontrado una respuesta de justicia y de verdad de parte del Gobierno Federal,  mismo que prácticamente se cataloga como un estado fallido, un estado sin ley. La exigencia al día de hoy sigue siendo la misma, que se entregue la verdad de lo que aconteció el 26 de septiembre de 2014”.

Agregaron que a unas semanas de concluir este sexenio las autoridades no han realizado su trabajo para esclarecer este tipo de situaciones como los casos de Ayotzinapa y Nochistlán. “ A unas semanas de salir durante este sexenio de asesinatos y levantamientos no ha establecido un dialogo con los padres de familia de los 43 estudiantes, se debe hacer una real limpieza de los cuerpos policiales y contar con un gobernante firme y con la implementación de un programa fuerte, adecuado y que den resultados”.

Agregó que el caso del Gobierno Estatal, no es diferente al Federal, pues se trató de un gobierno de promesas incumplidas. “El caso de Veracruz no es distinto, llegó un gobierno que prometió una infinidad de proyectos y propuestas y no los cumplió, la situación sigue siendo critica en materia de inseguridad; a los políticos lo único que les interesa es saquear la riqueza de la entidad y se van sin la menor investigación en las situaciones de corrupción y negociación con criminales por parte de autoridades, dejando indefensos a los ciudadanos”.

Para finalizar dijo que la región de Orizaba, de las Altas Montañas y la región centro del estado de Veracruz, se ha manchado de una manera brutal  de sangre. “Vemos que ya no podemos estar tranquilos ni en nuestras escuelas, ni en nuestros parques público ni en nuestras calles, balaceras, secuestros, venta de drogas, una situación pésima”.

 

Don`t copy text!