Regional

No hay cifras reales de necesidades de personas con discapacidad auditiva: Noemí Cabrera

En el marco del Día Internacional de la Lengua a Señas, la Maestra Noemí Cabrera Mérida, especialista en educación especial con enfoque inclusivo, indicó que hasta el momento no existen cifras reales que permitan conocer el panorama de necesidades de personas con discapacidad auditiva.

Tanto su problemática, como alternativas de solución en este sector poblacional son únicamente aproximados. Siendo un hecho que es de suma importancia entenderles e integrarlos a los diversos sectores productivos, a través de una adecuada educación.

Para esto, es necesario la implementación de la enseñanza de la Lengua de Señas en general, no únicamente para las personas con capacidades auditivas diferentes, sino que dentro del sector educativo, es importante integrar clases para que en todos los niveles y en todas las escuelas haya especialistas en Lengua de Señas, comenzando por eliminar la palabra “sordo”, por el de una persona con discapacidad auditiva.

La cual es una condición, no una situación discriminatoria, la importancia de que todas las personas aprendamos este medio de comunicación, de manera especial, quienes se dedican al magisterio.

“Aprender lengua de señas es importante, porque entre  la población con  discapacidad auditiva es muy amplia, en todos los sectores, y es necesario que todos entendamos que la comunicación adecuada es un derecho que toda persona con esta condición tienen para poder pedir o hablar en cualquier ambiente o contexto”, indicó la Maestra Noemí Cabrera Mérida coordinadora de la Licenciatura en Educación Especial Inclusiva del Instituto Atenas de Orizaba.

En cuanto a la  discriminación que puede enfrentar una persona con discapacidad auditiva, afirmó que esto es contra lo que se lucha constantemente, desde eliminar  el término de “sordo”, puesto que en si la palabra puede ser discriminatoria. Según lo indica el Conapred,  con respecto a dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona.

De ahí la importancia de enseñar la Lengua de Señas Mexicana, porque además cada país tiene su propia lengua y aún en México, no existe algo específico, que se pueda ofrecer a nivel nacional. No hay una certificación de la Secretaria de Educación que avale. De ahí que en haya variantes en su impartición, por lo que a veces el significado de las señales cambian.

Estas variantes dependerán de la región o persona que la imparta,  lo cual puede generar una confusión, tanto para quien lo imparte como para quien lo maneja. Reiteró que no hay una regulación para su aprendizaje, aunque hay una institución educativa que imparte lengua de señas, pero es una universidad muy cara, por lo que en la mayoría de personas dedicadas a este tema, se acreditan con capacitaciones y certificaciones otorgadas por una fundación a la que el Gobierno ha apoyado.

“Concluyó con el hecho de que solo hay dos personas en México que son especialistas en Lengua de seña, y cada una maneja la lengua de señas como lo considera conveniente, dependerá de la traducción. Lo mismo sucede cuando una persona habla Inglés y traduce al español, dependerá de la característica del traductor, pero lo importante será que el mensaje llegue al público en general”, finalizó la Maestra Cabrera Mérida.

Increíble ejemplo colombiano

ANTERIOR

El partido en el poder opera apretando

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Regional