IMSS ofrece mastografías a mujeres en Orizaba

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reitera el llamado a la población femenina derechohabiente mayor de 40 años de edad a que se sume a las acciones de prevención y detección oportuna del cáncer de mama y como parte de ello, se realice la mastografía; en esta ocasión y a fin de acercar los servicios, el mastografo móvil estará ubicado del 1º al 3 de abril en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 7 de Orizaba.

La enfermera Mary Carmen Monterd, responsable de medicina preventiva de la UMF 7 de Orizaba destacó que el mastografo móvil estará en servicio de 8 de la mañana a 8 de la noche y se tiene como meta atender a más de 90 personas al día, sin embargo en caso de que se rebase tal número en cada una de las fechas, el servicio se mantendrá hasta realizar el último estudio.

Destacó la importancia de que todas las mujeres derechohabientes de la zona, es decir no solo las adscritas a la clínica 7, acudan ya sea con envío de su unidad o que acudan en forma espontánea entre el 1 y 3 de abril, primero al área de medicina preventiva en donde le levantaran su solicitud de mastografía y luego a la unidad móvil que será colocada por tercera ocasión en lo que va del año, en el exterior de la clínica.

Refirió que el cáncer de mama es totalmente curable cuando se detecta en los inicios, de ahí la importancia de fortalecer la cultura del autocuidado femenina, esto es: en casa a partir de los 25 años de edad, una vez por mes (preferentemente entre los 7 y 10 posteriores a la menstruación, pararse frente al espejo y observar los senos con la manos extendidas hacia arriba y luego hacia los lados, para detectar algún cambio de tamaño, color, presencia de hundimiento lunares o manchas de reciente aparición, siendo necesario también proceder a la palpación, para detectar nódulos o dolor.

Dijo que aunado a esto, la mujer debe acudir periódicamente a los servicios de medicina preventiva, en donde el personal de enfermería hace la respectiva exploración clínica de las mamas, revisiones que se completan con la mastografía, cada dos años, porque hay lesiones que no se detectan a simple vista o al tacto y es precisamente con el estudio como pueden ser reveladas.

Reiteró el llamado para que del 1 al 3 de abril las mujeres de 40 a 64 años de edad que nunca se han realizado la mastografía, o que su último estudio tiene dos años, acudan y se sometan a este importante examen, que a pesar de lo que se comenta no es doloroso y aunque por ser una zona sensible para algunas damas llega a resultar incómodo, el personal está plenamente capacidad para generar empatía con la paciente y efectuarla en un tiempo promedio de 10 minutos. Los resultados se conocen en un tiempo menor a 10 días.