Diputada federal por Orizaba coloca en varios cargos a familiares

Orizaba, Ver.- La diputada federal de Morena en el distrito XV de Orizaba, Dulce María Corina Villegas Guarneros continúa acomodando a sus familiares en puestos públicos. Gracias al tráfico de influencias pudo lograr que su padre, su hermana y ahora su cuñado vivan del erario.

Hace unos días se designó a Francisco Rodríguez Carrera como nuevo titular de la oficina del Registro Público de la Propiedad de la Décima Quinta Zona Registral ubicada en Orizaba.

Su nombramiento no causaría asombro sino fuera que es esposo de Mirna Laura Villegas Guarneros, hermana de la legisladora del Morena.

De acuerdo con algunos litigantes, Rodríguez Carrera obtuvo este cargo gracias al parentesco que mantiene con la diputada, pues en el ambiente laboral nunca ha figurado.

Esta situación mantiene molestos a los simpatizantes del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ya que la familia Villegas, sigue acaparando cargos dentro de la función pública.

Otro caso es el del regidor primero del Ayuntamiento de Río Blanco, Luis Isaías Villegas Caballero, quien es padre de la diputada federal.

Mirna Laura Villegas Guarneros, hija de Luis Isaías Villegas Caballero y hermana de Corina Villegas, es asesora del Regidor primero José Luis Librado Salmerón del Ayuntamiento de Camerino Z. Mendoza.

Además de los familiares de la diputada federal Corina Villegas, también existe ese tráfico de influencias en la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) con la llegada de Ángel Huerta Anzures, familiar político de Zenyazen Escobar García, secretario de la dependencia. El único mérito que tiene Ángel Huerta fue haberse casado con la prima del titular de la SEV. Pasó de ser intendente a delegado de la SEV en Orizaba.

Así también existe el caso de la regidora del Ayuntamiento de Orizaba Rocío Sosa Luna, esposa de  de Víctor Ramos, quien es subdelegado de los Programas Federales, segundo al mando de la Delegación Federal en Veracruz, encabezada por Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Todo esto va en contra de lo que ha manifestado Morena, como ocurrió el pasado 7 de enero, donde los integrantes  de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados reformaron la Ley General de Responsabilidades Administrativas, para incluir al nepotismo como falta grave de los servidores públicos; en la zona centro del estado, los casos de tráfico de influencias se siguen dando en la designación de cargos en la función pública.

La propuesta presentada por el diputado de Morena, Irineo Molina Espinoza, señala que el nepotismo es una de las formas de corrupción mediante la cual se obtienen beneficios económicos no sólo por un servidor público, sino por una familia completa, por lo que se plantea adicionar un artículo 63 Bis al Capítulo Segundo del Título Tercero de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, para establecer que “cometerá nepotismo el servidor que valiéndose de las atribuciones o facultades de su empleo, cargo o comisión, directa o indirectamente, designe, nombre o intervenga para que se contrate como personal de confianza, de estructura, de base o por honorarios en el ente público en que ejerza sus funciones, a personas con las que tenga lazos de parentesco por consanguinidad hasta el cuarto grado, de afinidad hasta el segundo grado, o vínculo de matrimonio o concubinato”.

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx