Difícil que EU retire aranceles al acero mexicano

Orizaba, Ver.- En la aplicación de aranceles por la exportación de acero de México a Estados Unidos y viceversa, el más afectado es el consumidor final, pues es el que tiene que pagar las diferencias, señaló el gerente de Talleres y Aceros, Edgar Chahín Trueba.

El empresario, dijo que a pesar de las pláticas, los industriales acereros ven difícil que en los últimos acuerdos del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) el cual sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se retiren los aranceles a las exportación del acero, debido a los intereses que tiene Estados Unidos.

“A los industriales mexicanos perjudica esta situación porque se ha dejado de exportar acero que Estados Unidos trae de otros lados, a pesar de todo, tenemos la esperanza de que retiren los aranceles, pues es algo que en nada beneficia a la mayoría de los americanos pues se ha elevado el valor de artículos como lavadoras, refrigeradores, autos y todo lo que contiene acero, está subiendo su valor”.

Explicó que la baja en las exportaciones ha generado que una parte del acero mexicano se quede en el mercado nacional afectando las márgenes, generando pérdidas económicas.

Agregó que en la contraparte México importa de Estados Unidos más acero del que exporta, aunque se trata de un material diferente, pues desde el país  se envían largos, varilla, alambrón y algunos perfilados y Estados Unidos exporta a México lámina para fabricar autos.

“El efecto no es bueno tampoco para el consumidor, aunque el país gana más por vía de impuestos, ganan más los dueños de las empresas porque subieron de valor los productos, ganan más las empresas porque que tiene más utilidades, pero el público está pagando todo eso de que hayan subido los costos de los automóviles y nos caen encima el doble pero si hay un aumento porque el acero es una parte importante del auto, aunque en México todavía no se notan las repercusiones”.

 

Don`t copy text!