Deslaves y cierre de rutas dejan pérdidas a transportistas