PrincipalRegional

Amplían negociación sindicato y ayuntamiento de Orizaba

Orizaba, Ver.-  Tras la prórroga concedida por el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA), la huelga emplazada al Ayuntamiento de Orizaba por parte del Sindicato de Empleados al Servicio del Municipio de Orizaba (Stesmo), para este 1 de febrero no se llevara a cabo.

Este miércoles los representantes del Ayuntamiento y del Stesmo, sostuvieron una reunión en la Sala Independencia del Palacio Municipal, en donde el alcalde Igor Rojí López, externo la propuesta de incremento salarial a los integrantes de este sindicato.

La secretaria general del Stesmo, Mónica Guzmán Villegas recordó que el sindicato pide un 12 por ciento de aumento salarial y prestaciones, pero la autoridad municipal ofrece sólo un dos por ciento, por lo que tras un “estira y afloja”, ambas partes solicitaron ampliación del término para llegar a un buen acuerdo que evite el estallamiento de huelga.

“Se descarta el estallamiento a huelga debido a que se amplió 15 días más la negociación, hay buena disposición por parte del Ayuntamiento, y posiblemente mañana ya se llegue a un acuerdo. Ya hablamos una propuesta mejor, estamos en negociaciones, no hay nada concreto, esperamos resolver mañana, hay varias propuestas y vamos a analizarlas con nuestros compañeros el día de hoy, y ya mañana le diremos”, expresó la dirigente sindical.

Por su parte el alcalde Igor Rojí, señaló que el ayuntamiento que las pláticas para llegar a un acuerdo están muy avanzadas. “Estamos a nada prácticamente, a nada de discusión, depende de la autorización que ellos tienen que solicitar a su sindicato en la asamblea básicamente; estamos platicando en buenos términos, tenemos ampliado el plazo ya no está el emplazamiento a huelga, ni hoy ni mañana, tenemos hasta el 15 de febrero con las pláticas”.

Agregó que el ayuntamiento de Orizaba es de los que mejores pagan sin embargo un aumento por arriba del 4 por ciento, lesionaría las finanzas municipales, afectando principalmente en muchos proyectos por delante que tiene la actual administración, además de que independiente de la fecha de acuerdo el aumento sería retroactivo al 1 de febrero presente año.

“Orizaba se ha preocupado por cumplir con todas las condiciones del contrato laboral con los empleados municipales nunca se ha hecho un retraso en el pago de su nómina, nunca se han quitado el aguinaldo siempre se les ha cumplido de una manera seria todos los servicios que se les ofrecen, y eso lo tienen que valorar”.

Cabe señalar que el año pasado (2018) el incremento salarial fue del 2 por ciento directo a prestaciones y salario; mientras que la remuneración más baja que tiene un empleado sindicalizado es de 4 mil 800 pesos mensuales y la más alta rondan en los 15 mil pesos.

EL PRESIDENTE EN CARRETERAS

ANTERIOR

Irresponsable convertir ex convento de San José en salón de fiesta: INAH

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Principal