Festival Tajín, de fiesta

En la segunda quincena de marzo, es decir, en poco más de un mes y medio, iniciará en el municipio de Papantla el Festival Tajín 2019 y el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez tiene un enorme reto, no sólo porque será la primera de su sexenio –suponiendo que lo concluya- sino porque dicha fiesta turística en el corazón del Totonacapan, cumple 20 años de haber sido instituida en 1999 por el entonces gobernador, Miguel Alemán Velazco.

Fiel a las enseñanzas de su padre el ex presidente de la República, Miguel Alemán Valdés, el ex gobernador de Veracruz, con el apoyo de Gastón Melo Medina, uno de sus hombres más cercanos y de Salomón Bazbaz Lapidus emprendieron la aventura de crear un espectáculos de alcance nacional e internacional, que proyectara nuestra zona arqueológica de El Tajín, el ritual de los voladores de Papantla (hoy considerados patrimonio intangible de la humanidad) la cultura totonaca, su gastronomía, así como las bellezas naturales de municipios como Martínez de la Torre, San Rafael, Nautla, Tecolutla, Gutiérrez Zamora, Papantla, Cazones, Poza Rica y Tuxpan.

Hace un par de días, con la ausencia de la secretaria de turismo en el estado, quien está de comisión por España, el comité organizador se reunió en el parque temático Takilhsukut e hicieron anuncios importantes como el hecho de que este año el costo del acceso por persona será de $200 pesos, aunque no se precisó si sólo incluye la entrada a dicho recinto o también a los conciertos.

También se informó que el próximo 7 de febrero, en la Ciudad de México, se presentará oficialmente el programa cultural y artístico para la emisión número XX del Festival Tajín, que a mi juicio, después del Carnaval de Veracruz y de las fiestas de La Candelaria en Tlacotalpan, es la tercera celebración masiva en importancia.

Un par de semanas antes de rendir protesta como gobernador del estado, Cuitláhuac García dijo que este año cambiaría el formato del festival, pues en el parque temático sólo se realizarían eventos culturales, mientras que los conciertos de artistas nacionales y extranjeros se realizarían en la zona de Costa Esmeralda. Como se recordará, las reacciones en contra de su propuesta por parte de los empresarios de la región de Papantla y Poza Rica no se hicieron esperar.

Ese es precisamente un claroscuro del que nadie ha dicho ni media palabra, unos dicen que sí, otros que no y otros tantos como la “chimoltrufia” como dicen una cosa dicen otra, pero en próximos días seguramente se despejarán las dudas.

Cabe recordar que los festivales organizados durante el bienio de Miguel Ángel Yunes Linares fueron bastante austeros, sin mucha promoción, con ausencia de muchos medios de comunicación internacionales y nacionales que no vinieron a la fiesta de los totonacos porque el gobierno de Veracruz no les brindó ningún tipo de apoyo, es decir, ni hospedaje, ni comida, ni transporte.

El jefe del Ejecutivo en turno, me aseguró en una entrevista que no escatimará presupuesto para la organización, pero con aquello de tanta austeridad que pregonan los gobiernos morenistas, en realidad ya tengo enormes dudas.

Dije al inicio que es un gran reto para el gobierno estatal, porque no se trata sólo de organizar el evento, sino también de invertirle muchos millones al tema de la seguridad en el norte, a la restauración -casi reconstrucción- de carreteras y a la promoción en medios estatales, nacionales e internacionales, a menos que quieran seguir la escuela de Yunes Linares y su tristemente célebre coordinador de Comunicación Social, Elías Assad Danini de transmitir todo con su celular a través de Facebook Live y Periscope. El diccionario no miente, existe una enorme diferencia entre ser austero y ser miserable, conste. Comentarios y sugerencias a rvalerdeg@gmail.com

 

 

Pollos Rostizados
error: www.sucesosdeveracruz.com.mx