Usted Dirá...

Asepsia en Morena y en Gabinete: Encinas

Para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo, reza el viejo y conocido refrán popular. Y por ese motivo cobran singular valor las declaraciones fuertes, críticas, pero sobre todo valientes, de Enrique Encinas Rodríguez, aspirante a la dirigencia del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en el estado de Veracruz, quien además es hermano del actual subsecretario federal de Derechos Humanos, Alejandro, de los mismos apellidos y también ex jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal por el PRD.

Ernesto Encinas participó este jueves en una mesa de debate de la radiodifusora 96.5 Más Latina, por invitación de Jorge Luis Malpica Ortiz, titular del segmento de noticias y allí lamentó que a los morenistas autocríticos no los toleren y los señalen como disidentes.

Su actividad principal es como empresario, miembro fundador de Morena y aspirante a la dirigencia estatal de su partido, pero uno de los más férreos inconformes con el proceso viciado, amañado y “antidemocrático” de su partido, mismo que ha emitido una convocatoria para el proceso interno en la cual se establece una votación por consejeros, que a lo sumo son 356 y que obviamente serán impuestos por los “dueños” de la institución, cuando hay muchos hombres y mujeres con credencial de militantes y, por consiguiente, con derecho a votar para elegir a su líder.

Coherente, firme, convencido, claro en sus afirmaciones, sin pelos en la lengua, Encinas Rodríguez asegura que “Morena no ganó la gubernatura de Veracruz” y puntualiza que todo mundo sabe que el triunfo como Presidente de la República y en varias entidades del país fue de Andrés Manuel López Obrador.

En la misma mesa de debate, además de varios analistas políticos, estuvo como invitado Marlon Ramírez Marín, actual presidente del Comité Directivo Estatal del PRI. ¿Cómo lograr ahora la democratización de un movimiento o de un partido que gira entorno de un caudillo o de un sólo hombre?, se le cuestionó.

“Es una gran pregunta”, aseveró, pero divagó en su respuesta, aunque insistió en que por ello es importante que a nivel nacional y en Veracruz, la elección de los nuevos dirigentes sea por votación abierta y no por delegados, “si la elección no es abierta va a ser muy difícil competir pues ellos (porque) son los dueños de los consejeros, ellos los nombraron. Lo que pretendemos como cualquier ciudadano y cualquier miembro de Morena es que nos permitan participar”, remarcó.

Casualidad o coincidencia, pero también la mañana de este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el marco de su conferencia matutina puso los puntos sobre las ies y afirmó que en México se acabaron los tiempos del líder moral, el primer militante y el caudillo que dirigía al partido en el poder. Ante una tácita “sana distancia” que abrió con Morena, llamó a los huestes a evitar los fraudes, el acarreo y el reparto de despensas para dejar que los militantes y los ciudadanos decidan en libertad.

Siempre empecinado, este jueves el jefe del Ejecutivo federal rompió esquemas y sorprendió a propios y a extraños al subrayar que dejará de criticar a las administraciones anteriores: “Ya no es para estar diagnosticando, ya sabemos, hay grandes, graves problemas nacionales y los tenemos que enfrentar”, afirmó.

En esa misma directriz, Enrique Encinas Rodríguez dijo que en el Gabinete estatal y en las oficinas públicas hay muchas personas que son desleales al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, a quien “le impusieron” colaboradores y “no lo dejan gobernar”, pero ya es tiempo de dar un giro y hacer los cambios necesarios, sacar de las dependencias a todos los que no están funcionando, “ya pasó el tiempo suficiente para que aprendieran y los que no aprendieron ya no van a aprender jamás”, aseguró.

Aceptó que existen legisladores y funcionarios de gobierno de Morena que no saben ni en dónde están parados y es la hora de relevarlos. Es decir, llama a una asepsia en su partido y en el gobierno local, a eliminar gérmenes que puedan provocar una severa infección.

Puufff, vaya declaraciones, que conste, no lo dijo el ahora opositor Marlon Ramirez Marín, no señoras y señores, lo señala un miembro activo de Morena, hermano de un alto funcionario federal, cercano al presidente y aunque  es un secreto a voces, nadie se atrevía a decirlo con todas sus letras.

Arremetió también muy fuerte contra el ex dirigente estatal del partido y actual “super” delegado federal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, a quien acusó de hacerle “honor a su apellido”, pues no dejó ni siquiera un padrón actualizado y por lo tanto no se sabe, cuántos, ni quiénes son los militantes a lo largo y ancho de la entidad. ¡Sooopas perico!, quiero ver quién es el valiente que sale a desmentirlo, eso sí, con los pelos de la burra parda en la mano o será como un suicidio político. Conste.

*“CASERA” LA DESACELERACIÓN

Anterior

DE CUANDO MIGUEL “CHIQUITO” LLEVA A SU PELELE A REGISTRARSE

Siguiente

Te puede interesar