Parlamento Veracruz

Congreso y pandemia

Hace unos días tuve el placer de recibir en el Grupo Legislativo de Morena a la diputada Florencia Martínez Rivera, quien se unió a nuestras filas. Con la sana distancia física de por medio, fue recibida con una todavía más sana cercanía ideológica, de actitud, de compromiso con la gente y de vocación de servicio.

Florencia Martínez llegó a sumarse a otras 27 compañeras y compañeros plenamente alineados al proyecto político de la Cuarta Transformación del país y de Veracruz. Mujer de convicciones para ubicar en el centro de sus esfuerzos al pueblo de Veracruz, Florencia llegó al lugar adecuado para ella.
Lo dije en una entrega anterior: las pandemias revelan el auténtico temple de las personas. Las y los servidores públicos no son la excepción y también ellas y ellos, en momentos de contingencia, demuestran de qué están hechos.

Morena ya lo demostró. Orgulloso de ser su compañero, en las últimas semanas he sido testigo de una bancada entregada por completo a la solidaridad con nuestro sistema de salud y con la población más vulnerable con la pandemia.

Ya sea en nuestros distritos o trabajando –con todas las precauciones sanitarias- en nuestras oficinas del Congreso para evitar que se rezaguen los pendientes, este Grupo Legislativo ha honrado su palabra de ser un acompañante eficaz del Gobierno Federal y del Gobierno del Estado con los que compartimos origen ideológico.

Visitando hospitales, supervisando la entrega de vehículos sanitarios que habíamos gestionado, puedo decir que las y los diputados de Morena no hemos tenido descanso.

Con donaciones de nuestros salarios, hemos podido apoyar al sector salud en la compra de insumos que serán fundamentales para lo más acalorado de la batalla que viene con el coronavirus en las próximas semanas, decisivas para que el conteo de defunciones sea el menor posible.
De hecho, esas cesiones de salario y las de algunos empleados del Congreso –que sin ser legisladores se sumaron generosamente a la donación- permitirán la compra de 40 camas de hospital.

Así, mientras que el país es convocado las Jornadas Nacionales de Sana Distancia, el Congreso de Veracruz no se detiene. Habría sido irresponsable escudarse en la sana distancia para marcharse de forma indolente a casa.
Por lo pronto, la Constitución de Veracruz nos señala que el 2 de mayo debemos iniciar el Segundo Periodo Ordinario de Sesiones de nuestro Segundo Año de Ejercicio. Como ocurrió en las últimas sesiones, es seguro que ésta también será a puerta cerrada, para no exponer al público asistente en el área de invitados, aunque la transmitiremos por los canales electrónicos acostumbrados.

Con pandemia, la vida en el Congreso de Veracruz tiene que seguir.

Entrega diputado Pozos Castro equipo médico al Hospital Regional de Tuxpan

ANTERIOR

Mayor responsabilidad y compromiso de ayuntamientos, pide Gómez Cazarín

SIGUIENTE

Te puede interesar