Muelle 1

Va de nuez

A mi querido hermano José, de nueva cuenta

Luego de expresar los mejores y francos deseos a los familiares que siempre te quieren e incluso a otros que ni se oyen ni se ven –diría un innombrable-;  a los amigos que ni se alejan ni se olvidan;  al México en el que se nace y se añora que sea otro, inicia este 2021.

El deseo y el propósito es que sea un año de mejores resultados en todos los órdenes y menos dificultades en lo público y social, que en lo personal ya verá cada quién cómo se las va sorteando.

En su mensaje de año nuevo, de optimismo pleno cual debe, el presidente López Obrador centró su discurso en las dos variables que determinarán el nuevo periodo temporal que ya corre sino y sin afán adivinador, su sexenio: pandemia y recesión económica.

Nada desconocido, dirán muchos.

Otro tanto, acomodados en la inercia viven la esperanza de consolidar la cuarta transformación, como sea, en el lapso que ya corre.

“Se acabó con la corrupción en 2019, la economía se mantuvo estable y  hubo desarrollo”.

Pendiente la inseguridad, la cual, afirmó, se va a “apaciguar”, nos dijo.

Lo de la corrupción ojalá sea como lo dice porque la terca realidad anda en otra frecuencia distinta, aunque no está de mas no sólo creerlo sino actuar, porque en algo se avanza en ese largo, muy largo camino que falta. Ejemplos, sobran.

Lo de la economía, sí, estable, sin crecimiento pero estable, tampoco es su culpa, hay estudios, estadísticas y empresarios caídos y  desempleados que lo pueden corroborar.

Desarrollo, sí: avanzan los proyectos centrales del gobierno en materia de infraestructura, responsabilidad mayúscula por decir lo menos: nuevo aeropuerto, refinería de Dos Bocas; Tren Maya, eje del Istmo de Tehuantepec, los principales.

De inseguridad, pues qué se puede argüir.

Otros deseos: que este año electoral cesen las confrontaciones con periodistas, comunicadores, medios de comunicación; que se logren acuerdos con la iniciativa privada en todos los ámbitos porque urge generar empleo y acelerar el desarrollo, pues sólo en infraestructura hay trabajo de sobra.

Cuánta falta hace, pues, una República más integrada, mirar hacia adentro y aprovechar las ventajas que ofrece el mundo global, si no es mucho aspirar.

Atraques:

  1. La llegada masiva de vacunas contra el Covid es un primer paso fundamental en este padecimiento que afecta a propios y extraños, con tremendo impacto social.
  2. En Tabasco urge ahora sí entrarle al plan hídrico, reforestar, desazolvar ríos, lagos y lagunas, ordenar el crecimiento urbano de los 17 municipios, lo cual toca a autoridades centrales, estatales y municipales.

Decaen exportaciones de cítricos a Estados Unidos: César Cortés Bello

ANTERIOR

Frente al reto electoral

SIGUIENTE

TE PUEDE INTERESAR

MAS EN Muelle 1