Muelle 1

De entrada y de salida

Si a las personas, a la sociedad y a los gobiernos el tiempo suele dar sorpresas de todo orden –a veces inesperadas, positivas, negativas, o de quien menos se  supone- ahora, inmersos en las de salud y colapso económico,  en tanto  pasen a los grandes estantes de la inolvidable historia, se espera que dejen una vasta  e irremediable experiencia en beneficio de todos.

Con esto del Covid 19 y las severas secuelas que está dejando en el mundo,  aparejadas a una tremenda recesión que dejará en caída libre a personas grupos y gobiernos en situación tal de vulnerabilidad, muchos aseguran que cambios inevitables los habrá.

A saber si las personas, en cuanto ambas tormentas  amainen, simplemente seguirán las inercias culturales y de individualismo del que pocos pueden salir, a veces hasta en el ámbito familiar, o hay un cambio de fondo

Los gobiernos, todos, no están exentos de tantas tribulaciones, al grado que la popularidad de la mayoría requiere, en términos de salud, intubaciones con oxígeno puro y mucho alcohol, del 96.

Eso lo experimenta ahora desde el hombre del copete dorado y cara ultravioleta, hasta el inocuo Bolsonaro Messias –así se apellida- quien dijo que frente a la pandemia y frente a su pueblo, es salvador, sin hacer milagros.

En el caso de México, López Obrador, con tantos seguidores, adversarios y hasta enemigos, no ve la suya de salto en salto.

Sin entrar en más detalles de su asunción mayoritaria y democrática al poder –los ex en la presidencia vaya que conocen el asunto- el mandatario sabía y sabe que cualquier cajón gubernamental o de la gran parte de la clase política y partidista que abra,  hay irremediablemente situaciones extraordinarias en materia de infracciones al estado de derecho, como ahora el escándalo de los respiradores importados por el hijo del tabasqueño poblano y director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlet Díaz, a precios de locura.

Así López Obrador, de personalidad obstinada, hace a veces caso y a veces salta el huracán que nadie detiene.

Cualquier puede preguntarse si en medio de esta situación crítica mundial –incluida globalización, liberalismo, estatismo- el mandatario tiene o no razón  de poner el escenario el caso de 15 empresas –nacionales y externas- que en conjunto le adeudan al fisco la irrisible cantidad de 50 mil millones de pesos.

Una sola empresa, Walmart dicen unos, anda bailando con diez mil millones de pesos, lo que verdaderamente cae como bomba en un país con urgentes necesidades.

Luego pone sobre la mesa diferencias abismales contra empresarios a los que califica de conservadores, quizá no porque esté en contra del libre mercado como lo permiten las leyes constitucionales y secundarias, sino porque quiere dejar claro que el estado es él y que sobre la política no lleva mano la economía.

Luego se lanza contra medios y comunicadores diversos, con o sin razón, sin demostrar tampoco nada, hacer más permisible y riesgoso el papel que juegan, aun los de redes sociales.

De ahí tantos desencuentros.

En esas anda cuando la sociedad mexicana, pobres, medios y hasta unos que otros ricos, no ven la suya en lo que están viviendo con el riesgo de desmoronarse muchas de las bases del estado mexicano.

Ya, inmersos  y fuera,  lo veremos. Si acaso sí sugerir que unión sectorial, es más que urgente.

Atraques

  1. Ricardo Ahued Bardahuil no pudo, por múltiples circunstancias, sanear las 49 Aduanas que hay en el territorio, unas de enorme calado como las fronterizas con Estados Unidos-y las de los puertos todos, por donde entran y salen tantas mercancías lícitas y otras no tanto. Quizá el senador, evidentemente con marcadas diferencias dentro del gabinete y también a las mafias de todo tipo con las que se enfrenta, dijo ahí nos vemos.
  2. En esta pandemia hay cierre de juzgados federales y estatales todos, desde la Suprema Corte hasta los Tribunales de Baja California a Yucatán, salvo en la atención de asuntos penales. Sin embargo los tribunales virtuales, que son la gran opción para no detener la marcha de la atribulada justicia mexicana, están en plena cuarentena también.

Sin conocimientos Maryjose Gamboa pide concentrar a enfermos de COVID-19 en Xalapa

ANTERIOR

60 muertes y 672 positivos en Veracruz confirma Salud

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Muelle 1