Muelle 1

Aceite de ricino

A Hilda Duayhe, mi querida prima

Las decisiones y declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre los gobiernos federales, estatales e incluso municipales que le antecedieron, a quienes, los pone, por lo general, debajo de la raya de la ineficiencia y de la corrupción con o sin certeza, sin aportar pruebas aun, que han caído como bomba a los actores señalados.

De pilón descarta a quienes le precedieron en el máximo cargo del poder, desde los revolucionarios y neoliberales priistas y panistas, sin excepción alguna, enjuiciarlos, como dice, no volver hacia atrás sino mirar hacia adelante.

Si vemos un poco de historia ni Díaz Ordaz soportaba a Adolfo López Mateos ni a Echeverría; ni éste a López Portillo; ni éste a Echeverría y a Dela Madrid: ni éste a López Portillo y a su sucesor Salinas; ni éste a Zedillo ni éste a Salinas; ni Fox a Calderón y viceversa; ni éstos a Peña; y López Obrador a la mayoría de los mencionados vivos y muertos.

Llama la atención la cordialidad en el cambio de gobierno entre Peña y López Obrador. Fue político y legal. En adelante los señalamientos de López Obrador a Peña han sido los menos severos, de despilfarros, simulaciones y corrupción al tope, lo cual, se insiste le ha de caer como bomba incluido aceite de ricino, al primero.

Más sin embargo López Obrador no ha tomado ni una acción ante posibles evidencias de corruptelas de todo tipo desde las sombras en los que hay inmiscuidos no sólo los mandatarios; también ha arremetido contra otros poderes, el judicial, secretarios, subsecretarios, directores, organismos autónomos hasta la escala del aparato burocrático y de ahí hasta empresarios, universidades, sectores sociales de diversa índole como es el caso de las guarderías infantiles.

Por lo que se aprecia la perspectiva gubernamental e ideológica es empezar a construir desde los cimientos, pues es evidente que una nación con tantas contradicciones de orden social le urgía poner orden y de ser posible orientarse a la paz y al desarrollo económico que tanta falta hace.

Por lo que se aprecia el estilo, las decisiones fuertes que se han tomado, han tocado inercias e intereses muy arraigados en la sociedad mexicana, son parte de los cambios que se avecinan. Y lo que falta. Lo único sí, que se espera, es eficiencia y derecho aplicado.

Atraques:

  1. El corredor del Golfo de México requiere muchas acciones contra la delincuencia organizada y campañas preventivas a la común. Y sobre todo desde Tabasco, Veracruz y Tamaulipas.
  2. También urge la atención a temas ambientales. No se ven acciones precisas en contra de la enorme contaminación agrícola e industrial en este corredor ni campañas de descontaminación de ríos y lagunas.

Herencia de mediocridad

ANTERIOR

Tema candente para AMLO la violencia contra las mujeres

SIGUIENTE

Te puede interesar


MÁS EN Muelle 1