Línea Caliente

…y cuando el Peje dijo “¡Hágase la luz!”, llegó Bartlet

Seis días tardó Dios en crear el universo (Génesis 1:1-2:3), al Peje, sin embargo, le ha costado un poquito más, 18 meses, porque hubo que rehacer todo.

Según la narración de “La Creación del Génesis”, Dios creó el cielo y la tierra, la vida vegetal, animal y la del hombre, Adán, a quien quita una costilla para crear a la mujer, Eva, a quienes lleva al Jardín del Edén.

En México, sin embargo, las cosas no han sido iguales ya que el “Edén” lo ocuparon los “fifis”, los conservadores, los políticos enriquecidos de manera ilícita y los que no compran en los changarros, sino en la “Comer”.

Según la 4T, para el Señor de los Cielos, no Amado Carrillo el del Cártel, sino Andrés Manuel López Obrador, todo fue más sencillo ya que él empezó de cero, pero ya con la tierra hecha un desmadre y México bajo el mando de la “Mafia del Poder”, pues, la neta, es que ha costado un poquito más de trabajo.

Y es que reconstruir es más difícil que construir, según la sabiduría pejista.

Pero todo finalmente ha sido posible con abrazos y besos; con un par de zapatitos, un pantaloncito y un auto de uso -como los que hay en Cuba- para que alcance para todos.

Desde luego que la generosidad de las “Tablas del Peje” -que no las del Moisés- no tiene límites, ya que a esa aparente austeridad se ve colmada con unos frijolitos con arroz ¿Tortillitas de mano también y uno que otro tamalito? ¡Bueno, eso de los tamalitos eso aún no se sabe!, pero sí que toda esa abundancia alcanzará para todos porque “¡Primero los pobres!”.

Y ya encarrerado el gato, para los enemigos de México que se apropiaron de las playas “¡Fuchi caca!”.

De volada mandaron a llamar a la Secretaria de Turismo de Veracruz, Xóchitl Arbesú para que instalara unas playas -que provisionales ni que nada- en Poza Rica y Papantla y… ¡A gozar mi negro!

Las pandemias, el azote de la humanidad.

Con la 4T ¡Para nada! Eso no existe. Nomás no sucede ya que “no robar, no mentir y no traicionar ayudan mucho a que no dé coronavirus” (versículo 8:29 de las ocurrencias del Peje).

Un molito de Puebla, como esos que recomienda Barbosa, un caldito de pollo con harto chile o gotitas de “namomoléculas”, de las que se pone la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y ¿Cuál es el purrum?

En realidad, la 4T es una bendición.

Hace magia. Hace que veamos “honestos” a los corruptos, “benditos” a los inútiles y capaces a los lerdos.

Ese milagro nos consta en Veracruz en donde 8 millones 200 mil habitantes de ser ciegos recuperamos la vista para ver el jardín del Edén Jarocho sin malosos, nuestras mujeres bien cuidadas e invioladas, con tantos empleos que ya ni dan ganas de trabajar y en donde todos los periodistas portamos chalecos antibalas.

¡Qué maravilla!

Así, relata el Génesis Tolteca, desde el primer día de la creación del mundo de la 4T, se dispuso la descentralización de todas las dependencias del gobierno hacia el interior del país y mover a 1.7 millones de burócratas…

No pudo, pero ¿qué tal nos apantalló?

Así, cuando dice “¡Me canso ganso!” o que “El pueblo se cansa de tanta pinche transa” y que anda muy bien de bateo “porque macaneo muy bien”, es porque habrá sorpresas, nuevas ocurrencias.

Gracias a ello, perdonó a Salinas y Peña, dejó libre a Ovidio, hijo del Chapo Guzmán y entregó cuantiosas inversiones a Slim y Ricardo Salinas Pliego.

El, don Peje, siempre responde a “lo que diga mi dedito” porque es quien manda y no es florero.

En realidad, él es todo. Es el que regala dinero a los “Ninis” para que se sientan como los querubines del cielo y voten por Morena.

El Dios Peje ha sido tan asertivo que en otra ocasión adelantó que “si el presidente es honesto, los gobernadores serían honestos… y los alcaldes igual”, cosa que tampoco ha sucedido, pero ello se debió a que llegaron tarde a esa reunión.

Parte de sus Tablas, no de Moisés, sino los tablones y mezcla del Peje, son ahora la solución a la vivienda, porque ha de saber que ahora usted puede construir su casa sin necesidad de planos, arquitectos e ingenieros, un coladito, las chelas pa´los macuarros y ya estufas.

Dar amnistía a los narcotraficantes si las víctimas están de acuerdo, es otro de los mandamientos que no han podido cumplirse ya que las “victimas” que pasan de los 50 mil en 18 meses, no quieren hablar porque están bien pelados, pero la idea sigue siendo buena.

Hay que reconocer que algunas cositas de don Peje las ha imitado de Trump como los memorándums para echar abajo la reforma educativa de Peña Nieto o para dispensar los concursos para la obra pública, preferencias para el “compadre” de la Nahle, o compra de medicinas, respiradores para el hijo de Bartlet, pero eso es pecata minuta.

Lo importante, tal como lo dijo en Alvarado, es que “estoy esperando el oro de Moscú” para dárselo al pueblo bueno… ¡Bien por Manuelovhci!

México es el nuevo mundo donde hay que darse abrazos no balazos; es en donde el que manda, siempre tiene “otros datos” y ha prometido que un día acabará con “la mafia del poder” y la prensa “fifi”.

Ahí está ¡Pueblo Bueno! el creador del nuevo México, el del “¡Cállate chachalaca!”, el “No soy monedita de oro” y quien aparenta más años pero “lo que pasa es que estoy aflojado en terracería”.

Es aquel a quien no gusta este tipo de escritos porque son parte de un “complot”, ¡Ni modo!

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Ejecutado a balazos en Huatusco; le dejan mensaje

ANTERIOR

Un mercenario suizo en la guerra de Intervención Charles Edouard Eugène Stoecklin

SIGUIENTE

Te puede interesar