Línea Caliente

Veracruz, la corrupción no para. SIOP bajo sospecha

¡La danza de los mil millones de un gobierno ambicioso de poder y dinero!
Los defensores del impreparado gobernante Cuitláhuac García, dicen que los colaboradores que distraen el dinero público en abierto como son los casos del DIF, Seguridad Pública y Salud, es porque se han ido por la libre, es decir, sin pedir permiso para robar.
Hay, sin embargo quienes aseguran que los moches como los que presuntamente recibe el primo hermano incómodo, Eleazar Guerrero, desde la secretaría de Finanzas o los de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública, SIOP, al mando de Elio Hernández Gutiérrez, joven funcionario aficionado al alcohol según denuncia pública, están etiquetados con porcentajes para el vencedor.
Como fuera.
Es dinero público que al ser manejado de manera irregular ha dado lugar no solo a la reprobación y denuncia ciudadana como es el caso de la SIOP hoy en el ojo del huracán.
Se señala a la dependencia de adjudicar el 70 por ciento de las asignaciones de obra pública de manera directa con moches hasta del 40%, así como cargar un subejercicio presupuestal hasta del 50 por ciento y ¡el colmo! otorgar asignaciones de contratos millonarios por obras que simplemente no existen.
En días pasados el presidente de la Asociación de Constructores del Estado de Veracruz (ACEVAC), Rafael Núñez Landa, pidió que la Fiscalía de Delitos cometidos por Servidores Públicos, la Contraloría General del Estado y el ORFIS, investiguen la asignación de un contrato de más 35 millones de pesos para la construcción con concreto hidráulico del acceso al puerto de Coatzacoalcos, por la carretera Villahermosa.
Lo anterior, debido al atraso en la obra que tuvo que ser entregada en diciembre pasado, el desplazamiento de las empresas locales que participaron en la licitación y la sospechosa renuncia del subsecretario de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), José Luis Lee Requena.
Lee Requena habría recibido órdenes del titular de la SIOP, Elio Hernández Gutiérrez, para otorgar el contrato a una empresa foránea por órdenes del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, pese a la falta de experiencia, calidad y otras inconsistencias.
Sin embargo, el propio Cuitláhuac García habría desconocido tal instrucción lo cual dio lugar al cese fulminante de Lee Requena.
¿Qué pasó?
No se puede remover en lo oscurito a un subsecretario sin que a final de cuentas salga la pus de la transa o, como el caso que nos ocupa, de los más de 2 mil millones de pesos de presupuesto que recibió en 2019, la SIOP solo haya ejercido el 50 por ciento, según reconoció el propio titular.
El funcionario reveló que fueron mil millones de pesos ejercidos en 2019, pero el resto “lo podremos ejercer hasta marzo de 2020”, lo cual suena ilógico ya que si en los 12 meses de 2019 no pudieron gastarse mil millones en obra pública legal y bien concursada por qué habrían de hacer maravillas por mil millones en estos 90 días en 2020 que están por concluir.
Hernández sostiene que “los recursos –mil millones fueron comprometidos desde diciembre de 2019, por lo que aseguró no se puede llamar subejercicio presupuestal”.
Tal vez tenga razón en que no hay subejercicio, pero es indiscutible su escandalosa incapacidad para manejar la segunda más importante dependencia del gobierno, la responsable ni más ni menos de llevar el desarrollo para Veracruz.
Y tal vez tenga razón el gobernador Cuitláhuac García, en calificar de “estrella” a Elio, “que no se dejó corromper” luego de relatar que una persona se le acercó y le entregó un regalo “era un obsequio muy caro y de inmediato me comunicó, no lo voy a aceptar”, explicó, pero no ejercer mil millones de pesos ¿es corrupción, incapacidad o indolencia?
¿Su ineptitud lo hace “estrella” del gabinete de Cuitláhuac García a pesar de la tan sospechosa como intempestiva renuncia del subsecretario que preferenció una obra pública como la de Coatzacoalcos?
¿Todo ello no le quita lustre a la “estrella”?
Ya en otro momento una denuncia periodística daba cuenta de un presunto regalo al jefazo de SIOP (una camioneta Mazda CX-3. Modelo 2020, color azul cuyo precio de venta alcanza los 408 pesos) y en el vacío quedó la denuncia de los patrones organizados en abierto reclamo contra la corrupción del gobierno.
“En la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) piden “moches” a cambio de contratos de obra, según reveló el 17 de mayo de 2019 el delegado de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gabriel Rivera Cerdán.
No cabe el autoelogio del gobierno del estado de que en su equipo no hay ladrones, ni que tienen un equipo “estrella” ya que en los hechos muestran lo contrario.
Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Panadero se suicida en su casa de Mariano Escobedo

ANTERIOR

Padres de familia respaldan movimiento “Un Día sin Mujeres”: Solís Bravo

SIGUIENTE

Te puede interesar