Hora Libre

Secretarios de Seguridad y Turismo, en la mira pública

Gracias a sus desaseadas gestiones en sus áreas de competencia, uno por ocultar inicialmente el homicidio de dos civiles en un operativo policiaco en una comunidad serrana del municipio de Atzalan, y la otra, por mantener a la deriva la justa retribución de quienes realmente hicieron posible el festival Cumbre Tajín 2019, los secretarios de Seguridad Pública y de Turismo se encuentran en el ojo público.

Apoyados por su jefe, la verdad es que ambos han puesto en cuestionamiento el discurso de la justicia social y la seguridad de los veracruzanos.

El sábado pasado, el titular de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, sembró de piedras el camino del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien ha sido reconocido por el presidente Andrés Manuel López Obrador de mostrar un legítimo interés en cuestiones de seguridad pública, al enterarlo erróneamente de lo ocurrido en Tepetzintla, donde una niña y su abuelo fueron asesinados por elementos policiacos.

Por su parte, la titular de Turismo, Xóchitl Arbesú Lago, es la hora que no resuelve las cuentas de la Cumbre Tajín 2019, que adeuda una millonaria cifra a decenas de trabajadores del arte y promotores culturales que diseñaron ese festival, y ahora se deslinda de responsabilidad cuando es su área la responsable de ello. Y ocurre todo ello a dos meses de que celebre una paupérrima versión 2020.

Gutiérrez, en salmuera

Además de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), que ha abierto un proceso de investigación por la posible violación de derechos humanos en el caso Atzalan, donde perdió la vida una menor de edad y un sexagenario, el titular de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, informó este martes que el caso de abuso de autoridad y homicidio también será investigado por la Fiscalía General, aunque esta última se llevará más de los entre 3 y 6 meses que calcula la CEDH, en realidad, toda la eternidad.

Namiko Matzumoto Benítez dijo que la CEDH pedirá un informe a la Secretaría de Seguridad Pública para conocer por qué se dio la intrusión de policías en un domicilio particular y dijo que desde este lunes personal de la CEDH se trasladó a la comunidad de Tepetzintla, municipio de Atzalan, para recabar el testimonio de los pobladores.

La investigación 33/2020 se inició por oficio, y aún y cuando la familia se niegue a ratificarla, se dará seguimiento al presunto ataque y muerte de dos personas de la comunidad.

Reconoció que es común que la versión oficial y la de los pobladores no coincidan. Hay que recordar que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo que el deceso de los pobladores se dio a consecuencia del enfrentamiento entre presuntos delincuentes y policías, mientras que la familia ha señalado que los policías entraron y saquearon la vivienda durante la madrugada del 9 de enero, provocando la muerte de Magdalena de 11 años y su abuelo Berllamino de 63 años.

Tras la presión mediática y de la familia de las víctimas, el secretario de Seguridad Pública Hugo Gutiérrez Maldonado informó que colaboran con la Fiscalía General del Estado para brindar mayor información sobre lo sucedido en el operativo en Atzalan.

Añadió que la Dirección General de Asuntos Internos investiga que no hubiera habido “un exceso de legítima defensa”, porque la SSP “no va a solapar alguna mala actuación en los protocolos de los elementos”. Por lo pronto han sido remitidos los elementos que participaron en el operativo para que el Ministerio Público realice las indagaciones correspondientes.

Xóchitl Arbesú, ¿dónde quedó la bolita?

En lugar de esclarecer el tema y dar certidumbre a quienes hicieron posible el festival Cumbre Tajín 2019, que no han recibido sus pagos (en la misma circunstancia que cientos de artistas que han participado en festivales en la CDMX), la tristemente célebre Xóchitl Arbesú ha salido con que la Secretaría de Turismo, que en mala hora Cuitláhuac le encargó, se deslinda del adeudo.

Son 4.3 millones de pesos que le deben a un centenar de colaboradores de la Cumbre Tajín del año pasado, que estaban presupuestados pero que hoy o no aparecen o, de manera torpe, no saben dónde están, pese a que ya correspondió a la actual administración todo el peso de la organización, lo que quiere decir no fue heredado por la administración yunista.

La señora ha salido con el mismo argumento copiado de Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX, de que el adeudo no lo asumió el gobierno local sino una asociación civil, como si ese ente fantasmagórico actuara de manera independiente de lo que dicta el gobierno veracruzano.

La comadre de Rocío Nahle, quien no había recibido una retribución por su trabajo político en favor de Morena y por eso la incrustaron en la Sectur, responsabilizó a la asociación civil Centro de las Artes Indígenas por el adeudo e, incluso, dijo que por ello se terminó la relación con la operadora y se inició con otra asociación, cuyo nombre no reveló, pidiendo a los reporteros que pidan la información “vía transparencia”.

“El pasivo que se tiene con algunos colaboradores de Cumbre Tajín 2019 no corresponde al Gobierno del Estado, ni de Sectur, si no de la anterior Asociación Civil Operadora del Parque Takilsukut, por supuesto la Secretaría y el Gobierno del Estado no van a dejar desamparada a la gente que colaboró en la última edición de Cumbre Tajín”.

¿Qué es la Operadora y cómo actúa?

El decreto de creación y las reglas de operación del Fideicomiso Público de Administración y Operación del Parque Temático Takilhsukut establecen con claridad y con pleno sustento jurídico que los fines del Fideicomiso se llevan a cabo mediante el actuar de una Operadora.

La Operadora es un organismo de administración, un pagador sin la jurisdicción para alterar el destino de los recursos económicos ni la protestad para cobrar por sus servicios. Por lo tanto, la Operadora siempre recibe un fondo económico igual a los gastos autorizados y supervisados por las autoridades que el Fideicomiso designa.

Entre las múltiples actividades de la Operadora como vía logística del Fideicomiso se encuentra la de presentar al Comité Técnico del Fideicomiso el Programa Operativo Anual (POA) y los presupuestos de ingresos y egresos para el ejercicio fiscal siguiente.

Esto, de acuerdo con la normativa, debe hacerse a más tardar en la última reunión del año en curso. Dicha rendición de cuentas significa que todas las tareas, las acciones, los convenios y las transacciones de la Operadora tienen la aprobación explícita del Comité Técnico. Así, en todos los casos de pasivos a cumplir, la Operadora debe recibir una ministración de recursos previamente autorizada,

Durante 2018 la Operadora cumplió puntualmente con la obligación de presentar el POA y los correspondientes presupuestos ante el Comité Técnico del Fideicomiso. Esto incluyó el presupuesto a ejercer para la producción del Festival Cumbre Tajín 2019. Con este antecedente, la edición del Festival estuvo autorizada y contaba con la aprobación de los recursos económicos correspondientes.

A la fecha, el Fideicomiso Público de Administración y Operación del Parque Temático Takilhsukut mantiene un adeudo con gran parte del equipo que hizo posible la edición 2019 del Festival Cumbre Tajín.

Dado que el Fideicomiso rescindió el vínculo con la Operadora a través de la cual contrató y se comprometió a cumplir los pagos de los colaboradores, los pasivos se comunicaron y trasladaron al Comité Técnico del Fideicomiso para que la nueva Operadora contratada asumiera las responsabilidades adquiridas por dicho Comité.

¿Por qué entonces la señora Arbesú se hace como que la Virgen le habla al oído y declara tarugadas?

Frases sin disfraces

“Sí es mi voz pero no soy yo”. Mario Marín, “Gober precioso”.

Comentariosbelin.alvaro@gmail.com

Álvaro Belin AndradeDirector WebFormato Sietehttp://formato7.com/author/abelin/

Inicia cobro anual de la basura en Ixtaczoquitlán

ANTERIOR

REAPARECE “CASCARITA” EN EL ESCENARIO POLÍTICO; ¿EMULARÁ A DANTE?

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre