Hora Libre

Primero los pobres: Aportan 7 de cada 10 muertos por Covid

El jueves pasado se dieron a conocer notas preliminares de un estudio realizado por investigadores de la UNAM, que aporta datos reveladores sobre el duro impacto de la pandemia en la población más vulnerable, la de pobreza y pobreza extrema, que deberían llamar la atención de los tres niveles de gobierno sobre el efecto desastroso de las políticas sanitarias para contener el avance del Covid-19 en el país.

Según el estudio “Mortalidad por Covid-19 en México. Notas preliminares para un perfil sociodemográfico”, el 71 por ciento de los muertos por este virus contaban con una escolaridad de primaria o inferior (primaria incompleta, preescolar o sin escolaridad), mientras que el 15.7% contaban con estudios de educación media superior y el 13.1% con estudios superiores. Es decir, entre menos escolaridad, mayor letalidad ante la pandemia.

El doctor Héctor Hiram Hernández Bringas, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIMM) de la UNAM, recabó información de los certificados de defunción hasta el 27 de mayo; en ellos existe información sociodemográfica importante: “Puede asumirse una selectividad del padecimiento por nivel de escolaridad”.

Al rastrear la ocupación de las personas fallecidas, detectó que el 84 por ciento se concentran en ocho categorías de empleo, en que destacan algunos no remunerados, como amas de casa, jubilados y pensionados, así como empleados de sector público, conductores de vehículos y profesionales no ocupados.

Llama la atención en especial la vulnerabilidad entre los que no desempeñan un empleo (no remunerados, jubilados y pensionados, y no ocupados, propiamente dicho), que en conjunto suman 46 por ciento de las defunciones.

Por otra parte, destaca el porcentaje de empleados del sector público que han fallecido (11.7 por ciento que significan 776 defunciones) en un contexto de paralización de actividades. Algunos de ellos corresponden a las defunciones entre empleados del sector salud (149 defunciones al 20 de mayo, según los informes de la Secretaría de Salud).

Al menos por esa vía, pareciera que el número de pobres en México puede disminuir por fallecimiento, si tomamos en cuenta que, a la pandemia, se suman otros problemas de salud como el dengue, pero también la priorización en establecimientos oficiales de salud en la atención del Covid-19, dejando fuera prácticamente la atención de enfermedades crónico-degenerativas.

En tres meses, 16 millones de mexicanos cayeron en pobreza extrema

Por desgracia, mientras mueren miles de pobres, la pandemia de Covid-19 en el país está provocando que millones de mexicanos crucen el umbral de la pobreza y se incorporen a un ejército cada vez más numeroso, justo en un gobierno que buscaba redimirlos y, al menos en apariencia, sacarlos de su histórica postración.

Otro estudio de la UNAM, esta vez elaborado por el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED), dio cuenta el sábado de que la pandemia ha provocado que por lo menos 16 millones de personas cayeran en situación de pobreza extrema por ingresos ¡en tan solo 3 meses!

Según el informe de la UNAM, ello se debió a factores como la pérdida de empleos y de los consiguientes ingresos, debido a las medidas de distanciamiento social que detuvieron a la economía. “Considerando la peor situación, el volumen de pobres extremos por ingreso habría alcanzado en mayo de 2020 la cantidad de 38 millones de personas, esto es 16 millones más que en febrero del mismo año (22 millones)”.

Dicha cifra es más alta que la reportada en un estudio por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), según el cual, con la crisis, hasta 10.7 millones de personas caerán en la pobreza extrema por ingresos, y que la presentada por el banco BBVA México que calcula que la crisis sanitaria dejaría unos 12,3 millones de personas en pobreza extrema.

Según el PUED, para asegurar la adquisición de la cesta de alimentos básicos en beneficio de 32 millones de personas en condiciones de pobreza extrema, México debe llevar a cabo transferencias en los próximos meses de 15.000 millones de pesos (unos 670 millones de dólares) mensuales. El costo fiscal anualizado representaría el 2.9 por ciento del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, o el 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

¿Esto se puede lograr con los repartos vía programas sociales del presidente Andrés Manuel López Obrador? Todo parece indicar que no.

En el texto del organismo de la UNAM se señala que, con base en un conjunto razonable de supuestos, los resultados de los estudios del PUED y Coneval indican que probablemente las transferencias realizadas hasta el momento por la administración federal “no tendrían un impacto significativo para mitigar la crisis que vive la población”.

Mal y de malas.

El desempleo golpea a mexicanos; Veracruz pierde más de 50 mil plazas

De mayo a junio de este año, según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), desaparecieron 83 mil 311 empleos, pero si consideramos marzo pasado, cuando comenzó la etapa cierta de la pandemia y hubo necesidad de ir al confinamiento, los números son preocupantes.

En efecto, de marzo a junio el país perdió 1 millón 113 mil 677 puestos formales de trabajo, de esos que se reportan al IMSS. Ya podemos imaginar cuál es la cifra de empleos informales perdidos, gracias a la necesidad de abatir casi hasta su desaparición temporal las actividades económicas al aire libre, lo que ha puesto en jaque a la población en general, exponiéndola aún más a los contagios de Covid-19.

El IMSS informa que en junio el número de trabajadores asegurados asociados a un empleo suman 19 millones 499 mil 859, mientras que la cifra del mes anterior era de 19 millones 583 mil 170.

¿Cómo le ha ido a Veracruz? Muy mal. De febrero a junio desaparecieron 52 mil 427 plazas, al pasar de 757 mil 110 trabajadores que cotizan al IMSS en febrero, a 704 mil 683 en junio.

El analista Alejandro Soto Domínguez lo describe con precisión:

“Vaya tormenta perfecta: violencia desatada, con homicidios nunca antes observados, la presencia del Covid-19, ante un sector salud impotente para controlarlo y una estrategia de suspensión de actividades de toda índole, donde los desempleados están a la buena de Dios, al igual que el sector privado”.

Con ese panorama, la pandemia se encuentra demasiado lejos de lo que opina el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha seguido minando las recomendaciones dictadas débilmente por su zar anti-Covid, Hugo López-Gatell, prácticamente animando a la gente a salir a restaurantes para que la economía no siga su espectacular caída.

Cuitláhuac busca contener la pandemia

Este martes 14 de julio, la Gaceta Oficial publicó el decreto que impone medidas temporales de inmediata aplicación para reducir la aglomeración y movilidad del 15 al 31 de julio de 2020, derivado de la emergencia sanitaria generada por el virus SarsCov2 (Covid-19) en la entidad.

En su primera medida determina que, del miércoles 15 al viernes 31 de julio de 2020, en los municipios de Acayucan, Agua Dulce, Álamo Temapache, Alvarado, Amatlán de los Reyes, Boca del Río, Carlos A. Carrillo, Coatepec, Coatzacoalcos, Coatzintla, Córdoba, Cosamaloapan, Cosoleacaque, Fortín, Ixtaczoquitlán, Jáltipan, La Antigua, Las Choapas, Lerdo de Tejada, Martínez de la Torre, Medellín, Minatitlán, Nanchital, Nogales, Orizaba, Pánuco, Papantla, Perote, Poza Rica, Río Blanco, San Andrés Tuxtla, Santiago Tuxtla, Tierra Blanca, Tihuatlán, Tres Valles, Tuxpan y Xalapa, se aplicarán las siguientes acciones:

Filtros sanitarios, programa de supervisión permanente de comercios, regulación para disminuir la presencia de transeúntes, aglomeraciones y paseantes; restricción al 50% del número de pasajeros por viaje para el servicio de transporte público, ocupando exclusivamente los asientos de ventanilla, además de supervisar que los usuarios usen cubreboca; sanitización periódica por parte de los concesionarios del servicio de transporte público de las unidades e generalizar el uso de gel antibacterial en su interior; restricción al 50% en el número de personas trasladándose en vehículos particulares, y aquellas que se hayan anunciado y las que pretendan implementar los ediles.

Y en la segunda exhorta a las autoridades municipales para que regulen la disminución de presencia de transeúntes, aglomeraciones y paseantes en el centro de sus cabeceras municipales.

Los municipios considerados en esta medida son: Acayucan, Agua Dulce, Álamo Temapache, Alvarado, Amatlán de los Reyes, Boca del Río, Carlos A. Carrillo, Coatepec, Coatzacoalcos, Coatzintla, Córdoba, Cosamaloapan, Cosoleacaque, Fortín, Ixtaczoquitlán, Jáltipan, La Antigua, Las Choapas, Lerdo de Tejada, Martínez de la Torre, Medellín, Minatitlán, Nanchital, Nogales, Orizaba, Pánuco, Papantla, Perote, Poza Rica, Río Blanco, San Andrés Tuxtla, Santiago Tuxtla, Tierra Blanca, Tihuatlán, Tres Valles, Tuxpan y Xalapa.

Dicha medida se realizará en coordinación con las autoridades municipales competentes, tránsito, policía y protección civil estatales y municipales, con el apoyo de las fuerzas coordinadas, a partir del miércoles 15 y hasta el viernes 31 de julio, en un horario de 07:00 horas a 18:00 horas.

Ahora falta ver si las autoridades municipales echan a andar estas medidas. Muchos podrán imponerlas sin correr el riesgo de que sus gobernados le echen en cara que fueron inventadas por ellos, y podrán echarle la bolita al gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

También, dejarán de ser presionadas por los responsables políticos del gobierno estatal por la supuesta exageración de sus medidas.

Polvo de gis

¿Héctor Yunes Landa, en el LozoyaGate?… El diario Reforma publica este martes una larga lista de los senadores que, en julio de 2014, aprobaron la reforma energética y que, según el presidente Andrés Manuel López Obrador, podrían estar involucrados en actos de corrupción del caso Emilio Lozoya Austin. López Obrador afirmó que, de acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), en el caso del exdirector de Pemex hay involucrados hasta integrantes del Poder Legislativo. “Vamos a sacar todo esto y que se sepa». Versiones extraoficiales señalan que funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto y Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, habrían entregado millonarios sobornos para acelerar la aprobación de la reforma energética. En julio del 2014, cuando el pleno del Senado aprobó dicha reforma, estos personajes integraban las Comisiones de Energía y de Estudios Legislativos que elaboraron y votaron los dictámenes. En la lista publicada por Reforma aparece el actual diputado federal priista Héctor Yunes Landa, supongo que por mala leche, porque el oriundo de Soledad de Doblado es de una trayectoria prístina y de un ascetismo rayano en la autoflagelación.

Un regidor fiestero que se cree inmune al Covid-19… Y mientras Xalapa experimenta uno de sus peores momentos de contagios y fallecimientos por Covid-19, que han hecho señalar críticamente no solo al gobierno estatal sino, sobre todo, al ayuntamiento capitalino, vecinos del fraccionamiento Morada del Quetzal, localizado en el vecino municipio de Emiliano Zapata, denunciaron al regidor del ayuntamiento de Xalapa, Osvaldo Martínez Gámez, por “ruidoso y fiestero”. Según nota de la periodista Ana Lilia Velázquez, los afectados exponen que existen “emisiones de ruidos de instrumentos musicales que exceden los límites desde su domicilio y sus reiteradas fiestas, que notoriamente atentan contra la tranquilidad del fraccionamiento y genera altos riesgos de salud de los vecinos”. ¡Ya, Osvaldo, deja los festejos!

Frases sin disfraces

“La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, realizar un diagnóstico falso y aplicar después remedios equivocados”. Groucho Marx

Comentarios: belin.alvaro@mail.com

El antes y el después

ANTERIOR

Protección Civil, Bomberos y Cruz Roja Córdoba apoyan a afectados por incendio

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre