Hora Libre

Periodistas, otra vez en el centro de la noticia

El asesinato a mansalva del periodista Jorge Celestino Ruiz Vázquez, la noche del pasado viernes en Actopan, no solo generó la protesta generalizada de periodistas y defensores de derechos humanos en el estado y el país; también hizo retumbar la artillería mediática del inútil fiscal Jorge Winckler Ortiz, cuyos amanuenses buscaron crispar a la opinión pública con el sambenito de que el gobierno de Cuitláhuac García evidenciaba con el hecho su nulo interés por la libertad de expresión.

Sin lugar a dudas, el gobierno morenista enfrenta con este crimen (cuyos indicios hacen apuntar hacia el alcalde de Actopan, Paulino Domínguez Sánchez), su primer gran reto de justicia hacia un sector, el de los periodistas, particularmente vulnerable en Veracruz, luego de que el secuestro de Marcos Miranda Cogco se resolvió antes de que el ex rey feo del Carnaval porteño fuera asesinado.

En el caso del colega Jorge Celestino, la reacción de las fuerzas de seguridad fue inmediata. Hasta donde sabemos, han logrado incluso la detención de jefes de plaza del crimen organizado, a la espera de la lentísima investigación de una fiscalía que, por otro lado, es señalada de estar amafiada con el alcalde de Actopan, gente de Miguel Ángel Yunes Linares, y a quien se señala de estar protegido por bandas del crimen organizado que operan en esa región y a las que se atribuye la imposición de alcaldes y autoridades comunitarias.

Estos hechos, por supuesto, son ignorados por ese sector de la prensa patrocinado por la Fiscalía General, al que se le ha ordenado distraer con un linchamiento profuso contra la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), acusada por Jorge Winckler de haber retirado las medidas de protección al periodista.

A ese coro se ha sumado la Comisión Estatal de Apoyo y Protección de Periodistas (CEAPP), que ha buscado desprenderse de su responsabilidad, cuando las medidas cautelares aplicadas por la policía estatal fueron dictadas por ese organismo y, por lo visto, no fueron retiradas.

En lo personal, hace unos años me tocó recibir un trato similar, gestionado por la CEAPP, en respuesta a amenazas de muerte recibidas por un servidor y mi colega Manuel Rosete. Cada día, entre las 18:00 y 19:00 horas, un convoy de la policía estatal se apersonaba en mi domicilio y me preguntaba si no había notado indicios que significaran una amenaza a mi vida o integridad física; salvado el trámite, me hacían firmar un papel en que daba fe de que había sido visitado por los uniformados, quienes se iban para regresar al día siguiente.

Cada día, durante 23 horas con 45 o 50 minutos, estaba expuesto a un ataque, y solo en los 10 o 15 minutos en que iban a mi casa podía sentirme protegido por la policía. No hay de otra. Aunque torpemente, lo dijo el gobernador Cuitláhuac García al ser entrevistado este sábado en Veracruz, su gobierno no puede poner a un policía al lado de cada periodista veracruzano.

 

Las benditas redes sociales

“NO SE HAGAN CHAQUETAS MENTALES: La reunión con el gobernador estaba agendada desde el viernes temprano, antes de que asesinaran a JorgeRuiz y también se habló del tema. No usen al compañero de bandera política como algunos acostumbran. El Yunato tuvo su oportunidad y la perdió”. Pablo Jair Ortega @pablojair

La reunión con Cuitláhuac será convertida en una cena de negros

Ya desatados con el mejor escenario –usar al colega asesinado como carroña–, el pequeño pero escandaloso ejército de reporteros yunistas se fue contra un grupo de periodistas que se reunió el sábado por la noche con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en el salón Tajín de la Casa Veracruz, luego de la entusiasta publicación en su cuenta de Twitter del siempre tan comunicativo Arturo Reyes Isidoro.

Alguien por ahí consideró la reunión como una estrategia del morenista para enfrentar la crisis del primer periodista asesinado en su gobierno, luego de los 12 homicidios ocurridos con Javier Duarte y los cinco con Yunes Linares. A la reunión, sin embargo, habíamos sido invitados desde el viernes 2 de agosto por la tarde, más de 24 horas antes del homicidio.

Cuando Reyes Isidoro lanzó su tuit, de inmediato varios colegas pidieron los nombres de los asistentes a la cena con el mandatario, seguramente para hacer con sus trayectorias e hipotéticos prestigios una cena de negros. Me apunto como uno de los ingredientes, y me sumo al del propio Arturo Reyes Isidoro, quien gusta de hacer transmisiones en vivo de sus actividades personales cuando suponen un posible acto periodístico.

Solo les recuerdo que, entre las diversas acciones que debemos realizar los periodistas, además de acudir a actos públicos, entrevistar a personajes de diversa naturaleza y analizar las señales de la realidad, se encuentra reunirse con los protagonistas políticos del ámbito en que se desenvuelven, lo que no les hace partidarios ni voceros.

En mi experiencia como periodista he tenido la oportunidad de acudir a reuniones con los gobernadores Patricio Chirinos, Miguel Alemán Velazco, Javier Duarte y, ahora, Cuitláhuac García Jiménez; no tuve oportunidad de ser invitado ni a reunirme con Fidel Herrera ni con Miguel Ángel Yunes Linares. Gracias al Grupo de los Diez, en el que por un tiempo participé gracias a la invitación de Sergio González Levet, pude participar en amplias entrevistas con los candidatos a gobernador Héctor Yunes Landa, Cuitláhuac García Jiménez, José  Yunes Zorrilla, y con líderes de partidos políticos como Pepe Mancha (PRI), Alberto Silva Ramos (PRI) y Manuel Huerta Ladrón de Guevara (Morena).

Ninguno de esos encuentros hizo que mi pluma se inclinara a favor de ninguno de ellos. Muchos de quienes golpean bajo encargo, en cambio, solo están a la orden de un patrón sumamente exigente, que no permite una sola demostración crítica en su contra, bajo amenaza de ser expulsados del vasallaje.

 

La décima de Manuel Munguía

 

PANISTAS VERACRUZANOS

Mientras hacían la expulsión

de dos de sus diputados,

también eran avisados

de que anulan su elección.

Quieren ser oposición;

mas, como en otros partidos,

aún se encuentran aturdidos

por el golpe del dieciocho

y, en territorio jarocho,

rijosos y divididos.

 

Dos panistas menos

Aunque no pudieron expulsarlos del PAN, solo por el capricho del perdedor José de Jesús Mancha Alarcón, quien todavía se ostenta como presidente estatal blanquiazul, lo que sí lograron fue mandar a los diputados Enrique Cambranis y Nora Jéssica Lagunes a la bancada independiente, con lo que la minúscula bancada del PAN ahora es más insignificante, con apenas 11 integrantes, gracias a los radicales cambios hormonales del diputado bailador, Sergio Hernández Hernández.

La semana pasada, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local confirmó que ambos diputados son considerados desde ahora independientes, luego de que sus compañeros del PAN determinaron excluirlos de su bancada. El presidente Juan Javier Gómez Cazarín, explicó que en caso de que el PAN quiera removerlos de las comisiones que integran, tendrán que solicitarlo formalmente.

Recordó que la Jucopo no puede intervenir en el pleito interno que existe en el PAN, pero se debe respetar la determinación de la mayoría que conforma su bancada legislativa, y que decidió sacarlos del grupo legislativo del PAN.

“Hasta el momento no hemos pensado en quitarles las comisiones, si el diputado coordinador del PAN lo decide, es algo que se tiene que consensuar en la Jucopo, igual y se les asignan otras, aún no se sabe qué pasará”.

 

Las benditas redes sociales 2

“Señora diputada sinceramente no comprendo por que esta obstinada en mentir, condúzcase con respeto no defraude la confianza que le dio su esposo para ocupar una curul y como se lo he dicho más de una vez cuando guste hablar hágalo de frete como se hacen las cosas”. Nora Lagunes Jáuregui @noralagunes

Agandalle de Mancha

 

Como está preocupado porque sin el financiamiento de Yunes Linares en el gobierno estatal va a estar casi en chino que gane la elección interna del PAN, Pepe Mancha prácticamente retrasará los comicios por querer imponer un torpe “albazo”, que seguramente será recurrido en órganos internos y, de ser necesario, en tribunales electorales, porque el tuxpeño no tiene personalidad jurídica para nombrar funcionarios partidistas ni para emitir convocatorias, porque no es el Presidente estatal panista.

Y es que resulta que acaba de nombrar a Guillermo Martínez, Dina Libna González Portas, Verónica Pulido, Juan José Castillo y Daniel Ruiz, como nuevos integrantes de la Comisión Organizadora Electoral, una acción a la que Enrique Cambranis calificó de “albazo”, porque se nota el interés por copar con incondicionales el órgano encargado de los trabajos del proceso interno paea la renovación de la dirigencia.

“Fue un albazo, de nueva cuanta hicieron una convocatoria de horas antes, entiendo que convocaron a los suyos para poner las comisiones a modo”, explicó al referirse al Consejo Político que se organizó el pasado sábado 27 de julio, al que asistieron 54 de los 100 consejeros estatales, y comentó que el equipo jurídico del otro aspirante, Joaquín Guzmán Avilés, está muy atento dé los plazos legales para impugnar todo ese tipo de procesos. También lamentó que Mancha Alarcón siga manejando las prerrogativas, “si algo hay en este comité es opacidad, y esperemos que eso se corrija pronto y dejemos de lastimar al partido”.

¡Vaya entuerto yunista, Batman!

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | http://formato7.com/author/abelin/

Campeche se impone al Diablos en extrainnings 11-8

Anterior

Alejandra Orozco, bronce en plataforma de 10 metros

Siguiente

Te puede interesar

mas en Hora Libre