Hora Libre

Otra tragedia: los crímenes contra niños, niñas y adolescentes

Duros señalamientos hizo la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) en contra del gobierno federal por la ola de crímenes en contra de niños, niñas y adolescentes, por parte del crimen organizado, usando para ello armas de alto poder de uso exclusivo del Ejército.

Las investigaciones preliminares, señala en un comunicado este viernes 10 de julio firmado por Juan Martín Pérez García, Director Ejecutivo de la Redim, “apuntan al uso de armas exclusivas del ejército, situación advertida con anterioridad como consecuencia de la militarización del país, que ha sido fomentada desde la administración de Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y fortalecida por Andrés Manuel López Obrador. Este último incumpliendo sus firma de nueve compromisos a favor de la niñez el 30 de abril del 2018; para frenar la violencia contra la niñez al asumir el gobierno”.

La Redim señala en su comunicado: “Desde que inició esta administración es evidente la falta de compromiso para proteger la vida de niñas, niños y adolescentes; y muy preocupante su pasión militarista para mantener la fallida estrategia de “guerra contra el narco”, lo que sigue impactando profundamente en las dinámicas y en el tejido social, recrudeciendo la crisis de derechos humanos en la que ha estado sumido el país durante la última década.

Y señala cifras escalofriantes:

“En el periodo que abarca de enero a mayo del 2020, fueron asesinado 1,034 niñas, niños y adolescentes; es decir un promedio de 9 víctimas de asesinato diariamente. De ellas 8 son varones (…) Según datos oficiales, de cada 100 carpetas de investigación, donde niñas, niños y adolescentes son víctimas, sólo 3 alcanzan algún tipo de proceso o sentencia”.

            Señalan que el 6 de enero, la Redim entregó al equipo del presidente y a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, un informe sobre la grave situación de violencia contra la niñez y urgió a dialogar. “El pasado 6 de marzo, el Estado Mexicano fue citado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para responder ante las graves condiciones de desprotección para la niñez, en donde nuevamente se asumieron compromisos, que siguen sin cumplir”.

Veracruz no está fuera de esa dinámica de violencia contra menores

Las expresiones hechas por la Redim respecto a la situación en el país en materia de violencia contra menores tocan también a Veracruz, donde niños, niñas y adolescentes hace rato que se han convertido en carne de cañón de los grupos delictivos.

A las constantes desapariciones de menores y adolescentes, cuyos dramáticos llamados a su localización inundan las redes sociales, habrá que añadir su incorporación a las bandas criminales y el asesinato de varios de ellos como parte de venganzas y enfrentamientos.

La primera manifestación de estos hechos deplorables, la más abominable, fue durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, en junio de 2017, cuando al menos cinco hombres armados ingresaron violentamente en una vivienda donde asesinaron a todos los integrantes de una familia en Coatzacoalcos, entre ellos dos adultos y cuatro menores.

Luego vendría la masacre de Minatitlán, en abril de 2019, cuando un grupo armado irrumpió en un salón de fiestas y asesinó a 14 personas, entre ellas un recién nacido. Un año después, el 4 de abril pasado, en Papantla, cinco miembros de una familia, entre ellos dos menores de entre 4 y 5 años, fueron asesinados en el interior de su vivienda.

El 11 de abril, un ataque armado durante la noche del Viernes Santo contra una familia en Tierra Blanca dejó como saldo dos niños muertos: una niña de 7 años y un niño de 4. Esos hechos ocurrieron cerca de las 21:20 horas, cuando la familia regresaba de visitar un río y, al tomar una brecha que conecta la comunidad de Paso Bobo, Tierra Blanca, con el pueblo Miguel Hidalgo, municipio Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, fueron atacados por sujetos armados que iban a bordo de otro vehículo.

Usan la pandemia para promoverse electoralmente

Por si los diputados locales se hacen los santitos y gritan a los cuatro vientos que no utilizan recursos públicos ni realizan actos de precampaña, basta escuchar a una de sus colegas críticas, la diputada federal por Xalapa, Claudia Tello Espinosa, y cómo los pone en su lugar.

La morenista incómoda, quien hace legión con otros legisladores de su partido para poner los puntos sobre las íes de las fallas que comete el grupo que ha tomado el poder en Veracruz, criticó a los políticos que utilizan la pandemia del Covid-19 para hacerse promoción con vista a los comicios de 2021.

Pero no deja fuera a los de su cuadra, al señalar que hay quienes, “siendo guindas, debían vestir de azul y esos guindas se miran indolentes y abusivos”.

Y continuó con sus alusiones cromáticas: “Rojos, amarillos o naranjas que se vuelcan en solidaridad, cariño y amor a los demás; guindas que señalan a otros guindas, que han perdido el rumbo, que tocados por el dinero y el poder necesitan recapacitar y regresar a los pensamientos, emociones y a sus iniciales formas de actuar en esta lucha por un mejor país para todos”.

Tello Espinosa acusó que, ante la pandemia, muchos ya están en campaña porque otorgan despensas, calcomanías para taxis, dan obsequios con su propaganda personal, en fin, “dejan ver la indolencia de sus actos, no les interesa la situación económica, la problemática de salud, los miles de contagios que se puedan dar y menos aún si hay muertes”.

Ante la pandemia por el coronavirus, diputados locales y federales, de Morena y del PAN principalmente, presumen en sus redes sociales obsequios como cubrebocas, despensas y hasta gel antibacterial.

Y añade: “Transitan caminos alejados y sinuosos con tal de tener una fotografía para compartir en Facebook; algo que demuestre su buen corazón y buenas intenciones. La obsesión de poder y dinero les arrebata el alma, la mente.”

La diputada denunció que “hoy  puede ubicar con facilidad a diputados, senadores o funcionarios públicos de alto nivel, de todos los partidos, que lucran con la pobreza, que continúan los patrones incorrectos de usar la necesidad de la gente para beneficiarse personalmente”.

Pero si el Covid-19 ha sido un buen pretexto para la promoción preelectoral no solo para morenistas sino también para panistas (la diputada blanquiazul Marijose Gamboa, quien quiere ser candidata a suceder en la alcaldía porteña al hijo de su patrón, no deja de moverse en su distrito visitando a los vecinos pese a los riesgos por aglomeraciones), no podemos dejar de observar los esfuerzos del gobierno estatal por incorporar a los diputados locales en sus giras.

Si van a poner en marcha una obra, nunca faltan los diputados locales de Morena en la región de que se trate, para recibir la bendición política de una aparente gestión del representante en el Congreso.

Y conforme pasen los días, la situación será cada vez más evidente.

Dos veracruzanas buscan formar parte del Consejo General del INE

Dos veracruzanas, ambas egresadas de instituciones de educación superior en la capital del estado, una, de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, y la otra, de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Xalapa, están a brazo partido buscando ser consejeras del Instituto Nacional Electoral (INE).

            El proceso lleva más de cinco meses y parece haberse desatorado luego que las fracciones legislativas del Palacio de San Lázaro han decidido tomar su decisión el próximo 22 de julio.

            Se observa muy difícil la batalla para las paisanas. Serán cuatro los nuevos integrantes del Consejo General del INE, que permanecerán en sus cargos hasta el 3 de abril de 2029, casi nueve años, y serán parte del colegiado responsable de organizar los comicios de 2021, 2024 y 2027.

            Los comicios de 2021 y 2024 son de la mayor importancia: en 2021 serán las elecciones más grandes de la historia, mientras que la de 2024 servirá para definir la continuidad o cancelación de la denominada Cuarta Transformación.

Las paisanas son Tania Celina Vásquez Muñoz y Liz Mariana Bravo Flores.

La primera es licenciada en Derecho por la UV, maestra en Derecho Constitucional y Amparo por la Universidad Iberoamericana Puebla y doctora en Derecho Público por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana.

Ha sido Consejera del OPLE, directora del Centro de Capacitación, Difusión e Información Judicial Electoral; secretaria de Estudio y cuenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de Estado de Veracruz; secretaria de Estudio y cuenta en la Primera Sala en materia penal del Tribunal Superior de Justicia estatal; catedrática de las materias en Derecho Constitucional II, Derecho Civil II, en la Universidad Anáhuac de Xalapa, y catedrática de la Maestría en Administración Pública y Prevención del Delito.

Sobre ella no ha habido buenas referencias en la prensa local. El periodista Arturo Reyes Isidoro la aludió como una consejera electoral retrógrada en una de sus columnas, a propósito del debate entre candidatos a la gubernatura para los comicios de 2018: “Esta mujer consideró un riesgo invitar a un periodista a moderar un debate de los candidatos a la gubernatura con el argumento de que podría hacer preguntas ‘de cualquier índole’”.

Por su parte, Liz Mariana Bravo Flores es licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación por la Universidad de Xalapa, maestra en Comunicación por la Universidad de Xalapa, y maestra en Producción Artística y Marketing Cultural por el Instituto Universitario para la Cultura y las Artes.

Ha fungido como encargada de Despacho de la Unidad de Fiscalización del OPLE Veracruz, subdirectora de Fiscalización del OPLE Veracruz, jefa de Departamento de Jurídico y Dictamen de la Unidad de Fiscalización del OPLE Veracruz, asesora del Consejero Presidente del OPLE Veracruz, secretaria particular del Consejero Presidente del OPLE Veracruz, y jefa del Departamento de Prevención, Evaluación y Saneamiento de la Secretaría de Protección Civil del Estado de Veracruz.

El Comité Técnico de Evaluación inició el pasado jueves las entrevistas a los aspirantes a formar parte del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE). En esa ocasión tocó ser entrevistada Liz Mariana Bravo, mientras que este lunes 13 llegará a la aduana Tania Celina Vásquez.

Junto con ellas avanzó el consejero del OPLE Veracruz, Juan Manuel Vázquez Barajas.

Frases sin disfraces

“La pandemia no puede ser combatida con mentiras y desinformación; ni tampoco con odio y disturbios. El populismo que niega los hechos está mostrando sus límites”. Angela Merkel

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com

Los buenos augurios

ANTERIOR

Córdoba llega a 856 personas contagiadas y 70 muertes a causa del Covid 19

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre