Hora Libre

Los políticos que le temen a su pasado

“La imagen muestra la placidez de una cabalgata. Fidel Herrera Beltrán, entonces gobernador de Veracruz, lleva la brida de su caballo, protegido del sol por un sombrero blanco de ala ancha. A su lado, más ostentoso, la camisa desabotonada y sombrero parecido, cabalga Francisco ‘Pancho’ Colorado Cessa, sometido a juicio en Estados Unidos, acusado de servir para el blanqueo de dinero de un grupo criminal”.

Así describía yo, en mi Hora Libre del 25 de agosto de 2015, una fotografía maldita, multiplicada en internet, que mostraba una amistad cercana entre el político cuenqueño y el tuxpeño detenido en Estados Unidos con una cuadra de caballos pura sangre que, según la justicia norteamericana, formaba parte de una empresa dedicada a blanquear dinero de Los Zetas.

Hay quien dice que los políticos temen más al pasado que al futuro. Hoy, todos los políticos trashumantes, esos que andan de un partido a otro, aspiran a borrar el pasado, ocultarlo de miradas inquisitoriales, como en su momento hizo Fidel Herrera para intentar extinguir una fotografía delatora, con el mismo personaje con que después fue retratado Miguel Ángel Yunes Linares en alguna campaña en Tuxpan.

Algo parecido pasa hoy con el ‘morenista’ Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien hizo equipo con el exdirector de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Genaro García Luna, aprehendido el martes en Estados Unidos, durante el gobierno del panista Vicente Fox Quesada, del que fue secretario particular.

En Twitter ha intentado deslindarse de ese pasado que tiende una sombra sobre su trayectoria política y administrativa: “Hay quienes volteaban con aguerrida nostalgia hacia la “estrategia” de seguridad del pasado; la detención de Hoy [de Genaro García Luna] la ha reducido a la trágica protección oficial del gobierno de Calderón al Cártel de Sinaloa. Este hecho refleja por sí solo el desastre que heredamos en esta materia”.

Lo que no quiere (o no puede) aclarar Durazo es si los sobornos multimillonarios recibidos por García Luna de parte del Cartel de Sinaloa no se realizaron mientras gobernaba Vicente Fox; tampoco si tuvo materia una investigación de 2005 en su contra por supuestamente haber abierto las puertas de Los Pinos al crimen organizado, en especial a Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, hoy en un tris de ser entregado a la justicia norteamericana.

La urgencia de Fidel Herrera por borrar una foto del pasado

Hoy que muchos se han puesto bajo la protección del rebozo morenista, van a empezar a practicar las amenazas o la desaparición de evidencias en la red, como quiso hacerlo el exgobernador Fidel Herrera Beltrán en 2015, cuando se alió con una red de hostigamiento a medios de comunicación, periodistas y políticos, liderada por quien después sería diputado de la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal por el PVEM, Adrián Ruvalcaba Suárez, para borrar la fotografía que lo mostraba alegremente con Pancho Colorado, preso en Estados Unidos desde 2012.

Pancho Colorado falleció de un infarto fulminante en marzo de 2018 mientras cumplía una pena de 20 años de prisión y el decomiso de sus cuentas bancarias con 25.5 millones de dólares; un avión Beechcraft King Air b200, con valor de dos millones de dólares y un Hawker 800xp rematado en 2.2 millones de dólares. Ya no podrá declarar sobre el supuesto financiamiento de los Zetas a la campaña del oriundo de Nopaltepec.

A finales de noviembre de 2015, poco antes de ser beneficiado con el consulado de México en Barcelona, la Policía Federal había descubierto una red de acoso a medios, periodistas y políticos que operaba desde la Ciudad de México, en que identificaba como uno de sus responsables al exgobernador Fidel Herrera Beltrán, además de un empleado de Televisa y al exdelegado en Cuajimalpa, a la postre diputado de la Asamblea Legislativa del DF, Adrián Ruvalcaba Suárez.

Con base en una denuncia anónima recibida por la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), turnada a la Unidad Científica de la Policía Federal, se inició una investigación que abrió un pozo lleno de alacranes.

***

Conviene leer:

Fidel, las amistades peligrosas y la amenaza a medios https://formato7.com/2015/08/25/fidel-las-amistades-peligrosas-y-la-amenaza-a-medios/

Fidel Herrera, un pantanoso político en salmuera https://formato7.com/2017/11/08/fidel-herrera-un-pantanoso-politico-en-salmuera/

***

Con la ayuda de un juez federal se logró intervenir teléfonos y correos electrónicos, y se descubrió que la red, apoyada en Juan Carlos Zaragoza Ríos, un empleado de Televisa, se dedicaba a coordinar desde años atrás campañas de difamación, desprestigio y, eventualmente, para realizar extorsiones, usando las redes sociales y otros recursos de internet.

El portal Sin Embargo señalaba que, pese a que el expediente 074/2015 había sido abierto por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), este organismo no lo había integrado y tampoco lo había turnado a un juez.

Y señala: “De las grabaciones se desprende que otro de los políticos que usaron ‘los servicios’ de Zaragoza Ríos es Fidel Herrera Beltrán, ex Gobernador de Veracruz. Él, o gente de él, pagaron al empleado de Televisa para acosar a Aristegui Noticias”.

“Se desconoce si el acosador tuvo contacto directo con el ex Gobernador o con alguien de su equipo. Lo que queda claro es que literalmente recorrió un número amplio de medios en Veracruz y Tamaulipas para limpiar el nombre de Herrera Beltrán y borrar de Internet las fotos que lo vinculan con Francisco “Pancho” Colorado, un hombre acusado por las autoridades norteamericanas de pertenecer al crimen organizado.

Los que quisieran desaparecer sus nexos con García Luna

La respuesta dada por Felipe Calderón a la detención de quien fuera su Secretario de Seguridad Pública da para muchas versiones. Pero no es el único. Tanto él como su antecesor Vicente Fox, que mantuvieron a García Luna en altos puestos en materia de seguridad pública, no solo buscan enterrar todo vínculo con los actos delictivos de su empoderado funcionario, si bien los juicios que se hicieron a Chapo Guzmán, con la participación de Jesús “El Rey” Zambada, hermano del Mayo Zambada, como testigo protegido, al parecer los tienen en la vitrina por supuestas aportaciones económicas del Cartel de Sinaloa.

Como eso parte de especulaciones periodísticas, lo que podemos decir al respecto es que no pueden –ni Fox ni Calderón– proclamarse engañados por un funcionario en común que tuvo todo el poder que ellos mismos le otorgaron.

De hecho, la prueba fehaciente de la protección al Cartel de Sinaloa por parte del gobierno federal panista, como lo ha relatado el periodista veracruzano Ricardo Ravelo, fue la escalada en contra de los Beltrán Leyva, que dio inicio (gracias a la colaboración de El Chapo Guzmán) en enero de 2008 con la detención en Culiacán de Alfredo Beltrán Leyva, alias El Mochomo, por elementos de la AFI.

A partir de ahí hubo una ruptura entre el Cartel de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva. El ganador fue el primero gracias al apoyo del gobierno federal: el 16 de diciembre de 2009 (va a cumplir 10 años) fue asesinado Arturo Beltrán Leyva en un operativo de la Semar en Cuernavaca. Catorce días después fue detenido su hermano Carlos en Culiacán, mientras que Héctor Beltrán Leyva, “El H”, fue detenido el 1 de octubre de 2014 en San Miguel Allende, Guanajuato. Ahí acabó el negocio familiar.

Hay que recordar que Alfonso Durazo adquirió un predio a hijo de Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, en 2012, en Bahía de Kino, Sonora. No fue sino hasta después de que el periódico El Financiero diera esta noticia como el entonces candidato de Morena al Senado de la República argumentó que la operación de compraventa la realizó con Gabriel Mendoza Gutiérrez y que “fue mucho después”, cuando la noticia se publicó en medios locales, “hace unos seis u ocho meses” que se enteró que el nombre de Carrillo Barragán era el dueño de la propiedad.

Dos veracruzanos están en la mira mediática por la relación tan íntima, laboral, que sostuvieron con Genaro García Luna: Miguel Ángel Yunes Linares y Enrique Pérez Rodríguez, exgobernador de Veracruz y extitular de la SEV en ese mismo gobierno; a ambos se les ha vinculado con la primera fuga de El Chapo Guzmán. Aunque de ellos ya han escrito varios colegas.

Frases sin disfraces

“No somos como las administraciones anteriores, que facturaban miles de pesos en restaurantes carísimos, utilizando el tema del erario público para derrochar; nosotros hemos facturado 30, 40 pesos en tiendas en carretera porque lamentablemente es lo que comemos, nos la vivimos en carretera y pues eso es lo que comemos, no nada más yo, el equipo completo”. Xóchitl Arbesú, Secretaria de Turismo

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com  

LOS TRES LIBROS

ANTERIOR

Federación no puede frenar la inseguridad: legisladora

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre