Hora Libre

La (nula) moral de la senadora Balderas

Ya el hecho de colocar en el Senado a su amante como su “asesor” a ganar unos 80 mil pesos mensuales es un acto inmoral y corrupto, pero que además busque cubrirlo con el manto de su fuero constitucional cuando atropella a un agente de tránsito en la Ciudad de México, dibuja de cuerpo completo la ignorancia y arbitrariedad de políticos improvisados por la Cuarta Transformación que, por todos lados, están ganando en tiempo récord las peores prácticas del priismo y el panismo que buscan superar.

Me refiero a Claudia Esther Balderas Espinoza, la suplente en el Senado de la República de la actual secretaria de Energía, Rocío Nahle García, a quien la juventud y la calentura le han hecho pensar que tiene patente de corso para cometer los actos más ignominiosos.

Habrá quien me señale de criticar a la senadora por actos de su asesor, pero la verdad es que Claudia Esther hace un año que se ha convertido en protectora del delincuente Mario Espinoza Zetina, alias El Gato, quien tuvo la enorme suerte de cometer su fechoría (agravada con portación de cocaína) en un territorio gobernado por Claudia Sheinbaum, quien lo liberó horas después, sin abrirle ninguna causa penal. Ya sabe, complicidades bajo el manto de la virginal Morena.

Tanto la senadora como el asesor, ambos de Coatzacoalcos, circulaban por la Ciudad de México en una camioneta de lujo, cuando versiones señalan que protagonizaron un incidente vial en calles de la colonia Roma, en la alcaldía de Cuauhtémoc. Según el informe policial, el implicado chocó contra una motocicleta de la Policía Preventiva al conducir a exceso de velocidad.

Y mire usted la calidad de la melcocha: al ser detenido el automóvil para revisión, Espinoza Zetina se puso agresivo y, como el futbolista uruguayo Luis Suárez, mordió en el hombro a uno de los agentes, mientras que a otro le propinó varios puñetazos. Finalmente sometido, le hallaron varias dosis de cocaína (¿serán ambos adictos?), pero llegaron a un arreglo luego del escándalo ranchero protagonizado por la robusta “legisladora” morenista.

Senadora corrupta, asesor drogadicto

Hace un año, de las mismas cloacas brotó el caso del asesor “sentimental” de la senadora Claudia Esther Balderas Espinoza, Mario Espinoza Zetina, quien entonces salió con su domingo 7.

En efecto, el domingo 7 de abril de 2019, el brillante asesor apareció en los medios como un depravado sexual, luego de su detención por efectivos de la Policía Naval en Coatzacoalcos, luego de una persecución, acusado de la presunta violación de una menor de 13 años en Villa Allende.

Aunque es de todos sabido en el medio político sureño que el famoso Gato es la pareja sentimental de la joven e inexperta senadora, tan pronto salió a medios de comunicación el caso de pederastia de su pareja negó que sostuviera relación sentimental con el detenido.

En su cuenta de Twitter, Claudia Esther escribió: “Estoy llegando de New York y estoy en la ciudad de México, esa camioneta no es mía”, refiriéndose a la que usaba su asesor para huir de los marinos, y acto seguido señaló: “Yo no tengo pareja sentimental ni estoy casada pueden investigar, saludos cordiales”.

La joven senadora, por cierto, fue acusada en diciembre de 2018 por una exempleada de la Dirección Municipal de la Juventud de Coatzacoalcos de pedirle moches para la pasada campaña electoral.

En un video cuyo contenido fue difundido por Quadratín Veracruz, la mujer denunciante detalla que su ex jefa cobró cuatro quincenas y posteriormente una cuota de 2 mil pesos quincenales durante cuatro meses a 15 empleados de la dependencia que en esa fecha estaba a su cargo.

Según el portal, el argumento de la ahora senadora era que ese dinero se ocuparía para la campaña del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, y a cambio prometió empleo a los agraviados. “Dijo ella que los iba a ocupar para la campaña porque al candidato no le habían dado dinero, ella era la única que obtenía el dinero porque ni al candidato le daba conocimiento”.

El ‘asesor’ Mario Espinoza fue interceptado por elementos de la Policía Naval cuando intentaba huir a toda velocidad en calles del puerto de Coatzacoalcos; su detención se logró gracias a que la víctima se comunicó con su mamá para informarle que había sido llevada por la fuerza a un motel de la localidad de Villa Allende.

En redes sociales, Claudia Balderas aseguró que Espinoza hacia funciones de asesor, recopilador de información, escolta y chofer, pero que con su reciente conflicto y escándalo se tendrá que valorar si continúa prestando sus servicios al Senado de la República. Por lo visto, pasado el escándalo, no tuvo empacho en mantenerlo cerquita de sus querencias en la Ciudad de México.

Y es que, como todo gato, Mario Espinoza Zetina tiene siete vidas, y apenas ha gastado dos. ¿Qué diría de esto el impoluto Andrés Manuel, al que cada día le saltan seguidores que están aprovechando al máximo la que podría ser una breve estancia de Morena en el poder?

Con Ahued, un exduartista que quiere despojar a campesinos

Mientras el director general de Aduanas, Ricardo Ahued Bardahuil, se pavoneaba por Xalapa, acudía a una peluquería donde debieron cobrarle poco, se reunía con periodistas convocados por sus beneficiarios y respondía sin titubeos a las preguntas de sus admiradores en el gremio periodístico, una de sus valiosas contrataciones, el exduartista Juan Manuel Velázquez Yunes, ordenaba a distancia seguir con el juicio con el que quiere despojar a campesinos de Jalcomulco.

En reciente entrega de Hora Libre hice notar las extrañas contrataciones de tres personajes del duartismo que se incorporaron al equipo del exalcalde xalapeño y senador morenista con licencia, en la Dirección General de Aduanas, con antecedentes nada elogiosos.

Pues bien, uno de ellos, Juan Manuel Velázquez Yunes está reclamando nada menos que 220 hectáreas a 95 campesinos de la comunidad de Santa María Tetetla, municipio de Jalcomulco, a pesar de que sus tierras están a 7 kilómetros de distancia.

El abogado Óscar Daniel Espinoza denunció ante medios, el pasado 10 de febrero, que desde hace 5 años el exdiputado y exalcalde de Perote por el PRI, hoy alto funcionario de la Dirección General de Aduanas, inició un juicio civil bajo el expediente  494/2015 en el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Huatusco.

El litigante acusó al funcionario federal de presentar una escritura pública que ha sido modificada en al menos tres ocasiones, lo que da paso a la posible nulidad del documento. “A la persona que originalmente compró el predio le asignaron un número de cuenta catastral al predio y ese no se puede cambiar; sin embargo, cuando él adquiere la escritura se le cambia el número”.

Los terrenos comprados por Velázquez Yunes ni siquiera se encuentran en el mismo sitio que reclama, ya que hay una distancia de al menos 7 kilómetros entre ambos terrenos. Y en efecto, mientras el denominado Ojos de Periscopio dice que su inmueble se encuentra en el municipio de Tenampa, el de los campesinos está en Santa María Tetetla, una congregación del municipio de Jalcomulco.

Para desgracia de los campesinos, Velázquez Yunes, quien ni a su familia respeta pues está señalado de pretender despojar a su propia hermana Verónica Velázquez Yunes aprovechando tráfico de influencias, está ahora muy bien parado con Morena, lo que puede permitirle que la balanza se incline a su favor, aunque el proceso judicial está hecho un asco. ¿Cómo ven?

Miguel Ángel Yunes, en capilla: la corrupción desbordada

Dice el dicho que para muestra, un botón, y por lo visto hay uno sumamente llamativo de la enorme corrupción prevaleciente en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, aunque solo represente una mínima parte de lo mucho que significaron apenas dos años de gestión de un reconocido depredador de recursos públicos, a quien parece que por fin se le viene el cielo encima.

Ha habido muchas noticias sobre faltantes en diferentes dependencias. De hecho, desde que estaba Jorge Winckler en la Fiscalía de Veracruz, empezaron a llover expedientes de la SEV, la Sedema y la Secretaría de Salud, entre otras dependencias,  sobre presuntos quebrantos a las finanzas públicas que, aun cuando han sido retomadas por la fiscal encargada Verónica Hernández Giadans, no parecen tener tracción delantera ni trasera.

Pero ha bastado con que la Auditoria Superior de la Federación (ASF) haya agarrado un hilo, un pequeño hilo de apenas menos de 350 millones de pesos del gobierno federal, destinado al cacareadísimo programa de videovigilancia, para ponerle precio a la cabeza del choleño y su banda de rufianes, comenzando por los exsecretarios de Finanzas y de Seguridad Pública.

Con la revisión del expediente de adquisiciones del contrato número SSP-UA-111/17 para la adquisición, suministro, electrificación e instalación y puesta en operación de los sistemas de circuito cerrado de televisión CCTV en el estado de Veracruz, realizado por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Veracruz (SSP), se verificó lo siguiente:

El Gobierno del Estado pagó mil 44 millones 523 mil 700 pesos con diversas fuentes de financiamiento, de los cuales 349 millones 775 mil 700 pesos corresponden a los recursos del programa Cámaras de Vigilancia en el Estado de Veracruz; no obstante, el contrato y los convenios no estipularon la cantidad de bienes adquiridos por fuente de financiamiento, y en las facturas emitidas por el proveedor no se registraron los números de series y de identificación de los bienes.

Para colmo, con las visitas físicas de los Centros Estatales de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) de Xalapa, Poza Rica y Córdoba-Fortín y del Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo, Contacto Ciudadano e Inteligencia (C5) de Veracruz, se verificó que se careció de la entrega formal de los bienes, los cuales no se identificaron ni se inventariaron y carecieron de resguardos; además, el funcionamiento de las cámaras instaladas no fue óptimo, ya que la mayoría no funcionaron correctamente o no recibían la señal.

Por lo anterior, se determinaron pagos improcedentes por 349 millones 775 mil 700 pesos con recursos del programa Cámaras de Vigilancia en el Estado de Veracruz. ¿Por qué improcedentes? Porque los bienes adquiridos no se identificaron ni se registraron en el inventario y carecieron del resguardo correspondiente; y tampoco se acreditó el correcto funcionamiento de los mismos, así como su entrega formal.

Por lo tanto, se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por ese monto, más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro en la cuenta de la TESOFE.

La evidencia existe y, al parecer, la voluntad política tanto del gobierno federal como del estatal para llamar a cuentas a Yunes Linares, también.

En su visita de dos días a la entidad, David Rogelio Colmenares Páramo, auditor Superior de la Federación, parece haber acordado emprender acciones inmediatas contra quienes resulten responsables de este desfalco, pequeño si se toman en cuenta los cálculos de lo realmente defraudado en los dos años del gobierno panista.

Fue el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, tradicionalmente sereno para ofrecer información generalmente positiva, quien salió a dar la cara para señalar que el actual gobierno tomará todas las acciones legales necesarias para sancionar la corrupción en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Y es que tenía en su poder los informes de resultados de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), refiriéndose concretamente a las observaciones generadas en el Sistema Estatal de Videovigilancia y en la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV).

Lima Franco advirtió de “redes de simulación en contrataciones” de la anterior administración en la SEV y el desfalco millonario en el caso de las cámaras de video-vigilancia, por lo que anunció que tomarán todas las medidas legales “para sancionar en las partes legales y administrativas que le corresponde”.

Al referirse a los últimos informes en que la ASF detectó un presunto daño patrimonial de 350 millones de pesos durante el ejercicio de 2018, Lima Franco dijo: “Me refiero puntualmente a las redes de simulación en las contrataciones de la anterior administración en la Secretaría de Educación y el desfalco millonario al erario en el caso de las del proyecto de las cámaras de vigilancia del gobierno anterior”.

Los carniceros de ayer son las reses de hoy.

Frases sin disfraces

“A veces un hombre tiene que luchar tanto por la vida, que no tiene tiempo de vivirla”. Charles Bukowski

Comentarios y opiniones: belin.alvaro@gmail.com

Se registra nueva ejecución en Potrero Nuevo

ANTERIOR

Un pueblo sin ley

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre