Hora Libre

Hay ayuntamientos que apoyan y otros que dan la espalda a la Guardia Nacional

Desde que se anunció el proyecto para la creación de la Guardia Nacional, que todavía hoy sigue siendo un mero membrete, sin recursos ni estrategia, no ha habido una recepción unánime entre los partidos, autoridades y grupos sociales. Hoy que ya ha sido desplegada en el territorio veracruzano, las reacciones ante el hecho son verdaderamente asombrosas e inquietantes.

Hay que recordar que los 12 municipios elegidos para inaugurar en Veracruz la GN son Tuxpan, Poza Rica y Martínez de la Torre en la zona norte; Veracruz y Xalapa; Córdoba y Orizaba en la zona centro, y Cosamaloapan, Acayucan, Cosoleacaque, Minatitlán y Coatzacoalcos, de la Cuenca del Papaloapan hacia el sur.

Varios pobladores de municipios que no forman parte de esa lista han manifestado que se sienten marginados de la protección en materia de seguridad pública, si bien varios de ellos gravitan alrededor de estos municipios y se supone que serán atendidos, como en el caso de Coatepec y la región, con el destacamento de Xalapa.

            Lo que llama la atención es la reacción de los alcaldes cuyos municipios sí fueron incluidos.

Ya sabemos que Fernandito Yunes, alcalde de Veracruz, se dijo desinteresado en el tema porque, pese a que llega la GN a la zona conurbada, a él no le han informado y, entonces, como si no existiera.

Pero lo que parece más asintomático es lo que ha pasado en dos municipios donde la violencia se ha cebado de manera virulenta, y a los que se destinará el esfuerzo del nuevo cuerpo policiaco: me refiero a Poza Rica, en el norte, gobernador por un personaje propuesto por Morena, y a Córdoba, cuya alcaldesa, surgida del PAN, ha dado mucho de qué hablar por sus desplantes políticos.

Pues resulta que al alcalde de Morena en Poza Rica, Francisco Javier Velázquez Vallejo, como que no ve con buenos ojos el arribo del cuerpo policiaco federal, sobre todo si ello representa una contribución financiera de su gobierno, en tanto que la alcaldesa panista de Córdoba, Leticia López Landero, ha visto en la presencia federal un apoyo para lograr bajar los altos índices de criminalidad registrados en el territorio que gobierna.

Entrevistado en Xalapa durante la presentación del Festival Turístico de Verano 2019 “Encuentro de las Culturas Vivas”, Velázquez Vallejo negó que los Ayuntamientos deban pagar parte de los sueldos o manutención de los elementos de la Guardia Nacional (GN). A su municipio han llegado, desde el miércoles 3 de julio, unos 100 elementos que estarán a cargo de la seguridad en esa zona, que se alojan en el Séptimo Batallón de Infantería.

Por su parte, la alcaldesa de Córdoba, Leticia López Landero dijo que, tras la llegada de la Guardia Nacional, el ayuntamiento comenzó a realizar trabajos con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en busca del predio que necesitarían para asentarse. Y añadió que las autoridades municipales presentaron la propuesta de los terrenos que cumplían con todos los requisitos, que ya son analizados a la espera de la confirmación de las autoridades federales para comenzar con los trabajos, mientras tanto, el municipio les ha proporcionado un espacio para que puedan asentarse.

“Por seguridad no revelamos el lugar, pero se les está dando todo el apoyo, cuentan con todos los servicios y existe una buena relación porque todas las mañanas la Coordinación Administrativa de Seguridad por parte del ayuntamiento tiene reuniones que han sido positivas, ahí se intercambian cuáles son las necesidades, y el ayuntamiento, por indicaciones de la alcaldesa, las está atendiendo y brindando todo lo necesario para que Córdoba esté más seguro”, señaló la alcaldesa.

No es posible que mientras el ayuntamiento morenista de Poza Rica, cuyo alcalde es de los que más alto salario se despachan en la entidad, ponga peros al apoyo financiero del ayuntamiento, la alcaldesa panista de Córdoba valore el apoyo que representa para recuperar la paz que los cordobeses se merecen.

Ya veremos cómo se comportan los demás alcaldes.

 

Las benditas redes sociales

“Ante la iniciativa del SAT de gravar las propinas en restaurantes, de ahora en adelante pagaré mi consumo con tarjeta y dejaré la propina en efectivo. Poco práctica, sí, pero más justo. O al rato López va a presumir “un certero golpe contra los fifís del Hampa Mesera”. Antonio Sempere @FinisimaPersona

 

Héctor Yunes-Dulce Méndez, formas distintas de asumir el compromiso legislativo

En el análisis que hace Buró Parlamentario del primer año de la LXIV Legislatura federal (2018-2019), dos diputados veracruzanos aparecen en la antítesis de la efectividad y el compromiso con su trabajo legislativo, por un lado, el diputado priista Héctor Yunes Landa, y por otro, la diputada Dulce María Méndez de la Luz Dauzón, de Movimiento Ciudadano.

En el documento “La Cámara de Diputados y el (nuevo) gobierno unificado”, presentado la semana pasada, el excandidato priista al Gobierno de Veracruz, Héctor Yunes Landa, aparece como parte del grupo de los 10 legisladores con menor asistencia a sesiones de votación plenaria.

En tanto que la xalapeña Dulce María Méndez de la Luz Dauzón, de Movimiento Ciudadano, forma parte de los diputados con el más alto score de la Cámara en el primer año legislativo.

Con más años en la política, el oriundo de Soledad de Doblado, con su asistencia a solo el 54 por ciento de las sesiones en que hubo votación (no participó en 70 de ellas) hace equipo con personajes como Gerardo Fernández Noroña, del PT, que solo acudió al 51.2%; Jorge Emilio González Martínez, el Niño Verde, votante en solo el 39.6% de las 154 sesiones, y la morenista Gabriela Cueva Barrón, quien ya debió haber sido severamente sancionada al acudir solo al 15.5% de las sesiones de votación. Para colmo, el documento lo cataloga como de calificación insuficiente y lo ventanea por no haber presentado una sola iniciativa.

La diputada xalapeña, hija de Armando Méndez de la Luz y Dulce María Dauzón, es la más sobresaliente entre todos los municipios, al ocupar el primer lugar entre los 500 diputados federales en lograr los mejores porcentajes y, por ende, ser la primera del top5 dentro de Morena. Por ello, su calificación es Sobresaliente, y ha acudido al 94 por ciento de las sesiones con votación.

Otra diputada federal veracruzana, la priista Anilú Ingram Vallines, ha logrado colarse en el cuarto lugar del top5 aunque solo de su bancada, luego de Ana Lilia Herrera Anzaldo,  Dulce María Suri Riancho y María Alemán Muñoz Castillo.

Una de las sorpresas en el documento de Buró Parlamentario es que, entre los 13 diputados federales “indígenas” que fueron votados para la LXIV Legislatura, no solo se encuentre el tramposo diputado chiapaneco Humberto Pedrero Moreno, sino que en ese grupo esté el panista veracruzano Jesús Guzmán Avilés.

En efecto, mientras el chiapaneco originalmente postulado por el PVEM y luego donado a Morena, tuvo que presentar un documento irregular emitido por un comisario ejidal para pasar como candidato “indígena” en el distrito de Bochil, el veracruzano ganó la elección para representar al Distrito 2, con cabecera en Tantoyuca, sin que nadie cuestionara su supuesto origen indígena. Por cierto, su aportación en materia de iniciativas también es cero y su calificación es Insuficiente.

 

Las benditas redes sociales 3

“Buena periodista, mala administradora. Sanjuana debe volver a lo suyo; Notimex necesita otra gestión”. Federico Arreola @FedericoArreola

 

¿Cuánta producción legislativa hubo en San Lázaro?

Desde septiembre de 2018 al 30 de abril de 2019, se presentaron a la Cámara de Diputados un total de 1 mil 529 iniciativas de ley, y 1 mil 226 proposiciones con punto de acuerdo (un total de 2,756 piezas de legislación). De acuerdo a sus presentadores, las iniciativas se distribuyeron de la siguiente manera: diputados federales, 1 mil 426 (93.26%); Congresos locales, 48 (3.14%); Senadores, 42 (2.75%); Ejecutivo Federal, 5 (0.33%); Comisiones, 7 (0.46%); Ciudadanos, 1 (0.07%). En total, 1 mil 529

            La mayor parte del volumen de las iniciativas procesadas en la Cámara de Diputados como cámara de origen, proviene de legisladores de la misma asamblea. En el primer año de la LXIV Legislatura, prácticamente 9 de cada 10 iniciativas fueron propuestas por diputados.

La única iniciativa ciudadana se presentó a la cámara el día 27 de noviembre de 2018 y su objetivo es eliminar las cuotas aplicables de IEPS por enajenación o, en su caso, importación de gasolinas, diésel, propano y butano. Dicha pieza fue turnada a la comisión de Hacienda y Crédito público donde actualmente se encuentra pendiente de dictamen.

Los temas que han tenido mayor recurrencia han tenido en los intereses de los legisladores se refieren a reformas sobre seguridad pública, hacienda, educación y cultura, y cambios al propio Poder Legislativo.

La mayor parte de los proyectos de ley (91%), presentados en el primer año de la LXIV Legislatura, fueron modificaciones ordinarias del marco jurídico nacional, mientras que tan sólo el 6% de las iniciativas que se procesaron en la asamblea, tuvieron un enfoque profundo o trascendental de trasformación.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | http://formato7.com/author/abelin/

“Candados” en programas federales frenan desarrollo en pueblos indígenas

Anterior

Experimentada mujer llegará a la Luna en la era del cambio

Siguiente

Te puede interesar

mas en Hora Libre