Funcionario estatal, suspendido en Morena por deshonesto

Desde el martes 26 de marzo, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, emitió una sanción severa en contra de Rolando Ramírez Sánchez, nombrado subsecretario de Desarrollo Regional de la Sedesol por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, y no sabemos las razones por las cuales no ha sido destituido de su cargo por haber desviado recursos del partido.

Rolando, quien fue candidato a diputado federal en 2015 y coordinador de Morena en el distrito de Martínez de la Torre, fue suspendido y deberá ser inhabilitado de sus derechos partidarios por un plazo de tres años, lo que le impediría para cualquier cargo de la estructura organizativa de Morena.

Esta sanción debería tener un alcance inmediato para, al menos, suspenderlo temporalmente de su cargo en el gobierno estatal.

¿Alguien en el gobierno de Veracruz, comenzando por su jefe inmediato Guillermo Fernández Sánchez, titular de la Sedesol, podría poner las manos al fuego por la honestidad de este personaje?, ¿cómo podría hacerlos cuando además de enfrentar la sanción de su partido por el manejo inescrupuloso de los fondos internos, por la misma razón existe una denuncia penal interpuesta también por Rafael Díaz Sánchez, de quien se apropió de recursos que le había destinado la organización partidista para la realización de tareas organizativas? ¿Alguien con ese antecedente puede ser confiable para manejar los recursos públicos?

 

Las benditas redes sociales

“¡Morena viajó al futuro! Aún no sesionábamos para escuchar las ternas que nos mandaba el presidente para #CRE y ya habían hecho el dictamen en donde aprobábamos “mañana” a los 12 aspirantes”. Julen Rementería @julenrementeria

 

Desvió prerrogativas, ¿no hará lo mismo con recursos públicos?

Según la narración presentada por el denunciante el 6 de diciembre de 2018, fue por una notificación del SAT en junio de ese año, por una anomalía en su declaración bimestral, como se enteró que Morena había emitido a su favor un cheque por 2 mil 540 pesos con 67 centavos, que nunca llegó a sus cuentas. Esta operación se repitió al menos en dos ocasiones más, lo que representó cerca de 7 mil 700 pesos, por lo que acudió a ver a Rolando Ramírez, entonces coordinador distrital de Morena, para conocer del tema, pero este campechanamente le contestó que no tenía conocimiento.

“Le pregunté (…) si sabía algo al respecto sobre el pago que me había llegado y que jamás cobré pero que en el sistema del ‘SAT’ aparece que se hizo efectivo por mi persona, respondiéndome que él no sabía nada, que quizá se trataba de algún error del ‘SAT’, que él no había ingresado mis documentos personales a sistema de pago, ni mucho menos los había ocupado para alguna otra cosa más que para mi nombramiento como Coordinador, entrando en actitud sospechosa pues mientras más le cuestionaba respecto al pago, más nervioso se ponía”.

Cuando descubrió que no era uno sino tres pagos, por los que había adquirido compromisos fiscales que le estaba requiriendo Hacienda, Rafael Díaz Reyes volvió a ver al coordinador distrital, hoy feliz subsecretario, con las los comprobantes impresos, y la respuesta fue que se olvidara del tema y se concentrara en los trabajos de capacitación electoral.

La noche del 9 de septiembre, sin embargo, recibió la visita de Rolando Ramírez Sánchez en su domicilio para confesarle su culpa: “al grano, Rafa, vengo a pedirte que por favor no prosigas con la investigación sobre lo de tu baucherde pago, fui yo quien lo cobré”. Se justificó con que se había dejado influenciar por otras personas y pidió que la cosa no avanzara porque su esposa, empleada de Bancomer, estaba involucrada y podría perder su empleo.

No le hizo caso. No solo tramitó su inconformidad por la vía interna sino también presentó formal denuncia contra el actual funcionario estatal ante las autoridades ministeriales del 1 de diciembre de 2018, derivada de la cual la Fiscalía General de Justicia, mediante el Fiscal Segundo, Rubén Ortiz Reyes, ordenó girar instrucciones al Comandante de la Policía Ministerial de Martínez de la Torre, con el fin de realizar diversas diligencias para el total esclarecimiento de los hechos.

 

Las benditas redes sociales 2

“Dicen que Marko Cortes y comparsas se pasan los días mirando al cielo para ver a qué hora llega la flota de aviones y soldados enviada por la OEA para evitar que AMLO se reelija en el 2024. Los comandan expertos futurólogos, pitonisos y augures”. Alberto Barranco Chavarría @ABarrancoCh

 

Suspendido en su partido, goza puesto en gobierno de Morena

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, integrada por Gabriela Rodríguez Ramírez, Héctor Díaz-Polanco, Adrián Arroyo Legaspi y Víctor Suárez Carrera, le hicieron de conocimiento del procedimiento a Rolando Ramírez Sánchez, quien se escudó en 101 fotografías sobre su supuesto trabajo en Morena. Y señala:

“Este órgano jurisdiccional estima que el C. Rolando Ramírez Sánchez vulneró las disposiciones estatutarias relativas a la búsqueda de causas más elevadas que sus propios intereses, así como las concernientes a combatir el régimen de corrupción y la no utilización de las prerrogativas para otros fines distintos a los exclusivos por la norma estatutaria”.

Añade que el hoy subsecretario “no aportó ningún medio de prueba para desvirtuar las acusaciones hechas en su contra por el C. Rafael Díaz Sánchez relativas al uso indebido de las prerrogativas partidistas pues, caso contrario a ello, únicamente se limitó a aportar un sinfín de fotografías con las que, a juicio de este Tribunal Partidario, pretende sustentar su participación, dedicación y entrega a nuestro partido-movimiento durante los años de su constitución hasta la actualidad”.

Por lo que resuelve sancionar a Rolando Ramírez con la suspensión de derechos partidarios por el plazo de tres años contados a partir de la emisión de la resolución. “Dicha sanción implica su inmediata destitución de cualquier cargo dentro de la estructura organizativa de Morena

 

Polvo de gis

 

Ha fallecido un veracruzano ejemplar … La madrugada del lunes falleció en Xalapa el abogado y educador xalapeño Emilio Gidi Villarreal, uno de los últimos mohicanos en la política entendida como servicio a la sociedad, quien en todos sus puestos públicos mostró una ética a prueba de cualquier escrutinio. A diferencia de muchos de sus contemporáneos (y, sobre todo, de los políticos actuales), Gidi Villarreal cumplió con sus funciones académicas y en la administración pública con una rectitud asombrosa, un don de gentes y una enorme capacidad de diálogo. Trabajé brevemente con él en la Legislatura y más brevemente en la Universidad Veracruzana, siempre en tardeas de comunicación social, pero su trayectoria no tuvo sombra alguna, sea como profesor universitario, funcionario público, representante popular o rector de la UV, donde le tocó impulsar el proceso de reforma que permitió dotar a la casa de estudios de la autonomía de la que gozaba ya la mayoría de las universidades públicas del país. Un abrazo para su familia La torpeza discursiva de Hipólito ante la violencia criminal y los homicidios… Releí en la columna que Bernardo Gutiérrez escribe “Desde el café”, una declaración torpe del personaje que representa el cargo de alcalde xalapeño, un tal Hipólito Rodríguez, donde expone claramente las diferencias entre quienes son asesinados en una plaza, Xalapa, a la que no ha sabido defender de la delincuencia. Independientemente de que todos compartimos la condena por el asesinato del activista Abiram Hernández, conspicuo defensor de los derechos humanos y quien acompañó a los colectivos de búsqueda de desaparecidos en su afanosa y a veces infructosa batalla por encontrar a sus familiares, lo realmente terrible es la diferenciación que hace el alcalde entre quienes son asesinados en la ciudad: “Me da profunda tristeza lo que ocurrió porque no estoy hablando de un ciudadano común, sino de un muchacho limpio y comprometido que luchó porque haya un Xalapa mejor. Es mucho mi dolor…”. Señalar eso nos explica su displicencia ante otras muertes violentas, que no le merecen tanta consideración por ser las de ciudadanos comunes (y corrientes); del montón, pues. ¡Fuera máscaras!, como quien dice…

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | http://formato7.com/author/abelin/

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx