Hora Libre

Frente a negro panorama, calificadoras destacan finanzas de Veracruz

En un contexto negativo para el país, que pierde terreno porque las calificadoras lo ponen en niveles muy bajos, Veracruz ha logrado este lunes una segunda calificación positiva de HR Ratings gracias al buen manejo de sus finanzas públicas, lo que, de continuar así, podría lograr los niveles de calificación más altos de su escala.

Aquí hemos observado críticamente la pésima gestión del gobierno morenista en áreas sumamente sensibles como Salud y Seguridad Pública, sin embargo, en materia de finanzas públicas hemos reconocido el atino con que se han manejado, lo que no ha pasado desapercibido para las empresas calificadoras internacionales.

HR Ratings mantuvo este lunes la calificación BBB- a Veracruz, pero con perspectiva distinta al pasarla de estable a positiva, casi un mes después de que Fitch Ratings y Moody’s bajaron la calificación de la nota soberana de México, Pemex se encuentra al límite de perder grado de inversión y otras entidades hoy miran a Veracruz como ejemplo en manejo de la deuda.

Hay que recordar que Veracruz viene de enfrentar 2019 de manera exitosa: logró la reestructuración de su deuda, cumplió en el pago de obligaciones, elevó sus ingresos, transparentó sus estados financieros, implementó la Ley de Austeridad y aplicó una eficiente contención del gasto, entre otras acciones que eran necesarias.

Todo ello le permitió reducir el monto de la deuda de manera histórica y ocupar el primer lugar nacional en este rubro de acuerdo al último reporte de la SHCP.

A diferencia de los tres anteriores gobiernos, que hundieron a Veracruz con más deuda e incumplieron en la cancelación de compromisos tanto con proveedores como con órganos autónomos (marcadamente la Universidad Veracruzana y el Instituto de Pensiones del Estado), el gobierno de Cuitláhuac García ha ido disminuyendo los adeudos y ha logrado mejores condiciones en la reestructuración de la deuda heredada que amenazaba con colapsar el funcionamiento del aparato gubernamental en su conjunto.

Hoy es posible reconocer que, a diferencia del gobierno federal, donde el titular de Hacienda no puede tomar ninguna determinación que permita establecer políticas públicas adecuadas para enfrentar la crisis severa que sobrevendrá a la pandemia, en Veracruz el titular de la Sefiplan, José Luis Lima Franco, ha tenido la confianza del mandatario estatal y ha logrado certidumbre en las finanzas, con un mejor manejo de deuda tanto del corto como del largo plazo, a diferencia de anteriores administraciones.

Por eso, a pesar del entorno complicado, donde las participaciones tienen una proyección de -5.4% respecto a 2019, sumado a que los ingresos propios también se están viendo afectados por la contingencia, a Veracruz se le ve con buenos ojos.

¿Qué ve HR Ratings en el manejo de las finanzas de Veracruz?

Según el comunicado enviado por la empresa, HR Ratings mantiene la calificación en BBB- pero cambia su perspectiva de estable a positiva, lo que significa que se confía en un adecuado manejo presupuestal, ya que en 2019 se logró un superávit primario de 8.5% comparado con el 2.6% de los ingresos totales.

Se señala que Veracruz logró mejorar significativamente su liquidez al cierre de 2019 lo que le permite hacer un buen manejo de la deuda.

            También mejoró con sus acciones de refinanciamiento. Se espera que el servicio de la deuda baje a un promedio de 12.3% de los ingresos de libre disposición, menor a lo proyectado, lo que se traduce en más recursos para atender demandas sociales.

Veracruz logró pagar de manera inmediata un crédito de 2 mil 400 millones de pesos en enero, gracias al manejo ordenado y responsable de los recursos. HR Ratings reconoce la reestructura lograda por las sobre tasas obtenidas del proceso, en el cual participaron varios bancos y esto permitió tener diversas ofertas en un marco de libre competencia.

En el documento se destaca la desaceleración de gasto corriente en 2019 con un incremento de 2.0% gracias a la Ley de Austeridad, donde la consolidación de adquisiciones por parte de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) jugó un papel trascendental, y se logró una exitosa contención del gasto.

HR Ratings asegura que de continuar así, Veracruz podría regresar a los niveles de calificación más altos de su escala. Aunque para ello deben cuidarse factores como continuar con las medidas de austeridad, el control sobre las transferencias al sector público y los esfuerzos en materia de recaudación para mantener liquidez con un superávit primario.

Y es que hay que pensar en eso pues la contingencia por el Covid-19 ha paralizado la economía mundial, ocasionando un proceso inminente de recesión que en México se espera que sea de -7%.

El impacto en México por la pandemia es grave, se han perdido más de 400,000 empleos y muchas MiPyMes han tenido que cerrar sus puertas

¿Qué significa esto para los estados del país? Limitar severamente el potencial recaudatorio por el cierre temporal, y políticas de apoyo sobre todo en el diferimiento de pago de impuestos.

Pese a ello, lo cierto es que hoy en Veracruz se cuenta con finanzas más fuertes para enfrentar la contingencia, las calificadoras vuelven a dar su voto de confianza y eso da un mensaje de certeza a las inversiones.

Polvo de gis

La burra hablando de orejas… La diputada morenista Rosalinda Galindo acaba de escupir para arriba. Sí, la misma que solo con ver a un fotógrafo enfocándola esboza una sonrisa de satisfacción porque la vida política le ha dado mieles, ha dicho este lunes que los partidos de oposición (MC, PRD y PAN) no tienen calidad moral para calificar a los gobiernos de Morena (como si los dirigentes de esos partidos estuvieran esperando la autorización). Sin mencionar al PRI, que también suscribe el manifiesto que critica acremente al gobierno de Cuitláhuac García Jiménez por lanzar una reforma electoral en lugar de enfocarse en la lucha contra el Covid-19, Rosalinda Galindo se ha mordido la lengua, y los opositores pueden argumentar que ella no tiene calidad moral para criticarlos, luego de que ha puesto a toda su familia en puestos públicos, aprovechándose de su posición como legisladora del partido en el poder y de amiga personal del Gobernador. ¡Pásenle una toalla!

Ministros le dieron pa’sus tunas a Bonilla… Aunque Andrés Manuel López Obrador ha lanzado misiles contra los contrapesos institucionales y fácticos, entre ellos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), este lunes los ministros del Poder Judicial federal le quitaron de encima dos elementos incómodos que confluían en una sola persona: Jaime Bonilla, gobernador morenista de Baja California, quien solo estará en el cargo por dos años y nada más, justamente para los que fue electo. No tendrá el tan anhelado mandato de cinco años que le había regalado el Congreso local anterior, con el voto de los diputados del PAN. Por unanimidad, la SCJN declaró como inconstitucional la llamada “Ley Bonilla”, luego de aprobar el proyecto de José Fernando Franco González Salas, Ministro de la Segunda Sala. Con ello, sin intervenir, AMLO se deshace del estigma de que su partido puede transgredir la ley a su conveniencia y también evita que un gobernador que ya se había convertido en una piedra en el zapato gobierne más allá de 2022, con la posibilidad de actuar en abierta confrontación con el Tlatoani.

Si no pudo con el dengue… Muchos lectores me han enviado mensajes sobre la columna de ayer en que manifesté mis dudas sobre la capacidad de quien maneja Salud en Veracruz, dudas que por cierto comparte el mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador porque de inmediato mandó a una delegada para corregir los errores y omisiones para contener el coronavirus en Veracruz. Hubo quienes señalaron que la mayor responsabilidad radica en los propios ciudadanos, que no han entrado en razón y aun quienes no están obligados a salir por cuestiones de sobrevivencia siguen haciéndolo invocando contagios que no ayudan a contener el ascenso de la pandemia. Lo cierto es que no ha habido capacidad, y si no la hubo el año pasado para contener el dengue, gracias a una malentendida austeridad, muchos menos para enfrentar una pandemia. Este lunes se reunió el gobernador Cuitláhuac García con quien funge como enlace federal María del Rocío García Pérez, directora del DIF Nacional, enviada por AMLO. Ya veremos cómo se las ve de negras con Roberto Ramos Alor, secretario de Salud estatal, a quien el mandatario nombró como enlace de contraparte, y si puede convencerle de que las limpias con yerbas, pasadas de huevo y sahumerios no lograrán acabar con el coronavirus.

Frases sin disfraces

“No hubiésemos podido salir de esta pandemia, de esta crisis, si no se cuenta con el apoyo de la gente. Y lo hicimos sin medidas cohercitivas”. Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com

Emboscan y asesinan a director de la policía de Huatusco

ANTERIOR

CFE… ¿Abuso en la CFE?

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre