Hora Libre

Exsíndica de Xalapa, poderosa funcionaria federal

Es posible que acá en Xalapa haya aprendido las bondades de las influencias políticas para mejorar la situación de la familia, como lo han hecho casi todos los morenistas que lograron colarse en los poderes ejecutivo y legislativo estatal, comenzando por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

¡Y de qué manera!

En el tiempo en que despachó como síndica del ayuntamiento capitalino, al lado del alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, Angélica Ivonne Cisneros Luján pudo ver en la comuna a varios familiares del gobernador y cómo la diputada local Rosalinda Galindo Silva ha colocado en diversas dependencias desde a su marido hasta hermanos, primos y tíos.

Aunque no es delito el nepotismo, y menos si no se practica en la misma área de quien lo instituye para beneficio familiar, lo que están haciendo los morenistas es lo que siempre criticaron… de los demás.

Y es que la investigadora de la UV con licencia, ha logrado aprovechar su puesto de Comisionada Nacional de Protección Social en Salud del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), para colocar en puestos inmejorables, y hasta con salarios más altos que el del presidente Andrés Manuel López Obrador, a su hija y a su pareja.

Amiga personal de la extesorera municipal, extitular de la Sefiplan y exsecretaria de finanzas de la UV, Clementina Guerrero, Ivonne supo aplicar su carácter duro, como era conocida en el ayuntamiento donde doblegó al mismísimo Hipólito, en el gobierno federal para que la familia (la suya) viviera de maravilla.

Ý no es la única, pero por hoy solo hablaremos de ella.

En redes sociales aparecieron dos nombres de personas ligadas familiarmente con ella y que laboran en el gobierno federal y en una empresa paraestatal: por un lado, Silvia Angélica Reza Cisneros, su hija, quien se desempeña como secretaria particular de la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, con un salario bruto mensual de 131 mil 681 pesos (un sueldo neto estimado de 91 mil 518.30 pesos). Ya sabemos la tradición de doña Eréndira, que no es capaz de ver la viga en el ojo propio.

En tanto, el pedagogo Jorge Reza Casahonda, su pareja, conocido en Xalapa por haber dedicado su vida profesional a la producción audiovisual, tanto en la Dirección General de Televisión Educativa de la SEP como en diversas dependencias de Veracruz e, incluso, como docente en el Instituto de Salud Pública de la UV, donde Ivonne Cisneros era investigadora, disfruta de un puestazo en Pemex Corporativo, donde recibe un sueldo bruto de 137 mil 135 pesos.

Como se ve, a doña Ivonne le va mejor en la Ciudad de México que al lado del gris alcalde de la capital de Veracruz. Allá, por ejemplo, gana el doble de lo que nominalmente gana el investigador social, pues su sueldo bruto es de 144 mil 343 pesos.

Ahora sí que: Quítate tú, pa’ponerme yo.

México ha dejado la puerta abierta al coronavirus 2019

Todo parece indicar que el gobierno mexicano no está tomando medidas de control en puertos y aeropuertos de entrada al país para contener la posible incursión de personas que estén contagiados con el Coronavirus 2019, mostrando de nueva cuenta una total despreocupación del gobierno federal por la salud de los mexicanos.

El caso más evidente del total desinterés de las autoridades sanitarias por el grave riesgo inminente que representa esta epidemia (como en el caso local, ocurrió ante el dengue), fue la incursión en la capital del país de una familia china que estuvo por dos días en la Ciudad de México, uno de cuyos integrantes fue detectado con la enfermedad ya desarrollada en Los Ángeles, California.

En efecto, la Secretaría de Salud no estuvo en posibilidad de detectarlo y aislarlo en cuarentena para evitar la proliferación de la enfermedad en el país puesto que no hay un solo filtro en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, lo que hizo claro un grupo de estudiantes de Guanajuato que estudian en China y que regresaron al país (vía Seúl, Corea del Sur) sin que nadie les preguntara siquiera de dónde provenían.

Según la información que ya tuvo repercusión internacional (y que puede afectar severamente la actividad turística del país), un portador de coronavirus confirmado en Estados Unidos estuvo en la Ciudad de México realizando diversas actividades turísticas.

Llegó al aeropuerto, se trasladó en Uber a un hotel del centro histórico donde se hospedó con su familia, visitó la Catedral metropolitana, comió tacos, anduvo del tingo al tango y, tras tres días, cuando empezó a sentir los síntomas de la enfermedad, regresó al aeropuerto para viajar a Los Ángeles, donde fue detectado el virus.

Según un documento obtenido por el portal de Milenio, el turista y su familia llegaron a la CDMX el pasado 20 de enero por medio de un vuelo Delta Airlines 0573. El hombre con las iniciales Q. L. tomó un Uber, el cual solamente tomaron su familia y él y se hospedaron en el Hotel Hilton Mexico City Reforma. Al segundo día, entraron a la Catedral Metropolitana, a un museo y una tienda (cuyos nombres no recuerdan) y comieron tacos en un establecimiento pequeño. Fue durante esta jornada que el hombre de 38 años de edad comenzó a manifestar síntomas de la enfermedad.

El tercer y último día (22 de enero) de su estadía tomaron un segundo Uber que los llevó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y comieron en un restaurante del cual tampoco pudieron recordar el nombre. Ese día tomaron el vuelo AA 2546 de American Airlines de la capital mexicana a Los Ángeles.

El pasado 28 de enero la SS recibió un correo electrónico por parte del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) en la que se informó del caso confirmado del turista, lo que significa que el pasajero fue infeccioso durante su estadía en la capital del país.

La Dirección General de Epidemiología señaló: “De los contactos hasta el momento identificados (personal de un hotel y de una empresa de transporte urbano), ninguno ha desarrollado síntomas de la enfermedad a más de 10 días de su exposición, lo cual supera el tiempo promedio de incubación conocido (6-7 días), aun así, se mantendrán en seguimiento hasta cumplir 14 días desde su exposición”.

Es cosa que debieran investigar los científicos chinos: cómo es posible que ningún mexicano expuesto al contagio tenga síntomas de la enfermedad; o tal vez deban investigarlo los interesados en la mercadotecnia política: cómo se busca que haya esa enfermedad en el país para que todo mundo pierda de vista temas muy importantes de la agenda nacional.


La telenovela de Javo y Karimita

Pues, nada, que doña Karime Macías, en caso de que el fiscal Alejandro Gertz Manero no diga lo contrario, se quedará en Londres lista para desposarse nuevamente, con una pensión alimenticia de 180 mil pesos entretanto.

Según el diario Reforma, Javier Duarte y Karime Macías se divorciaron el pasado 21 de octubre, cuando Reyna Concepción Mince Serrano, Juez 39 de lo Familiar en la CDMX, declaró disuelto el vínculo matrimonial que suscribieron desde hace 20 años, bajo el régimen de bienes separados.

Fue Macías quien demandó al reo Duarte desde el 16 de mayo de 2019 ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y, como si fuera producto de un acuerdo, el exgobernador de Veracruz lo aceptó sin condiciones; es decir, se allanó a la demanda.

De hecho, Duarte constituyó una hipoteca con la que garantizó 2 millones 160 mil pesos, que es el total del primer año de los gastos de pensión; el bien hipotecado es un inmueble localizado en la calle Miguel Lerdo 405, Zona Centro, Código Postal 91700, en el Puerto de Veracruz, adquirido por Duarte antes de casarse, y que nunca fue asegurado por las Fiscalías de Veracruz y General de la República.

Duarte y Macías se casaron el 29 de abril del 2000 en Coatzacoalcos, Veracruz, bajo el régimen de separación de bienes, y durante los 20 años que estuvieron juntos nunca adquirieron una propiedad que inscribieran a nombre de ambos.

Macías conservará la custodia de sus tres hijos, mientras que Duarte ejercerá el derecho de convivencia una vez que termine de cumplir con todos sus problemas judiciales y ajustándose a los calendarios escolares del Reino Unido, donde viven Karime y sus hijos.

Frases sin disfraces

“La desobediencia es el verdadero fundamento de la libertad. Los obedientes deben ser esclavos”. Henry David Thoreau

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com

Federales aseguran encierro de traileres frente a la aeropista Juan Antonio Perdomo

ANTERIOR

EL ABC DEL SAT

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre