Hora Libre

El grave riesgo sanitario que acecha a Veracruz

No podemos hacernos tontos: con las autoridades sanitarias en que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez ha confiado la salud de los veracruzanos, la epidemia de Covid-19 que tenemos encima nos va a golpear duramente.

            No hay un solo resquicio de esperanza de daños menores: el titular de la Secretaría de Salud, Roberto Ramos Alor, es el mismo personaje folclórico que nos hundió el año pasado con el dengue, virus que logró las cifras más altas en morbimortalidad, gracias a su criminal decisión de ahorrar en un tema que no admite el mínimo descuido.

            Pero si sus decisiones presupuestales fueron erróneas y con consecuencias fatales, peor ha sido su respuesta altanera y miope, más preocupada por salvar al gobierno estatal y federal de las consecuencias del austericidio que en reconocer las fallas. Si esto último hubiera sido su sello, podríamos esperar una mejora, pero no es así, y el mandatario estatal no parece quererle jalar las orejotas.

El dengue sigue entre nosotros, a pesar de la estación invernal a punto de fenecer. En los primeros meses del año, la SS ha buscado colmar los medios de comunicación con boletines en que insiste en una supuesta estrategia de combate al dengue; no sabemos, sin embargo, si además de buscar descansar esa responsabilidad exclusivamente en la población, la dependencia ha adquirido lo indispensable para incrementar la cobertura de aplicación de insecticidas.

Hace más de una década, el insecto desaparecía en los meses de invierno, pero ya no; ahora se reproduce todo el año.

Y mire lo que reporta la Secretaría de Salud del gobierno federal: con 497 casos de dengue, Veracruz sigue encabezando las cifras nacionales solo en 2020 y, lo que es más dramático, de 2019 a la fecha se tiene registro de 50 personas fallecidas por esta epidemia.

            Al corte de la primera semana de marzo de 2020, el estado de Veracruz se mantiene en el primer lugar nacional en casos confirmados de dengue, según el Panorama Epidemiológico de Dengue, 2020, correspondiente a la semana epidemiológica con fecha de corte del 9 de marzo.

La lista la encabezan: Veracruz, con 497 casos (54 nuevos casos durante la última semana); Tabasco (311 casos), Quintana Roo (192), Guerrero (157) y Jalisco (121). La Secretaría de Salud del gobierno federal señala que en las primeras 10 semanas de 2020 solo 24 estados han registrado casos de dengue.

En cuanto a mortalidad por dengue, en el Informe semanal de vigilancia epidemiológica Dengue se da a conocer que en lo que va del año van 57 defunciones, 8 de ellas en Veracruz. Ello, pese a que la sola lectura del informe permitiría al inepto pediatra identificar las zonas geográficas más afectadas por el virus.


Débiles con el dengue, ¿qué harán frente al Covid-19?

Si esto ha sido con el dengue, en que el país tiene varias décadas en su combate, con altibajos en cuanto a las acciones oficiales, puede usted imaginarse lo que va a ocurrir cuando a finales de marzo y principios de abril se establezca la segunda fase del Coronavirus (Covid-19), la de la multiplicación de los contagios (transmisión comunitaria), con una Secretaría de Salud de Veracruz que ha apostado por una criminal austeridad, a costa de la población que debería atender.

            Pese a la evidencia de la gravedad de esta cepa, la Secretaría de Salud de Veracruz no fue capaz de recomendar al gobernador Cuitláhuac García la posposición o cancelación de la Cumbre Tajín 2020, y han esperado a que el gobierno federal tomara decisiones para impedir actos masivos para que la directora del IVEC, Silvia Alejandre, anunciara en conferencia de prensa que se cancelaba en su tercer y último día.

Con desabasto de medicamentos, pésima infraestructura hospitalaria (ciertamente heredada), poco personal de salud y un secretario de Salud más interesado en promover la propaganda morenista que en contener la propagación de enfermedades, pueden ya ir tomando medidas en lo personal y familiar para evitar los contagios.

Seguridad Pública: duro con campesinos, temeroso con los maleantes

Luego de la represión brutal desatada contra campesinos apostados a la entrada del Parque Temático Takilhsukut, donde daría inicio la Cumbre Tajín el viernes pasado, la Secretaría de Seguridad Pública ha tratado de esconder este hecho mediante la difusión de aciertos en la persecución de criminales en el norte y sur de la entidad.

Y es que el vierneslas imágenes que circularon a nivel nacional e internacional no fueron sobre la armonía y paz que siempre invoca la Cumbre Tajín, sino la de indígenas golpeados, heridos y aterrorizados ante la brutalidad de los policías que, después, fue ‘justificada’ con el garlito de que los manifestantes de la organización Racimos iban armados con machetes que blandían amenazantes.

El sábado, en conferencia de prensa en Xalapa, los diputados federales de Morena, Jaime Humberto Pérez Bernabe y Claudia Tello Espinosa, lamentaron que el gobierno estatal hubiera puesto el garrote en lugar del diálogo.

Pérez Bernabe también tundió a los diputados locales que, junto con los periodistas acreditados al evento, parecían conformar el mayor contingente en las presentaciones realizadas en los primeros dos días de la Cumbre Tajín.

En la agresión del viernes contra campesinos, dijo, se ven fotografías donde algunos diputados locales, como Juan Javier Gómez Cazarín, están adentro del recinto degustando platillos y bebidas típicas de la región, platicando como si nada pasara, mientras afuera hay gritos, hay golpes, hay detenidos, y nadie de ellos hace nada.

Divulgan golpes contra líderes criminales

Como para taparle el ojo al macho, el sábado la SSP dio a conocer dos enfrentamientos con criminales, uno en San Andrés Tuxtla, en que dio muerte a un presunto jefe regional del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y otro en Tihuatlán, donde detuvo a un supuesto jefe de plaza del grupo delictivo los 35-Z.

En el primer caso, la Secretaría de Seguridad Pública abatió a Melvin Santos Carvallo, supuestamente del CJNG, quien operaba en las regiones de Isla y San Andrés Tuxtla y se encontraba relacionado con el grupo delictivo “Los Piñas”. Corren versiones extraoficiales en el sentido de que este sujeto era pariente del exdiputado federal y local priista Jorge Carvallo Delfín, exsecretario particular del exgobernador Javier Duarte de Ochoa.

De acuerdo con el reporte policial, los efectivos fueron agredidos por varias personas desde la azotea de un domicilio particular y, al repeler el ataque, mataron a Melvin “N”. En la misma acción aprehendieron a Rosa María “N”, quien estaba en posesión de un fusil de asalto M4 calibre 5.56, un arma de fuego tipo escuadra calibre 9 mm y cuatro cargadores.

También el sábado 14, la SSP dio a conocer que, a través de elementos de la Policía Estatal, detuvo a José Leobardo “N”, alias “Pepe-Pepe” o “Link”, supuesto jefe de plaza del grupo delictivo los 35-Z, por el presunto delito de portación ilegal de arma de fuego.

Mediante patrullajes sobre la carretera federal 180 México-Tuxpan, a la altura del Hípico Inn de Tihuatlán, los efectivos vieron un vehículo marca Ford, tipo Fusion, color negro, placas G02ALG, conducido por un hombre que al notar la presencia policial tomó una actitud evasiva, dándose a la fuga, por lo que procedieron a seguirlo hasta alcanzarlo en la altura de la caseta de Tuxpan.

Al realizar la inspección precautoria, detuvieron a José Leobardo “N” por posesión ilegal de un arma de fuego, marca colt MK IV, tipo 38 Super, serie 80, matrícula CU01533E.

Diferentes carpetas de investigación, a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE), señalan que el sujeto cuenta con antecedentes de secuestro agravado, robo de vehículo, delincuencia organizada, asesinatos, extorsiones y cobro de piso en las ciudades de Poza Rica, Coatzintla y Tihuatlán, por lo que fue puesto a disposición de la autoridad competente para las indagatorias correspondientes.

Un día antes, el mismo viernes 13 en que resultaron heridos los manifestantes de la Cumbre Tajín, la SSP informó que, a través de los Equipos Tácticos Especiales, detuvo a Erik “N”, alias “El Chiquilín”, presunto jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y a José Eduardo “N”, Yonathan “N”, Jesús Roberto “N” y Carlos Gustavo “N”, al parecer miembros de esta agrupación delincuencial; son señalados por robo a transporte de carga, en la Cuenca del Papaloapan.


Polvo de gis

Cuitláhuac no tiene la boca bendita… Apenas el viernes, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez se solazaba con los más de 100 días sin secuestros en Coatzacoalcos, cuando de pronto salieron a la luz pública varios casos recientes de este delito en el antiguo Puerto México. Es cierto que el Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos (OCC) llevaba un conteo de 138 días sin un solo plagio, pero la semana pasada se desmoronó la estadística cuando se registraron al menos tres casos. El miércoles, la Semar informó que el martes fueron liberadas dos personas privadas de su libertad en un domicilio de Ciudad Olmeca. El jueves trascendió que la policía rescató a cuatro personas presuntamente privadas de su libertad en una casa seguridad en la colonia Centro. Y el viernes fue privada de su libertad una joven de 24 años dueña de un pequeño negocio en Villa Allende alrededor de las ocho de la mañana, justo cuando se desarrollaba la Mesa de Seguridad en el ayuntamiento de Coatzacoalcos. Y a volver a empezar. De todo corazón deseo que vuelva a alargarse la racha pero, al parecer, han llegado nuevos grupos criminales a accionar el secuestro en una ciudad asolada por la violencia.

Le amargan el domingo a Hugo Gutiérrez Maldonado… El titular de la SSP no debió pasar un domingo de plácemes. En el sur de Veracruz hubo movimientos que cuestionaron la efectividad de su gestión. En el Valle de Uxpanapa, se reunieron unos 600 vehículos con autodefensas que pidieron de manera pacífica un alto al cobro de piso, secuestro y robo de ganado (abigeo); en la caravana se reunieron principalmente ganaderos armados de los municipios de Hidalgotitlán, Minatitlán y Las Choapas, entre otros. Mientras tanto, en Minatitlán, cientos de ciudadanos salieron a la calle para manifestarse y mostrar su hartazgo después de 7 meses de la desaparición de la joven Silvia Jazmín, caso que hasta ahora no ha avanzado en nada por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Frases sin disfraces

“¡Ay de los pueblos gobernados por un poder que ha de pensar en la conservación propia!”. Jaime Balmes

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com

Van 53 casos de coronavirus Covid-19 en el país: Salud

ANTERIOR

Pandemia que quebranta

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Hora Libre