El Cuaderno

Negocio Millonario ….. El Redondeo de las tiendas comerciales…..

El presente artículo tiene como propósito el despertar la conciencia de las amas de casa de matrimonios, que hacen la compra de alimentos y artículos varios necesarios en el hogar, así como de los jóvenes que adquieren diversos productos en tiendas departamentales o de conveniencia diaria a la semana y/o en la quincena.

            Los empresarios hábilmente se han asociado para generar conceptos que les permitan “arrebatar” a los consumidores desde .50, 1.00, 5.00 pesos en cada producto que nos venden y le han agregado también la estrategia de crear sus propias “fundaciones” para justificar ante la Secretaria de Hacienda la donación de los fondos acumulables, que finalmente les beneficia en la deducción de sus impuestos globales al año.

            La estrategia de moda en las empresas de conveniencia como las de Femsa-Oxxo, 70/24, 7 eleven, entre otras, así como empresas que venden víveres y diversos artículos para el hogar, entre las que se encuentran Chedraui, Wal-Mart, Soriana, Comercial Mexicana, Super Iberia, Iberia vecino, etc., se le llama “Redondeo”.

            El argumento de las empresas comerciales para aplicar esta estrategia de quitar al consumidor los centavos obedece a que los Bancos ya no manejan monedas de baja denominación; el Banco de México informó recientemente, que el 38.4% por ciento de las monedas en circulación en el país son de .10 centavos, que el 14.2% son de .20 centavos, el 12.0% son de .50 centavos que el 16.6% son de $1.00 un peso y, que un 5.3% son de $2.00 pesos y un 3.6% son de $10.00 pesos. Que existen en circulación en el país suficientes monedas fraccionarias para dar cambio.

            El término “Redondeo” se explica como el proceso de redondear, eliminar ciertas cifras o diferencias para considerar una unidad de valor, en otras palabras, el “Redondeo” consiste en que las empresas no consideran los valores decimales, cortando el número para quedarse sólo con el entero, con el argumento de lograr un monto más exacto en sus cálculos contables.

            No existen leyes, reglas establecidas por la Secretaria de Comercio y/o Profeco sobre el “Redondeo”. Este debe matemáticamente realizarse de dos maneras: hacia abajo, cuando al redondear se obtiene un número menor.

            Por ejemplo: un producto de la canasta básica cuyo valor sea de $22.50. (Veintidós pesos, con cincuenta centavos) debe redondearse a la baja $.22.00 (veintidós pesos).  Otra manera de hacerlo es hacia arriba, en este caso se obtiene un número mayor. Ejemplo: un producto de $ 16.80 (diez y seis pesos, con ochenta centavos) se puede redondear a $17.00 (diez y siete pesos).

            Sin embargo, el redondeo no se aplica solamente para trabajar con valores enteros, también sirven para eliminar decimales. Ejemplo: la suma de varios artículos da la cantidad de $9,256.40 (nueve mil doscientos cincuenta y seis pesos, con cuarenta centavos), puede redondearse a $9,256.00 (nueve mil doscientos cincuenta y seis pesos, cero centavos).

            Dentro del método de redondeo las empresas establecen sus propias reglas muy bien definidas, las cuales sus empleados de caja son capacitados para respetarlas al momento de redondear, de no hacerlo a su favor sus estados contables acumularían errores en sus sumas que traducidos a sus cortes de caja diario, semanal, quincenal y/o mensual les generarían pérdidas considerables.

            Ejemplo más concreto que aplican en los supermercados del “Redondeo” para facilitarles las transacciones y “sustituir la falta de monedas de baja denominación según ellos”, es establecer un pago del consumidor más exacto.

            Analicemos la compra del siguiente producto: agua mineral peñafiel de 600 ml. Valor $8.70 (ocho pesos, con 70 centavos), el consumidor entrega un billete de $20.00 (Veinte pesos), Espera recibir cambio $11.30 (once pesos con .30 centavos), la cajera formula la pregunta siguiente ¿Gusta redondear? No tenemos centavos, la empresa acorrala el consumidor acepta el redondeo, que son .30 centavos. Luego entonces pago por el agua mineral $9.00 (nueve pesos) Recibe de cambio $11.00 (once pesos).

            Hagamos números “a tontas y a locas”, si esta gran empresa, tiene en la ciudad más de 10 tiendas y en un día vende  modestamente 500 productos agua mineral peñafiel de 600 ml. Y aplica el “Redondeo” obtendría .30 por 500, la cantidad a su favor de $ 150.00 (ciento cincuenta pesos), por una semana $150.00 por cinco, la cantidad a su favor es de $ 750.00, a la semana,  y por un mes obtienen de un solo producto por redondeo la cantidad de $3,000.00 (tres mil pesos), en un año $36,000.00 (treinta y seis mil pesos), ¡!!!!! Un solo producto!!!!!!!

            La cuestión, es que se hace con el dinero del “Redondeo” recaudado. Ahora bien, ¿qué certeza tenemos los ciudadanos de que dicho dinero llegue efectivamente a causas benéficas? Ahí está el dilema de contribuir o no en este tipo de campañas, pues no existe una ley que regule dichas donaciones, ni hay plazos para la entrega de ese numerario una vez que se haya recabado y si fiscalmente se declara ante el SAT.

He aquí, que mientras los gobiernos federal y estatales no promuevan una ley que regule estas campañas, lo mejor es no donar, porque ni usted ni yo sabemos quién se beneficia de nuestro dinero y a nadie le preocupa que esto cambie, por lo menos en el corto plazo estas campañas permanecen vigentes ante la indiferencia del Estado mexicano. 

pibe91@hotmail.com

Denuncian corrupción en Concejo de Mixtla

ANTERIOR

Abren convocatoria 2020 para la Policía Municipal de Fortín

SIGUIENTE

TE PUEDE INTERESAR