El Cuaderno

¿MÉXICO: BURGUÉS O COMUNISTA?

La Política de Estado que hoy impera en nuestro país denominada 4T cuarta transformación y que tiene como banderas al viento hasta ahora expresiones como: “No mentir No Robar,  No Traicionar” y un adoctrinamiento diario con frases como: “Se va a hacer más con menos, porque se acaba la corrupción”, “Cuando cambia la mentalidad de un pueblo, cambia todo” “Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie” “No le vamos a fallar al pueblo de México” “No más corrupción en la construcción del país” “No es un cambio de gobierno, es un cambio de régimen” “Ya no es el tiempo de pleitos, de divisiones, tenemos que unirnos” “Faltaba un buen gobierno para convertir a México en potencia”, “ el Coronavirus nos cayó como anillo al dedo”, entre otras. Y le sumamos expresiones  de odio como: Para referirse a la Prensa crítica y a los intelectuales entre los que están historiadores y analistas políticos, los ha denominado “Fifís”, fantoches, doble cara”, a la oposición quienes ocuparon durante los últimos  veinticuatro años el Gobierno PRI y PAN, los estigmatiza con términos de “Conservadores, Corruptos, Neoliberales”.

La Política Pública de “Austeridad Republicana” basada en el principio Constitucional de que nadie debe ganar más que el presidente, recortes presupuestales en salarios y en dependencias, entre las más afectadas la del sector salud ; para obtener los dividendos necesarios para los proyectos “emblemáticos del presidente” La creación de una refinería, un tren y un aeropuerto.

El debate del progreso y del bienestar del pueblo, tiene otra Política Pública, el derrame millonaria de “ayudas para los ciudadanos de la tercera edad, pensionados o jubilados, tantas del bienestar, discapacitados, sembrando vida, becas para jóvenes emprendedores y estudiantes activos”.

En las redes sociales del “WhatsApp”, “Twitter”, “Facebook”, y en plataformas digitales hoy la familia y los ciudadanos discutimos sobre esta Política de Estado. ¿México: Burgués o comunista?  Es una gran desgracia que tú, yo, él, ella, todos, en México nos hayamos aburguesado. Sí que lamentable situación, porque ser “rico o burgués” significa tener una manera de pensar, de querer y de sentir indigna de la calidad humana de los que son pobres.

Y de donde se acuña el término “burgués”, proviene de la ciudad de Burgos, de España, durante la Edad Media, pleno desarrollo feudal; los moradores del campo eran el señor feudal y sus siervos dedicados a la agricultura y a la guerra.  Y los nacientes burgueses Vivian del comercio, de la naciente factoría y de la usura, estas tres actividades han tenido como fin primordial “ganar dinero”. El dinero ocupo el trono de los destinos  humanos. Los ideales de las otras clases sociales, la gloria el heroísmo, el honor, el arte, la moralidad, el saber filosófico, la santidad fueron postergados

La historia universal nos señala ya desde época renacentista que aspirar a ser rico burgués cundió por occidente  como una plaga que hoy reina por igual entre todos, incluso en quienes pregonan diversas religiones e “Intelectuales de Izquierda rabanitos, que dicen hoy combatir al conservador y neoliberal burgués”. Más no la burguesía que llevan dentro.

La política Pública de la 4T, en su doctrina ideológica “Primero los Pobres” cuestiona “para que quieres tener dos pares de zapatos”, “para que quieres más ropa”, “Residencia de lujo”, “Un automóvil último modelo”.  En que sueñas amor mío “en tener una casa con muebles elegantes, un gran refrigerador que haga cubos de hielo”, “Yo en un automóvil de última generación”.

Difícil la tiene el pueblo honrado y bueno, con este cambio de Régimen, con su adoctrinamiento mañanero y de  odio anda desorientado, si nos preguntan “¿Cómo queremos vivir”? entraremos un conflictos graves, porque el pueblo bueno y honrado se aburgueso, nos agitamos, discutimos, nos violentamos, no sabemos a dónde ir, no hay a donde ir. El materialismo asesino el espíritu de origen la libertad, igualdad, la fraternidad, la justicia. Ahora vivimos sólo para ganar dinero, como un medio y no un fin.

El pueblo bueno y honrado aspira a ser rico y aún no sabe en qué empleara su fortuna. El trabajo es un medio, vivimos para trabajar en vez de trabajar para vivir.  Del  filósofo y escritor italiano Giovanni Papini 1881 – 1956, la siguiente ilustración de uno de sus cuentos es más que vivificante.  Un filósofo paseaba por el campo y encontró a un pescador junto al rio. Pregúntelo, “¿Qué haces”? “Echo la redes para pescar” “¿Para que deseas pescar”? “Para vender el pescado”. “¿Para qué quieres venderlo”? “Ay para ganar algún dinero!” “Y, ¿para qué quieres el dinero?” “para comer”. “¿Para qué quieres comer?” “¡Pues para vivir, señor!” “Y, ¿Para qué quieres vivir?”. El pescador se turbo, más el filósofo insistía: “¿Para qué quieres vivir”? Al fin, el pescador repuso: “pues…para pescar.”

Este círculo vicioso “trabajamos para vivir y luego vivir para trabajar”, está haciendo que perdamos los ideales de la vida, de quienes trabajan, quienes  aportan riqueza al país y se contradicen con los que a la pregunta “¿Qué haces con tu apoyo del programa de bienestar”? “¡Pues para sobrevivir, señor!”. Una característica burguesa paliar la pobreza con ayudas generosas para evitar una revuelta civil. El ideal “el que trabaja come” se contrapone a las ayudas.

La política de Estado de la 4t, su ideología es burguesa y no difiere del capitalismo. El comunismo no es el contradictor de la burguesía.

Habrá que tener presente que en la década de los 80s y 90s en la URSS, Unión de Repúblicas Socialistas  teniendo como gobernante a Mijaíl Gorbachov procedente de familia campesina y abogado de la Universidad de Moscú; promovió un movimiento político denominad “Perestroika”, que consistió en una serie de reformas que comenzaron a gestarse a mediados de los años 80 en Rusia con el fin de reactivar su economía, a la par que se buscaba democratizar el sistema político y económico. Gorbachov quería convertir a la Unión Soviética en una nueva potencia económica y que dejara atrás la herencia Stalinista. El objetivo principal de esta reforma era poder sacar a la economía soviética del caos y el anquilosamiento en el que estaba sumida introduciendo mayor libertad de empresa y dejando actuar al mercado para corregir los defectos de la planificación. Retornaron al modelo Capitalista Burgués que tanto odiaron.||

México no será comunista, la política de Estado de la 4T se sustenta sobre la base misma burguesa: la concepción de vida materialista y los acicatea la misma obsesión que fue para los conservadores y neoliberales; el bienestar económico, solo difieren en los medios para conseguirlo. Tendrá que haber, para ti, para mí, un tercer camino, una vía que supere estos dos materialismos; en mi caso a pesar del lodo burgués que se me ha pegado hasta cubrirme, deseo, quiero recobrar mi libertad, igualdad, la fraternidad, la justicia.

Pibe91@hotmail.comSitio grupo el Cuaderno Facebook: https://www.facebook.com/groups/2272066396450375/

EL CHUMEL-AMLO (PARTE DOS)

ANTERIOR

Por bajas ventas locatarios tiran sus productos

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en El Cuaderno