El Cuaderno

Historia de la educación en México (5ª.parte.)

MUJERES INSURGENTES

MARIA JOSEFA CRESCENCIA ORTIZ TELLEZ – GIRON.

María Josefa Crescencia Ortiz Téllez-Girón, más conocida como “Josefa Ortiz de Domínguez” Se cree que nació el 8 de septiembre de 1768 en Valladolid hoy Morelia, Michoacán, aunque no se ha podido determinar el lugar exacto Hija de Manuela Téllez-Girón y Calderón, y de Pedro Ortiz, capitán del regimiento de los morados. Su progenitor murió en una acción de guerra cuando Josefa era niña y su madre falleció poco tiempo después. Quedo bajo el amparo de su hermana mayor María Sotero Ortiz Téllez-Girón.

A la edad de 21 años María Josefa, ingreso a clases de porcionistas un estudiante que pagaba por su estancia y manutención en los colegios y pensiones. En el Colegio de San Ignacio de Loyola o de las Vizcaínas.

El Colegio de San Ignacio de Loyola Vizcaínas fue fundado por la Cofradía de Nuestra Señora de Aránzazu en 1732 para acoger y proteger a la mujer novohispana, en especial a niñas, doncellas y damas viudas en necesidad de amparo. La cofradía de Aránzazu estuvo formada por caballeros de las provincias de Guipúzcoa, Álava, el Reino de Navarra y el Señorío de Vizcaya, lo que quedó reflejado en el escudo del colegio que hasta la fecha ostenta los emblemas de dichas provincias; cabe señalar que al centro del dicha insignia se observa el escudo de la nación mexicana.

La Educación que recibió María Josefa en el Colegio de las Vizcaínas se redujo a la que en la época colonial se le dio a la mujer, las líneas generales tenían como propósito “el método de vida para una mujer dócil, abnegada y de servidumbre en su hogar”, se le enseñaba todo lo relacionado con la costura, cocina, bordados, labores de chaquira, manufactura de encajes, enseñanza religiosa parte fundamental el catecismo, historia sagrada y rosario , así como muchas vidas de santos, amenizados con relatos de apariciones, milagros.

Los talleres lograron prestigio por sus confecciones de hechura, encajes y bordados que las niñas y mujeres hacían. Las niñas se renovaban con cierta frecuencia, porque unas se casaban y otras entraban de monjas.

La enseñanza también abarco la Lectura y escritura de la época, indiscutiblemente que entre sus lecturas se recreó con la obra poética y literaria de la Educación Concientizadora de “Sor Juana Inés de la Cruz”.

En una de las visitas que realizaron algunos funcionarios, entre los que iba Miguel Ramón Sebastián Domínguez Alemán político y abogado de la colonia, quedo prendido de la belleza de la joven María Josefa Crescencia Ortiz Téllez-Girón, y pidió permiso para visitar a la joven, se hicieron novios y el 23 de enero de 1791 se consagraron en matrimonio en el Sagrario Metropolitano de la ciudad de México.

En 1802 Miguel Ramón Sebastián Domínguez Alemán fue promovido por el virrey de Nueva España, Félix Berenguer de Marquina, al cargo de Corregidor de la ciudad de Santiago de Querétaro. Por lo que María Josefa Crescencia Ortiz Téllez-Girón recibió el apodo de ‘la Corregidora.

María Josefa, mostro un carácter extraordinariamente enérgico y al mismo tiempo caritativa y generosa, con una conciencia de clase social identificada plenamente como criolla auxilio a los desamparados dándoles abrigo y alimentos, curándoles de sus heridas. Es probable que el contacto con los más desvalidos de su tiempo los indígenas y mestizos le hicieran actuar, redimir a los desprotegidos del yugo español.

En el año 1810 conoce al cura Miguel Hidalgo y Costilla y al capitán Ignacio Allende, a los que informó del desarrollo de la conspiración en Querétaro. Los realistas descubrieron donde se guardaban las armas para la sublevación de octubre, entonces Josefa persuadió a sus compañeros para que adelantaran la proclamación de la independencia al mes de septiembre.
La conspiración narran los historiadores, fue denunciada el 9 de septiembre por un empleado de correos José Mariano Galván; ante el temor de ser aprehendido y fusilado se auto denunció el capitán Juan Ochoa. Ante estos sucesos el comandante Ignacio García Rebolledo presiono al Corregidor de Querétaro Miguel Domínguez, cateara la casa y aprendiera a los hermanos Eleuterio Y Emeterio González.
El corregidor Miguel Domínguez Tras informar a su esposa Josefa Ortiz Girón de que la conjura había sido descubierta por las autoridades españolas, decide encerrarla en su habitación para evitar que informara a los implicados, en un intento de salvar a su familia y a él mismo de posibles represalias, puesto que eran conocidas tanto sus inclinaciones políticas como las de su mujer. Pero Josefa decidió intervenir y avisar a los revolucionarios.
De este modo inteligentemente elaboró una nota con letras impresas sacadas de periódicos; para evitar que se reconociera su propia caligrafía; y decidió enviársela al capitán Allende a través del alcalde Ignacio Pérez, el cual cabalgó en busca del capitán y al no encontrarle en San Miguel el Grande, entregó la misiva al padre Miguel Hidalgo.
¡He aquí el punto!, El corregidor Miguel sabía de “la simpatía” que sostenía Josefa, con el capitán Ignacio Allende, así que encerrarla para que no comunicará asunto alguno, le permitía encerraran a Ignacio.
La cuestión es: ¿Si el alma del movimiento revolucionario es Miguel Hidalgo?, ¿Por qué avisarle a Allende? El corazón de la mujer insurgente Josefa Ortiz Girón, se expresó esa noche, la nota llevo el mensaje de un amor apasionado.

Fue hecha prisionera y recluida en el convento de Santa Catalina de Siena durante tres años. Liberada de la prisión, fue objeto de condecoraciones y títulos que rechazó de manera enérgica. Se afilió a grupos liberales radicales simpatizantes de las logias yorkinas.

Durante el imperio de Agustín de Iturbide, éste intentó hacer dama de honor a Doña María Josefa Crescencia Ortiz Téllez-Girón, cargo que declinó por no estar de acuerdo con el imperio. María Josefa Crescencia Ortiz Téllez-Girón falleció a causa de una pleuresía el 2 de marzo de 1829 en la Ciudad de México. Sus restos fueron exhumados y llevados con grandes honores a Querétaro, donde reposan.

Correo electrónico: pibe91@hotmail.com
Lic. Profesor Arturo E. Pimentel Báez. MC.
Sitio el Cuaderno: https://www.facebook.com/groups/2272066396450375/
..

Yolanda Andrade se niega a hablar de Vero Castro, mientras que a Montserrat Oliver le da flojera hablar el tema

ANTERIOR

Morena Veracruz, en franca descomposición

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en El Cuaderno