El baldón

Ventajas de Cuitláhuac García para Veracruz

0

Una vez pasada la fiebre electoral, todos los que vivimos en este estado nos preocupamos por su futuro, que está ligado a la personalidad del próximo gobernador.

 

Lo que se ha visto a la fecha es un cambio radical de la forma de ser y actuar de los candidatos electos, comparando con las últimas elecciones de que tenemos memoria, como es el caso de Patricio Chirinos, Miguel Alemán, Fidel Herrera, Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes.

 

Yo recuerdo a Patricio Chirinos muy agradecido con Salinas, pero alejado del pueblo de Veracruz, no sólo a lo largo del período post electoral, sino también a lo largo de todo su gobierno.   En el caso del Lic. Alemán, se le vio como lo que es, un personaje del jet set internacional, que tenía buenos administradores a su cargo, pero también terriblemente alejado de la población de Veracruz.   Fidel Herrera  conocedor de la política, más sencillo en su trato siempre disfrutó los baños de pueblo, pero era un hombre que decidía todo, gracias a su enorme inteligencia disfrutaba de las intrigas de palacio, y eso permitió que su gente lo aislara de la población, a pesar de ello, se le vio cercano en tiempos de necesidad.   En el caso de Javier Duarte, también lo vimos alejado del pueblo, no escuchaba lo que Veracruz decía y quería, al grado de que terminó como terminó.  Miguel Ángel por su lado, es fruto del poder, tiene muchos años en el candelero, y tiene los modos del político mexicano. Pero a partir de que resultó electo, se comenzó a vislumbrar un futuro de conflictos para Veracruz, más preocupado por la siguiente elección y el proyecto de largo plazo, que por el día a día. Alejado también del interés de los veracruzanos.

 

Cuitláhuac García es un académico, que fuera de su cambio de peinado, no ha variado su forma de ser. Sigue muy atento a sus  bases, atiende a grupos olvidados por otras administraciones y muy necesitados de atención como el de padres de desaparecidos, y atendiendo también a grupos importantes para Veracruz como es el caso de asociaciones empresariales en Veracruz, o el caso de los notarios públicos, a quienes les dejó un agradable sabor de boca, con aires de libertad y cambio, después de la sensación de riesgo e ineficiencia en el registro público de la propiedad que deja este bienio.

 

No podemos echar campanas al vuelo, pero parece que el nuevo gobierno será sensible a las necesidades de los que menos tienen.  Su prioridad será el bienestar de los veracruzanos y para ello tendrá que enfrentar problemas muy graves, como lo son el monto de la deuda pública, el escaso margen de maniobra que tienen las finanzas estatales, la poca recaudación propia de gobierno del estado, que evita aspirar a mayores participaciones.  La falta de atención a grupos vulnerables de la sociedad.  La crisis en el sector salud que dejará el gobierno actual, quien pese lo mencionado en propaganda pública, tiene en condiciones muy precarias a las clínicas de salud estatales.   La inseguridad que ha sido creciente desde hace dos gobiernos, y que se necesita enfrentar con profesionales y no con recomendados, que respondan ante el gobernador y ante la sociedad, y no por amiguismo o que respondan a otra autoridad.     El rezago educativo de Veracruz que sigue siendo muy alto, aún para los parámetros de México.     El desarrollo económico, que es una gran deuda para los veracruzanos, quienes con un estado tan rico nos desesperamos por la falta de resultados sobre todo en la generación de empleos bien pagados que tanta falta hacen.   Las terribles deficiencias en la procuración de justicia que convierten a nuestra fiscalía en una de las más ineficientes del país, en un país dónde la procuración de justicia deja mucho que desear.     El combate a la corrupción, que hoy está en manos de un fiscal elegido de manera ilegal, que mientras se logra su dimisión o se le quita legalmente el nombramiento, se perderá un tiempo precioso que el estado requiere para el combate frontal contra la impunidad.     Y luego todavía con un sistema de aplicación de justicia corrompido hasta la base, pero dependiendo del poder judicial que si bien se ha subordinado una y otra vez al ejecutivo, es independiente y presentará resistencias para volverse un poder eficiente que atienda a los veracruzanos como la población demanda.

 

Desconfianza de inversionistas. Cada vez menos policías estatales, mal equipados y con la mayoría de las patrullas detenidas por falta de mantenimiento o carencia de recursos para una refacción, con municipios que no quieren asumir el control de sus policías municipales, y el estado tampoco invierte en el mando único.  Infraestructura de gobierno en ruinas, con secretarías que usan computadoras  y vehículos del año 2000, – literalmente chatarra- lo cual merma su capacidad de servir a los veracruzanos aprovechando los ahorros de tiempo y esfuerzo que generan las nuevas tecnologías.

 

El panorama no pinta fácil para el nuevo gobierno. Tampoco esos problemas son tan graves que sean irresolubles.  Hará falta talento, imaginación y nuevas maneras de hacer las cosas para aprovechar las ventajas que tendrá el estado al formar parte de un equipo que también desde los pinos tendrá los mismos objetivos de generar mayor bienestar a la población.

 

Si sigue siendo un gobierno cercano a la gente, eficiente, con recursos humanos comprometidos y aplicando los recursos adecuadamente, puede marcar un hito en la administración pública moderna de Veracruz.   El próximo gobernador viene de un entorno diferente al de los anteriores.  De la cultura del esfuerzo, de la academia y el trabajo colaborativo, de la delegación de funciones y sobre todo, de dar resultados.   Esperemos por el bien de Veracruz que logre darlos en los próximos seis años.

 

www.josecobian.blogspot.mx              elbaldondecobian@gmail.com              @jmcmex

Hijastro le rocía gasolina y lo incendia; resulta con graves heridas

Previous article

TRATO PREFERENTE PARA VERACRUZ DE PEÑA NIETO (II)

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in El baldón