El baldón

SSP: Una buena impresión

Tuve laoportunidad de asistir a una reunión a que convocó Canacintra con el secretariode seguridad pública, como no me quedé hasta el final, no supe si se dijo quetenía que ser super secreta, así que puedo comentar libremente mis impresiones,pues no tengo compromiso de secrecía.  Compromiso por cierto con el que jamás estaré de acuerdo, pues desdehace muchos años se llevan a cabo reuniones de seguridad, a espaldas de lapoblación. Todo parece indicar que los ciudadanos no debemos enterarnos lo queuna junta de notables decide en reuniones privadas, ni sus logros, ni losresultados pueden ser conocidos, a pesar de que se trata de tu seguridad y lade tu familia.

Yo tenía muy malaimpresión del secretario, ya que las respuestas que había yo recibido a miscomentarios sobre seguridad en tuiter me habían sabido más a amenaza velada quea respuesta a un cuestionamiento.  Sinembargo en el trato directo y personal el secretario me pareció una persona másabierta a la critica y a escuchar a los ciudadanos.  No sé si cambió debido a la dificultad dealcanzar logros, o si quien le maneja las redes sociales es más agresivo que elpropietario de las mismas.

El caso es que lareunión fue como todas, al principio el secretario habla de lo que le convieney le gusta, manejando el tiempo a su antojo, para agotar lo más posible alreloj. Lo más importante es el avance en las cámaras de vigilancia y la fibraóptica, con la cual se adornó el alcalde de Fortín presumiendo la cantidad demunicipios beneficiados con su inversión de dos millones pesos.  Por cierto el representante de la alcaldesade Córdoba mencionó que se están instalando 20 kilómetros de fibra óptica paralas mismas cámaras, y en privado alguien comentó que son únicamente ocho.  Habrá que confirmar quien tiene la razón.

El representantedel observatorio ciudadano afirmó que los delitos se han reducido en la zonacentro del estado, lo cual generó una ola de murmullos de desaprobación ya quela percepción de inseguridad no ha bajado, y menos con los asaltos cotidianosen Fortín, las quemas de taxis, e incluso los secuestros y asesinatos.

Hubo un par departicipaciones de víctimas quejándose de la inseguridad. Una más hablando deel daño económico que causa la inseguridad a todos los negocios diurnos ynocturnos.  Yo estaba desesperado, puesel motivo de la reunión fue la queja por la inseguridad en la autopistaOrizaba-Puebla, y el tema no se trataba, hasta que el delegado de Canacar lo tocó.

La respuesta esque habrá acciones coordinadas de las policías de Puebla y Veracruz parareducir los riesgos en la autopista.  Alrespecto se señaló también que hay una cierta coordinación entre quienes tomancasetas y cobran por el paso, lo cual genera filas interminables, ya que muchoscamiones de carga y trailers no llevan efectivo. Y en esas filas interminableses cuando como por arte de magia, aparecen los asaltantes que van auto porauto, sin ninguna presencia de autoridad para evitarlo. 

Se habló tambiénde la naturalidad con la que ahora nos enteramos y vemos los falsos retenes enlas autopistas.  Retenes que losautomovilistas y camiones ven un día si y otro también pero las autoridades nolos ven. 

El secretarioinformó de la instalación de algunos arcos de seguridad inteligentes.  Lo cual me hizo pensar que con la cantidad deautos robados que circulan en la zona, cuando comiencen a funcionar, el tráficose volverá mucho más ligero.

Me llamó laatención que algunos de los participantes tocaran temas que nada tenían que vercon seguridad, lo cual me hizo reflexionar que por eso estamos como estamos, yaque no se entendió que la reunión era para asuntos de seguridad con elsecretario del ramo. Quien lleva la encomienda de solicitar mayor acción de suhomólogo de Puebla, para bajar a cero los índices de criminalidad.

Lo que no megustó fue cundo el secretario nos comentaba sobre otros estados y ciudades queestán mucho peor que la zona centro del estado. En todo momento pensaba yo que nosotros queremos seguridad, sin importarsi alguien está peor o mejor, a fin de cuentas no son competencias, y cada vidahumana y cada patrimonio dañado importan, sin medirnos con otros que estén peoro mejor.

Se insistió enuna reducción en varios índices que indican que se va mejorando en seguridad, yno pude evitar pensar que quizá existe la posibilidad de que se reporten menoscrímenes de los reales, con el fin de mejorar los números, aunque la realidadsiga necia. 

Todas lasautoridades insistían en que hay que denunciar, y los particulares decían ¨sícomo no¨. Y a mí quien me protege. Incluso alguien comentó que las fiscalías están invadidas de espías queinforman a los denunciados en particular a los criminales que estánorganizados, razón por la cual, es peligroso denunciar.   Total es un círculo vicioso, no denunciaspor miedo, y por esa razón los criminales andan en la calle.  Como si nuestro sistema de justicia fuera taneficiente que a cada denuncia correspondiera una detención.

Se mencionó tambiénque los exámenes de control y confianza no son confiables, particularmente porusa pruebas como la del polígrafo, que da falsos positivos y falsos negativos.Tema que tratará el secretario con Durazo.

Se ofreció unincremento de elementos durante la temporada decembrina para brindar mayorprotección a la población. Y se ofreció también una reunión con el titular dela misma secretaría de Puebla. Y una posible reunión con la fiscalía.

Por cierto, losdiputados locales del estado de Veracruz nos deben una explicación a todos losveracruzanos.  Hay un rezago enorme en lafiscalía, sabemos que incluso los abogados donan hasta papel para impresora ytoner.  No alcanzan los recursos y lesbajaron una tercera parte de su presupuesto.  Es decir, a los diputados locales les vale madre la procuración dejusticia en Veracruz. Debían de haber duplicado o triplicado el presupuesto,pero lo redujeron para quedar bien con la política de austeridatttttt delpresidente, en lugar de pensar en el bienestar de los veracruzanos.

Mismo problemahay en el poder judicial del estado, ya que redujeron también el presupuesto deesa área tan sensible, en un estado y en un país donde no hay justicia, ya nodigamos pronta y expedita, sino simplemente justicia.

Se felicitó alsecretario por los titulares de la SSP en la zona, ya que cuentan con laconfianza de la ciudadanía.  Hacen muchocon muy poco.

Habrá una próximareunión, y tendremos que esperar a ver si hay resultados y esas cifras queindican reducción en los crímenes comienzan a percibirse en la disminución deltemor de los ciudadanos a convertirse en víctimas.

Se insistió enque hay que llamar al 911.  Hasta elmomento en que yo me salí, nadie había dicho que tardan entre 10 y 20 minutosen contestar.  Pero en fin, se agradeceque haya acudido el secretario, y quizá por eso, había que ser más amables ypolíticos. 

Hugo se mostrócomo una persona que conoce los problemas e incluso sabe comosolucionarlos.  Yo le pedí usar sucercanía con el gobernador para modificar la forma en que se llevan lasinvestigaciones en la fiscalía, y me sorprendió que entiende perfectamente elproblema y también la solución. 

Una reunión en lacual, yo que soy fiel seguidor el discípulo que más admiro, de Santo Tomás,seguiré su mayor enseñanza y como él, ¨Hasta no ver, no creer¨.  Pero me deja un buen sabor de boca la reunióncon el gusto de ver que Canacintra trabaja por Córdoba.

www.josecobian.blogspot.com          www.elbaldondecobian@gmail.com         @jmcmex

Estrategia Sembremos Bienestar Común, eje rector de Sedesol

ANTERIOR

Las Mujeres y la Iglesia

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en El baldón