El baldón

México: Soñar que podemos

0

El hombre es un deportista paralímpico.  Escucharlo sentado en su silla de ruedas mientras platica su sueño equivale a cien terapias motivacionales.  Ver a un medallista olímpico hablar con tanta humildad sorprende en un mundo donde el ego predomina.

 

Quien ha superado tantas adversidades y se ha convertido en un ejemplo para algunos –aunque debería ser tan conocido que sería un ejemplo para todos- quiere compartir un mensaje a México y al mundo:

 

¨La discapacidad no está en unas muletas, unos bastones o una silla de ruedas.  La discapacidad está en tu cabeza. Si no superas tus miedos, nadie lo hará por ti.¨ Omar Osorio rumbo a #Proyecto32

 

Aquí te estarás preguntando que es Proyecto 32.   Omar –el nadador paralímpico- quiere lograr una meta, poner el nombre de México en todo el mundo, nadando la misma distancia que corrió aquél soldado para anunciar la victoria en la batalla de Maratón.   Imponer el record mundial nadando en una alberca olímpica al aire libre cuarenta y dos kilómetros con doscientos cincuenta metros en aproximadamente treinta y dos horas de nado continuo, y con ello imponer un record mundial.

 

Nunca antes de él, un nadador discapacitado ha logrado esa hazaña.   Omar ya ha cumplido la meta de nadar 27 horas continúas en 2016 en Córdoba y posteriormente en Veracruz.    Hoy lo motiva el hambre de sus vecinos en la zona centro del estado de Veracruz.  Quiere nadar y a la vez llamar la atención hacia el Banco de Alimentos de Córdoba, buscando recolectar la mayor cantidad de alimentos posible.    Considerando además, que si creciera la atención y el interés por su esfuerzo, podría ampliar los beneficiarios de su proeza, incluyendo al grupo de las patronas que ha sido premiado a nivel internacional por su apoyo a los migrantes.

 

Omar escribe un mensaje al respecto: ¨No soy una persona perfecta, tan es así que tengo una discapacidad. Hay cosas que no hubiera querido hacer, sn errores que cometí a lo largo de mi vida.  Siempre he querido hacer el bien a los demás. Allá afuera hay personas que necesitan un destello de esperanza.  Lamentablemente hoy, en pleno 2018 hay personas con hambre, con necesidades básicas de alimentación, y si está en mí hacer algo por ellos, lo voy a hacer.  No importa lo que me cueste, porque tengo las ganas y la voluntad de ayudar y lograr que los que pueden apoyar volteen a verlos¨.

 

Después de escucharlo, de ver la pasión con que expresa su sueño, su sueño de ayudar con su esfuerzo más allá de lo humanamente posible, no sólo para conseguir alimentos para quien lo necesita, no sólo para que quienes pueden ayudar, volteen a ver a estas instituciones, sino también para llevar un mensaje a todos aquéllos que lo necesitan, un mensaje en dónde los invita a olvidarse de sus miedos y atreverse a hacer lo imposible.  Usando a su persona como ejemplo, un hombre ya maduro (en la década de sus cuarentas), venciendo cualquier tipo de adversidad y limitación para lograr un record mundial, y con ello demostrar que si te decides, si te atreves, si te esfuerzas, si le dedicas tiempo, sangre, sudor y lágrimas, al final vas a lograr todo aquello que te propongas.

 

En la mesa de su equipo de apoyo escuché a alguien más soñar también. Soñar que se puede lograr el apoyo del IVD,  de Ana Gabriela Guevara desde la CONADE, de alguna empresa interesada en transmitir su mensaje a nivel nacional e internacional, y sobre todo de ti y de mí, de los comunes, para que se transmita su mensaje en todos lados, y se logre obtener apoyos para sus causas desde los principales países del mundo, para que se sepa que México no es nada más cuna de los principales narcotraficantes del planeta, sino también es lugar de héroes anónimos como él, que hoy salen del anonimato para expresar lo mejor que un ser humano puede compartir con sus semejantes.

 

Conocidos, amigos, mexicanos en el extranjero, amigos, grupos de deportistas discapacitados y convencionales, ya se han sumado al proyecto, pero falta mucho más.  La proeza se llevará a cabo el 15 de noviembre de 2019, así que te invito a sumarte a #proyecto32, porque como dice Omar: ¨Quizá no puedas estar aquí, pero sí puedes estar conmigo¨

 

Te invito a soñar, a enterarte en redes sociales de los avances de #proyecto32, a que invites a Omar a dar una plática en tu ciudad, a verlo prepararse en las distintas ciudades dónde va a continuar con su preparación, a compartir sus ideas y proyectos, y sobre todo a apoyarlo desde hoy de dos maneras, la primera y más importante, que tú también comiences a soñar, que te olvides de tus miedos.  La segunda, ser parte de #proyecto32 y de su éxito.  Organízate como quieras, ponte en contacto con nosotros.  Logremos juntos los objetivos de Omar Osorio, su mensaje y los apoyos a sus beneficiarios.   Pronto habrá una cuenta bancaria, una imagen, una dirección electrónica, una cuenta de twitter, un muro de Facebook, una presentación electrónica.  Hoy hay un sueño. Súmate a soñar.

 

www.josecobian.blogspot.mx                 @jmcmex           elbaldondecobian@gmail.com

Cafetaleros, pese al deplorable sexenio se sostienen: Baltasar Sánchez

Previous article

Panistas eligen este día a dirigentes nacional y estatal

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in El baldón