Imaginemos al UGLY american

Imaginemos que el país más poderoso del mundo hace frontera con el nuestro, donde acaba de llegar un nuevo gobierno, que ha cometido graves pifias y trae también buenos aciertos en sus primeros 120 días de gobierno.  Este gobierno no trae cuadros con la suficiente preparación, pero asumieron y ahora tratan de salir adelante con lo que tienen.

 

Resulta que el UGLY american es el  presidente del país fuerte, y está en proceso de convencer a los electores que deben reelegirlo, a pesar de su fama de falta de preparación, pues cuenta con buenos asesores y muchas de sus jugadas políticas le han salido bien.

 

Don UGLY decide que para obtener la reelección tiene que lograr dos o tres cosas muy importantes para su pueblo.  La primera y quizá la más difícil, algún avance en las negociaciones con Corea del Norte.   La segunda un acuerdo comercial con China que permita reducir el desequilibrio comercial entre sus países.  La tercera es lograr convencer a sus electores de que México es el enemigo público número uno, ya que permite que circulen inmigrantes sin ningún control.

 

Don UGLY sabe que en México las autoridades de migración jamás han trabajado por el bien del país. Se han dedicado a medrar en sus puestos. No hay control migratorio ni  tampoco hay la mínima seguridad en sus fronteras.  Cualquiera puede cruzar la frontera norte hacia el sur, y la frontera sur hacia el norte.   Pero por otro lado, don UGLY sabe también que una vez que salga a la luz el acuerdo comercial con China, su economía difícilmente podrá satisfacer la demanda agregada, ya que prácticamente se encuentra en pleno empleo, lo cual obliga a aprovechar a los países del T-MEC, como si fueran uno solo.

 

El país de don UGLY maneja el capital y los negocios, los bonachones al norte, proporcionan las materias primas, y la plebe del sur proporciona la mano de obra barata.   Así tiene que mantener un equilibrio en el estímulo de la paranoia de los WASP que son su base votante, y la apertura comercial.

 

Primero hay que probar que México es inseguro como freno a la inmigración.  Así se promueve mediante agentes encubiertos en Centroamérica la creación de caravanas de migrantes.   Pero eso no basta, es necesario generar una sensación mayor de peligro en las fronteras de su país, así que sus agentes apoyan a migrantes africanos enfermos de sida y otras enfermedades que asustan a sus electores.  Como eso no basta, hay que traer también personajes del medio oriente, con el fin de exacerbar el temor a un ataque terrorista.    Baste decir que todos estos personajes saldrán en FOX News en cadena nacional, acorde a una estrategia temporal muy definida, con el fin de ir calentando el miedo a los ciudadanos allende el Bravo.  Para eso se paga a consultores capaces de manipular a la opinión publica.

 

Mientras tanto, en México, el presidente y su equipo de relaciones exteriores se hace rejego.  En diciembre, enero y febrero, no hubo reunión con la secretaria de gobierno.  Esto desespera al equipo de don UGLY, quien vocifera cierre de fronteras, y acaba haciendo más lento el tráfico de bienes y personas, pues ambos gobiernos saben que cerrar las fronteras debilita a las dos economías a pesar de su desigualdad.

 

Mientras en campaña el presidente jamás se cansó de acusar de cobarde a su antecesor por no responder con la suficiente energía en twitter a los ataques de don UGLY, (cómo si twitter fuera el medio diplomático adecuado), ahora la estrategia es quedarse callado.   Y lo hace por varias razones, la primera para no interferir en la campaña electoral de su poderoso vecino, por no generar puntos de fricción adicionales ante el furibundo aliado comercial, por no estar seguro de que contestar y la reacción que puede generar.   Así, que mejor envía el mensaje de amor y paz, que traducido significa ¨puedes decir lo que quieras, estás en campaña, entendemos que lo que se dice en campaña no es lo que se hace en realidad, asi le hicimos nosotros¨.

 

Mientras UGLY ataca un día y se desdice al siguiente, mientras amenaza con cerrar mañana las malditas fronteras y al día siguiente otorga un plazo perentorio de un año para resolver el problema de migración, en la vida real, los gobiernos de los dos países se convierten en una pareja de baile que poco a poco se adapta a los pasos del otro. Don UGLY es quien lleva el paso y don Peje quien lo sigue lo mejor posible.

 

Así, UGLY puede presumir que México recibe a todos los migrantes que rechaza su país, y a aquéllos que están a la espera de definir su situación.   También puede presumir de su mano dura, y de la sumisión de sus vecinos, quienes no contestan sus ataques, lo que le brinda a ojos de sus electores de una posición de liderazgo adicional.   Mientras se presume, por otra parte se avanza en acuerdos comerciales, superando obstáculo que la oposición demócrata impuso con leyes y pagos laborales más justos.

 

Aquéllos que afirman que don UGLY es tonto, creo que se llevarán una sorpresa.  Quienes afirman que don Peje es tonto, igual se van a sorprender.   Hoy por hoy la cooperación en materias de seguridad y la comunicación del más alto nivel fluyen con mucha facilidad.   México aprende y escucha al hermano mayor, por su experiencia y poder, pero todo en lo oscurito, para no despertar nacionalismos dormidos.

 

www.josecobian.blogspot.mx         elbaldondecobian@gmail.com          @jmcmex

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx