Diálogos desesperantes en redes sociales

Estas en algún grupo de redes sociales, sea Facebook, o WhatsApp e incluso en una discusión en tuiter y encuentras información relevante en redes sociales que puede servir para que la discusión sea más informada, y compartes la publicación. Después de una hora de haberla compartido, te das cuenta de que siguen opinando sin tomar en cuenta lo que compartiste.

 

DIÁLOGOS DESESPERANTES:

– ¿Alguien leyó lo que compartí?
– ¿Que compartiste?
– Información sobre el tema que estamos discutiendo
– ¿Cuando?
– Hace una hora. ( y pones la foto de tu comentario y el enlace)
– No lo ví.
-Es que allí te explica la razón por la cual lo que afirmas es un error.
– Luego lo veo.

Y siguen opinando lo mismo…

DIÁLOGOS DESESPERANTES:

-Amigo, eso que acabas de compartir es falso.
– Así me llegó.
– Ok, así te llegó, pero tú lo compartes incluso sin verlo y menos verificarlo.
– Así me llegó.

 

DIÁLOGOS DESESPERANTES:

-Pinche Duarte asesino de niños con cáncer.
-¿Por que lo dices?
– Les inyectó agua destilada en lugar de quimioterapia
– ¿O sea que Duarte atendía en el Cecam?
– ¡No!, pero compró medicinas falsificadas, era agua destilada y se las inyectaron a los niños.
-¿Sabes cómo se llama esa medicina?
– No sé, pero salió en todos los periódicos.
_ ¿Leíste que la SSA y el laboratorio Roche investigaron y no encontraron un sólo caso de lo que afirmas?
– No, no leí nada, pero pinche Duarte.
– ¿Sabes que la medicina multimencionada se llama Avastín?
-No, no sabía.
– ¿Investigaste que es el Avastin? Te informo que es un anticuerpo monoclonal.
– ¿Y eso que me importa? se lo inyectaron a los niños como agua destilada.
– ¿Entonces no sabes que el Avastín no se puede aplicar a menores de edad?
– No, no lo sabía yo… Pinches médicos que se lo inyectaron a menores de edad.
– ¿Acusas ya no solo a Duarte sino a los médicos que diario luchan contra el cáncer en niños, de indicar una medicina para menores de edad, que NO DEBE APLICARSE A MENORES DE EDAD?
– Este, no, yo sólo digo que Duarte compró agua destilada.
– Por no leer, por no investigar, te pasó lo que a mí, creí la acusación de inicio, pero cuando investigué me di cuenta de que era mentira y por eso dejé de compartirla. A Duarte lo pueden acusar de muchas cosas, pero no de esa en especial.

 

DIÁLOGOS DESESPERANTES:

Por favor comparte esta oración con veinte personas, y recibirás un milagro en menos de veinte minutos.
-¿Estás segura de que nada más por compartir la oración San Tito me va a conceder un milagro?
– Estoy totalmente segura, yo ya estoy esperando los míos.
-¿Los tuyos?
– Sí, porque reenvié la oración a 80 personas, así que me va a cumplir cuatro milagros.
-¿Cómo te atreves a pensar que los milagros están en venta? ¿Cómo puedes creer que Los Santos o Dios son mercaderes, a quienes se les paga con la moneda de las oraciones?
– Ateo…. (te bloquean)

 

DIÁLOGOS DESESPERANTES:

Les mando información de una medicina milagrosa.
-¿Cuál es la fuente?
-Me lo manda mi compadre Pedro.
-¿Seguro tomar limón en ayunas cura todas esas enfermedades?
– Sí, seguro, el compadre de Abundio se curó de su cáncer tomando jugo de limón y bicarbonato.
-¿No tomó ningún tratamiento el compadre de Abundio?
-Sí, lo atendieron en el IMSS, lo operó el Dr. Ceron, luego le dieron quimioterapia y radioterapia.
-¿No has pensado que eso lo pudo curar?
-No, lo que lo curó fue el jugo de limón con bicarbonato.

 

DIÁLOGOS DESESPERANTES:

-SDR en tal lugar. Secuestraron a una persona.
-Que tristeza que eso pase en nuestra ciudad. ¿Tú lo viste?
-No, a mí me lo mandaron.
-¿Y cómo sabes que es verdad?
-Me lo mandó mi comadre Chonita.
-¿Le podrías preguntar si le consta?
…..
-Dice que a ella también se lo mandaron.
– ¿Ya viste que el secuestrado acaba de poner en su muro que está bien, que todo es mentira…?
-Le voy a avisar a mi comadre Chonita.

 

DIÁLOGOS DESESPERANTES:
-Manden una patrulla a tal colonia.
-¿Que problema tiene?
-Escuché Balazos
-¿Esta usted en esa colonia?
-No, estoy a dos colonias de distancia.
-¿Está seguro de que son balazos?
-Sí, estoy seguro… ¡Apúrense!
-¿Conoce ud el sonido de los balazos?
-Sí, claro que sé cuando son balazos
-¿Podría decir de que calibre y cuántos balazos fueron?
-No, sólo sé que fueron muchos
-¿Podrían haber sido fuegos artificiales por la fiesta del santo patrono?
-Este, pues, sí, a lo mejor.

Toooodos los días escuchar y leer esto. Distractores para los escasos recursos de seguridad que tenemos.

 

www.josecobian.blogspot.mx     elbaldondecobian@gmail.com   @jmcmex

 

 

 

Don`t copy text!