El baldón

China le falló al mundo

El gobierno de la República Popular China le ha hecho un daño enorme a todo el planeta, no por el brote de Coronavirus SARS-COV-19 sino por ocultar información que obtuvieron de las autopsias realizadas a quienes murieron por COVID-19.

Los médicos de todo el mundo enfrentan los casos más graves, llevando a los pacientes a Unidades de Terapia Intensiva y apoyándolos mediante respiradores, sin embargo, no hay resultados óptimos, al contrario, el número de decesos va en aumento.

Lo primero que deben de medir los médicos mexicanos ante la citotoxicidad pulmonar, son los niveles de Dimero-D y la Ferritina, que podrán determinar mediante sus parámetros si habrá buen o mal pronóstico.

Los datos en Bergamo y en Milán de las autopsias parecen confirmar que el éxito está determinado por una DIC (por sus siglas en inglés), es decir, coagulación intravascular diseminada, activada por el virus. La neumonía intersicial no tiene nada que ver con el virus, es simplemente un error de diagnóstico.

Las radiografías de tórax fueron interpretadas como neumonía intersicial, cuando debieron haber sido identificadas como una coagulación intravascular diseminada.

Definitivamente no es neumonía porque el virus no mata solo neumocitos, sino que utiliza una tormenta inflamatoria para crear un problema vascular endotelial con la consiguiente trombosis difusa, que daña más al pulmón porque es el más inflamado, y el que sufre más trombosis, pero también se muere por un accidente cerebral, o un ataque cardiaco, es decir por cualquier complicación o enfermedad trombótica. En Italia han dejado de lado las terapias antivirales, concentrándose en terapias anti-inflamatorias y anticoagulantes, mismas que deben realizarse de inmediato, incluso en el hogar, cuando los pacientes responden de inmediato. Mientras más tarde se realizan, son más ineficaces.

Si China hubiera informado a la comunidad médica internacional desde un principio, los países no gastarían en respiradores ni en terapias antivirales, aplicando terapias anti inflamatorias y anticoagulantes muy tarde en el tratamiento de la enfermedad.

Todo parece indicar que es un error no usar antiinflamatorios, que es lo que se ha recomendado en USA y en otros países. En Italia se le da heparina a todos los pacientes, Evalúan en DIMERO-D predictivo, a sabiendas que mientras mayor sea, menos responderá el paciente. En algunos hospitales de Italia se utiliza también heparina con cortisona, aunque en la mayoría se usa únicamente heparina.

El protocolo sugiere recetar plaquenil a todos los pacientes monosintomáticos en casa. La producción de COIX2 aumentó en los tejidos de pacientes con infección viral activa, por lo tanto, la deleción de COIX2 reduce la mortalidad, mientras que la deleción de COIX1 aumenta la mortalidad. Por lo tanto medicamentos antiinflamatorios que inhiben COIX1 y COIX2 no deben de usarse, mientras que los medicamentos inhibidores selectivos de COIX2 parecen dar buenos resultados. Por lo tanto, en las fases avanzadas de la enfermedad es necesario utilizar dosis altas de heparina de bajo peso molecular.

En los ecocardiogramas de enfermos por coronavirus han detectado que las personas acuden a las unidades de terapia intensiva por tromboembolismo venoso generalizado, especialmente pulmonar… Si ese es el caso intubar no sirve nada, si ventilamos un pulmón donde la sangre no llega, no sirve de nada. 9 de cada 10 mueren, porque el problema es cardiovascular no respiratorio. Son las micro trombosis venosas no la neumonía lo que determina la mortalidad. Los trombos se forman porque la inflamación induce trombosis a través de un mecanismo fisiopatológico complejo, pero ya conocido.

Los chinos le dijeron al mundo que no había que usar antiinflamatorios pero resulta que conforme se utilizan junto con antibióticos, en Italia, el número de pacientes se reduce. Muchas de las muertes en Italia, incluso de pacientes menores de 45 años, tienen el antecedente de fiebre alta por 10 a 15 días, que no se trataron adecuadamente. La inflamación destruyó todo y preparó al paciente para la creación de trombos, porque el problema no es el virus, sino la reacción inmunitaria que destruye la célula por donde entra el virus.

Los departamentos de COVID jamás ingresaron un paciente con artritis reumatoide porque están en terapia con cortisona. Hoy las hospitalizaciones en Italia se reduce el número de hospitalización y el riesgo de trombosis. Costó trabajo comprenderlo porque los signos de micro trombosis se han desvanecido incluso en el eco cardiograma, pero los datos comparados entre los pacientes que pueden respirar o no reflejan esta información.

Considerando todo lo anterior, China mintió, ocultó información y causó un problema muy grave al mundo, ya que si esta información hubiera fluido, sería mucho más fácil controlar los casos graves de la epidemia y el daño económico y en vidas sería mucho menor para el resto del mundo.

www.josecobian.blogspot.com elbaldondecobian@gmail.com @jmcmex

El ruido del tren

ANTERIOR

Encuentran cadáver cerca de puente Los Micos en Ixtac

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en El baldón