Disensiones y Disquisiciones

De Palabras Mayores

Hoy por hoy, las redes sociales se han convertido en patente de corso para toda persona que quiera expresar su opinión, aunque no todas aquellas que quieren expresar su opinión están realmente habilitadas para hacerlo; y con esto queremos decir que una opinión debe sustentarse en hechos, en principios y valores y cuando no tiene estos sustentos la opinión se convierte en maledicencia.

Y así vemos cómo se ejerce la palabra y la idea en la crítica y la criticonería: con la primera se señalan situaciones que parecen estar equivocadas y se aportan ideas en la intención de sanearla  y de llevarla a mejores términos; con la segunda se expresa el desacuerdo y la inconformidad y   el rechazo y el coraje y muchas veces se cae en la vulgaridad y se llega a la ofensa personal, por ejemplo si “ya se cayó el arbolito donde dormía el pavo real”.

Por ello es que creemos que hablar de estado, gobierno, economía y educación es hablar de palabras mayores a las que no cualquier ciudadano tiene acceso… Cualquiera opina pero no cualquiera lo hace de manera fundamentada, y cuando se vierte una opinión sobre alguna decisión de estado o de gobierno que a uno le afecta, la fundamentación está revestida de egocentrismo, esto es, que solo se alcanza a ver el daño que esa medida le ocasiona a uno y se niega a ver, de manera heterocéntrica, que esa misma medida pudiera estar beneficiando a más personas de las que se dicen afectadas… Digámoslo con peras y manzanas: Hay escuelas fantasmas, alumnos fantasmas y maestros fantasmas y esto lleva a la hacienda pública a un mal ejercicio del presupuesto. Lo sabía usted?… Pues lo mismo ocurre con las estancias infantiles. Las hay que atienden a catorce niños y reportan cuarenta; y esto implica que reciben apoyos del gobierno para atender a cuarenta niños cuando en realidad solo atienden a catorce. Y esta es otra  modalidad del fraude que, como se ha hecho por tantos años, ya nos parece “normal” y entonces nos incomodamos cuando el gobierno hace un recorte al presupuesto.

Las redes sociales, a propósito, nos informan que en el zócalo capitalino muchas personas que atienden estancias infantiles muestran cómo trabajan con los niños; y aquí hay una severa incongruencia en la construcción de la nota, pues lo que en realidad muestran esas personas son los materiales y auxiliares didácticos que emplean cuando trabajan con los niños… y hay otro grave error pues si es que tienen formación “suficiente” para su desempeño, esa formación fue en torno al conocimiento del niño y resulta que cada niño es diferente, con lo que la pretendida formación profesional fue solo una muestra de lo que, en la práctica, sería el complejo y diverso desempeño del trabajador por las típicas diferencias individuales de los niños… y otro grave error es el moldeamiento de la personalidad de los niños, cuando se estandarizan sus comportamientos a partir de la modificación de conducta auspiciada por la corriente conductista, como conviene a las generaciones dominantes. O sea, que los niños son sometidos, anulados y bloqueados en su desarrollo para no constituir un problema más en el manejo de las sociedades humanas…  Si acaso 10 de cada 100 de estos pretendidos trabajadores de estancias infantiles hicieron estudios universitarios sobre psicología infantil, pero ello no garantiza que tengan la sutileza y sensibilidad que son necesarias para tratar a los niños.

Los contenidos, en materia educativa, son lo que la generación dominante, o quienes ejercen las políticas públicas, quieren que los niños aprendan… pero qué es lo que los niños quieren aprender?

Este es un debate que no se ha dado nunca porque a los niños nunca se les ha permitido opinar, porque en los países tercermundistas los niños no tienen la palabra y porque aquel slogan “por el interés superior de la niñez”  es una más de las frases podridas que se siguen usando como artilugio de una falsa política educativa, para que los que viven de la educación sigan medrando en su zona de confort sin preocuparse ni por comprender a los niños ni por actualizar su formación profesional… Lo sabía usted?

 

Sin resolver entrega de Secundaria Técnica 84

ANTERIOR

No habrá renovación de Comité Estudiantil en el ITO

SIGUIENTE

Te puede interesar