TIENE QUE ENTRAR UBER A VERACRUZ

Pues no se ven reuniones entre el saliente y el entrante en Veracruz. Ni un cafecito se han echado, vaya.
–Chopenjawer
Una muestra de porqué deben entrar otros servicios de transporte a Veracruz además de los taxis descuidados, viejos camiones desvencijados, combis destartaladas, fue precisamente la ridícula protesta de los taxistas en el puerto.
No sólo ridícula (dicen que por tener temor a afectar el patrimonio de sus familias) sino violenta: tomaron las calles del puerto creando un tráfico del demonio y todavía les dio por prender fuego a una piñata con logos de UBER, el servicio que, según ellos, les “amenaza” su trabajo.
Y sí, el “mensaje” ventilado es: vamos a quemar unidades de UBER, como viles delincuentes de esos que toman vehículos y les prenden fuego para evitar que los persiga la policía. Van a atentar contra vidas y vehículos, que también son patrimonio de otras familias.
Esas son las clases de alimañas cavernarias que no quieren que entre la competencia a Veracruz: reaccionan con violencia y amenazas. Esos son los choferes a los que nos exponemos los usuarios y ponemos nuestras vidas en sus manos.
A pesar de las protestas de este gremio, son cada día más las voces que están de acuerdo en que entren servicios como UBER o Cabify a Veracruz, por más que el director de Transporte Público se quiera poner del lado del gremio (que también es “negociazo” del estado, como las grúas) y decir que estos servicios están prohibidos.
Otra prueba del contubernio es que en varias ocasiones los usuarios prefieren no denunciar los abusos de los taxistas porque persiste la idea de que son protegidos por Transporte Público: con el apapacho que les dio públicamente el director Rafael Escobar Torres este martes ya quedó más que demostrado del lado en que operan las autoridades.
En este sentido, ya son tiempos de quitarle a una mafia el control del transporte público (tanto al estado como al gremio) y dar oportunidad a quien pueda dar un servicio eficiente, confiable y cómodo. Los que han tenido la oportunidad de probar UBER (como un servidor) saben que es un servicio confiable y que está muy por arriba del servicio de taxi.
Ya hace algunos años que se instaló dicha plataforma para operar en el país… ¿Y qué hicieron los taxistas veracruzanos por mejorar? Han tenido bastante tiempo y han habido algunos intentos que han fracasado porque sencillamente siguen siendo eso: un gremio supeditado al estado y a la corrupción que genera este tipo de relaciones.
Los taxis ya tuvieron su oportunidad y no se actualizaron. Por ejemplo, la mayoría de los taxis que circulan en Veracruz son Tsuru, que en los tiempos de Miguel Alemán Velasco (cuando comenzaron a repartir placas y concesiones como si fueran chocolates) se vendieron como pan caliente en las concesionarias automotrices, porque incluso hasta ya venían pintados los vehículos. Es también uno de los vehículos más peligrosos del mundo.
Si bien ha habido un esfuerzo por parte de los taxistas para renovar sus unidades, muchas de éstos Tsuru siguen circulando por las calles de Veracruz incluso sin placas, porque también a algunos no les han terminado de regularizar en el presente bienio: también fueron timados pagando por un registro aún incompleto.
Y ahí andan en la calle; ahí pueden verse, así que no es secreto para nadie ni mentiras, como tampoco el hecho de que muchos ofrecen servicio pésimo, además de que algunos están ligados a la delincuencia organizada. Lo anterior, de todos es sabido.
Ante el pánico que les genera la entrada de UBER o cualquiera de estas plataformas, ¿por qué no mejoran su parque vehicular? ¿O manejan con cortesía y respeto al peatón y al usuario? ¿O dejan de cobrar de más queriendo engañar a los usuarios cuando les conviene?
Pero no: ni se modernizan, ni aprenden, y ni dejan avanzar.
Bien lo dice el reportero Jair Aranda: “Si tanto miedo le tienen a Uber, deberían dar el ejemplo con un buen servicio y no con actos tan salvajes”, como el ocurrido este martes en Veracruz.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Comentan en el Ayuntamiento de Xalapa, donde despacha el alcalde Xipólite: que los fondos del Prodere se perdieron porque se hizo mal la gestión. Al regidor tercero Rafael Pérez Sánchez lo están señalando por abajo del agua, ahora, de que pidió un recurso para hacer la gestión y conseguir los recursos. Por ahí también circula el dato de que Xipólite no tuvo ningún voto de los regidores de Morena porque cada uno de ellos ya se identificó con alguna tribu de Morena y el presidente municipal no “cacta” que nadie está obligado a rendirle pleitesía por ser el alcalde y que tienen que hacer lo que él diga, menos si le sopla al oído la síndica Ivonne Cisneros (a quien señalar de ser el poder tras el poder); por eso es que no tienen ya control del Cabildo.
OTRA NOTA: ¿Será cierto eso de que los expedientes de los Duartistas encerrados en Pacho Viejo están mal integrados y podrían salir en cualquier momento del penal? ¿Que ya mero se les acaba la prisión preventiva y por eso no tardan en que sean liberados? Ya sabe, el “mozito cilindrero” (Cossío dixit), mejor conocido como el Fiscal General de Veracruz, por hacerle el caldo gordo a su jefe el Gober Mesero y sus ansias electoreras podría perder los casos. Otros rumores es que tratarán de dilatar las salidas para que éstas se den en el periodo de Cuitláhuac García Jiménez como gobernador y así a echar a andar la cantaleta de que MORENA le dio perdón a los ex funcionarios de Javier Duarte.
LA ÚLTIMA PORQUE QUIERO ECHARME UN STOLI: Muy criticada la manera en que la diputada Maryjose Gamboa reveló en el Feis un refugio para víctimas, que por ley debe permanecer en secreto. Por lo anterior recibió una ola fuerte de críticas que no dejaron de señalarle la irresponsabilidad y el protagonismo. Todavía se quiso defender diciendo que no era un lugar para “testigos protegidos”, pero los mismos usuarios de la red social le hicieron ver que existe un artículo, el 55, de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libres de Violencia donde se especifica claramente que no se deben proporcionar la ubicación de estos refugios en aras de proteger a las víctimas. Ya por la noche dicen que hasta bloqueó gente en Tuiter para no leer las críticas… Y eso que todavía no empieza la siguiente legislatura, donde no habrá apoyo de “PapiYu” o su “Chiquito”, y quedará a merced de a quienes insultó o humilló.