¿QUIÉN LE ESCRIBE LOS DISCURSOS AL GOBERNADOR?

El Gobernador del Estado, en Palacio; el Gobernador del Estero, tranquilo y tropical.
–Chopenjawer
¿Quién le hace los discursos al gobernador? ¿Quién lo hace salir a la palestra con un mensaje tal mal hecho? ¿Quién lo empinó? ¿Quién busca exhibirlo?
Este miércoles por la tarde, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez salió a la palestra para dar una postura respecto a la liberación reciente de los exfuncionarios duartistas que han salido del penal de Pacho Viejo, donde fueron encarcelados por el régimen anterior.
El mensaje del mandatario, lejos de condenar a los personajes que se han ido por fallas en la integración de expedientes o mostrar una verdadera postura oficial sobre una situación que le está estallando al principio de su gobierno, pareció haber sido hecho con mucha improvisación y, por ende, con falta de contundencia.
García Jiménez había sido particularmente cuidadoso con el tema de la liberación de los Duartistas y se había mantenido al margen de no entrar en polémicas; se suman también las valiosas reuniones que ha tenido con los colectivos de personas desaparecidas a las cuales les dedicó su discurso de toma de protesta y les anunció la creación del Comité Estatal de Búsqueda con su Policía Especializada.
Por eso resulta extraño que al mandatario estatal lo expusieran ante la opinión pública este miércoles en un tema estrictamente legal y judicial para dar una postura endeble y sin firmeza, y justo en el momento más crítico cuando sale de prisión el exfuncionario más señalado por delitos de desaparición forzada: se trata del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, hombre de todas las confianzas del repudiado ex gobernador Javier Duarte de Ochoa.
¿Era necesario exponer al gobernador a dar un mensaje que raya en lo simplón? ¿Era necesario exhibirlo para decir que van a consultar al pueblo si quieren que siga Winckler como Fiscal General? ¿Era necesario dar a conocer que no va a ir a desayunar con el magistrado Edel Álvarez Peña y abrir otro frente con el representante del Poder Judicial?
¿Por qué no enviar en esta ocasión al secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, a decir algo tan ramplón e intrascendente? Especialmente ahora que parece gustarle esto de mostrarse como una especie de vicegobernador que controla todo y mete la mano en todo, lejos de la institucionalidad y discreción que debería mostrar en su cargo para no robarle reflectores a su propio jefe.
¿Era necesario sacar a la palestra al gobernador en un tema estrictamente judicial-legal con un discurso tan pedorro? ¿Por qué no ahora, con todas las riendas en la mano, solicita que el Fiscal de Veracruz comparezca (ahora sin la protección de su patroncito Yunes) ante el Congreso del Estado para que explique los motivos reales por los cuáles están saliendo de la cárcel los Duartistas?
Y es que, si volvemos al discurso leído por el gobernador y lo comparamos con el boletín de prensa de la Fiscalía General del Estado, éste último fue más contundente, claro y preciso, con argumentos mejor planteados y difundidos casi al mismo tiempo de la liberación de Arturo Bermúdez Zurita. No es que sean verdades absolutas la de la FGE, pero al menos expuso con un lenguaje más académico y preparado el porqué está en desacuerdo con la liberación específica de Arturo Bermúdez.
Vaya, el reconocido abogado Juan José Llanes, en este sentido, dio una cátedra con razonamientos más sólidos en un simple post de Facebook titulado “LA EXCARCELACIÓN DE EX FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO DE JAVIER DUARTE SE EXPLICA ASÍ” en el cual analiza punto por punto la situación. Ese era el discurso que se esperaba del Gobierno de Veracruz; esa hubiese sido una postura más enérgica y con líneas discursivas más sustentadas.
Se entiende que el gobierno de la Cuarta Transformación está en una etapa de una curva de aprendizaje que damos por hecho será costosa porque Veracruz es un estado complicado y sigue sintiéndose la inercia de los gobiernos anteriores; pero hay situaciones –como la de este miércoles– en las cuales se debe aprender de inmediato a vislumbrar escenarios que no afecten la imagen de un gobierno en el que se depositaron muchas expectativas.
SOY PRESO POLÍTICO: NEMI
Este miércoles, el exsecretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, actualmente en arresto domiciliario, mandó una carta a medios de comunicación en lo cual destaca lo siguiente: “Esta mañana, varios servidores públicos de la Fiscalía me han notificado que, en venganza por mis declaraciones de ayer, Winckler, está pronto a intentar una nueva aberración judicial en mi contra, promoviendo una nueva capeta de investigación con la que pretende prolongar mi prisión y los daños irreparables que me ha causado y descalificarme para evitar las consecuencias de mi denuncia. Además, todo esto también responde a un hecho que Winckler no puede cambiar: se me ha concedido un amparo federal (actualmente en revisión debido a las “chicanadas” del honorable Fiscal General) en el que la propia Justicia Federal señala las aberraciones y falsedades de la acusación en mi contra, y el proceso judicial que me fue inventado, con lo que se demuestra en forma contundente mi absoluta inocencia de las acusaciones del Fiscal, quien no ha hecho otra cosa que proteger a los verdaderos saqueadores de Veracruz y a los aliados políticos de su jefe… No cometí ningún delito. Soy preso político y víctima de un proyecto de odio, infamia, destrucción y muerte. Le recuerdo a Winckler que yo presenté más de 300 denuncias por los actos de corrupción en SESVER y que él se encargó de desaparecerlas. Pero llegará el tiempo en que pague por sus infamias. Se verá quiénes son los viejos y los nuevos saqueadores de la Secretaría de Salud de Veracruz”.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Hugo Contreras Zepeda, ex presidente del PRI en el estado de Jalisco (de donde es oriundo) y diputado local dos veces, es el nuevo delegado nacional del tricolor en tierras jarochas, según lo acordado anoche en la sede principal de la Ciudad de México entre dirigentes encabezados por Claudia Ruiz Massieu y priistas ¿distinguidos? de Veracruz. Acá en la aldea, la flota pregunta chacoteando: ¿Don Hugo sabrá embalsamar?
OTRA NOTA: Lo que callan los guaruras… Resulta que justo el último día del Gober Cascarita, a varios de sus escoltas los mandaron de Boca del Río a Xalapa a entregar unos equipos pendientes, pero resulta que ese día curiosamente también se desapareció como por arte de magia el jefe de Ayudantía del ex gobernador (de nombre Juventino, clave Fénix) con un dinero que le había entregado el patrón para sus colaboradores y es hasta el día de hoy que nadie sabe de él. Los que cuidaron del mandatario dicen que eran varios sobres, pero pues ya ni supieron de qué color eran.
LA ÚLTIMA PORQUE ¿Y ORA QUE CHINGAOS VEO EN NETFLIX?: Que el ex Gober Cascarita ordenó al secretario de Salud, Irán Suárez Villa, basificar a por lo menos 300 gentes del Hospital de Boca del Río que apoyaron en la campaña de “Miguel Chiquito”, pero al parecer la única beneficiada fue la tal Aurora Delgado (quien fungía como jefa de facto en el hospital, incluso por arriba de la Dirección General) y un grupo de incondicionales identificados como Pascal, su secretario particular; y un tal Eduardo Chalchi, a pesar de que hay personal que tiene varios años en espera y no los respetaron. Por cierto que hay nuevo director en dicho nosocomio: se trata del doctor Mario Alberto Amat Traconis… (Saludos hasta Mouth of the River; ustedes saben quiénes son).

 

Don`t copy text!