Columna sin nombre

OTRA VEZ, LA LUCHA POR EL AGUA EN COATEPEC

+ SADER y Bienestar en tiempos de Covid19
+ México cerca de Reino Unido.
+ Escolta de Duarte detenido en operativo.

¿Adivinen qué país se acerca al tercer lugar mundial por muertes de Covid?… “Y vamos por la medalla de Oro”, dice el Berna
–Chopenjawer

Desde hace algunos días se intensificaron las acciones de la gente que busca defender el agua y parte del bosque en territorio de Coatepec.

Se trata de una lucha que inició en enero de 2019, debido a que un grupo de invasores llegaron a ocupar terrenos en la parte alta de la serranía –un sitio conocido como Jinicuil Manso– donde se ubican grandes manantiales y afluentes que surten del vital líquido al municipio.

Los invasores son miembros de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC). Es curioso, pero es de esas organizaciones “campesinas” que se supone ya no serían beneficiadas en los tiempos de la Cuarta Transformación, pero ahí siguen en terrenos que no son suyos.

De hecho, su líder nacional Federico Ovalle Vaquera, exdiputado federal del PRD, es un crítico acérrimo del presidente López Obrador. Recientemente, junto a otros “líderes campesinos”, se pronunciaron en contra de la reunión Trump-AMLO “por considerar que no tiene nada benéfico salvo los intereses personales de ellos”.

El Movimiento Por La Defensa de la Sierra explica en su página de Facebook que decidieron conformarse porque una vez instalados, los “paracaidistas” comenzaron a talar el bosque y prácticamente a asentarse en el lugar; con documentos apócrifos, argucias legales y mostrando resistencia, han logrado imponerse y despojar a los legítimos propietarios.

Para acabarla de amolar, el gobierno, en febrero de 2020, terminó por fastidiar a los dueños de los predios porque declaró la zona denominada “Sierra Alta” como una superficie de 2 mil hectáreas propiedad de la nación, poniendo en duda la legítima propiedad de quienes piden que les regresen su patrimonio.

“La montaña coatepecana está en riesgo y ante ello no podemos permanecer tranquilos. La amenaza de urbanización no es solo un despojo ejercido contra las decenas de propietarios, es un atentado contra el bosque y por ende, un riesgo para el futuro de Coatepec y otros municipios quienes dependen de su agua y su aire limpios para subsistir. La sierra es también un sitio primigenio: vio nacer a los primeros coatepecanos y en aquel sitio arqueológico conocido hoy como Coatepec Viejo, los pobladores prehispánicos observaron el correr del tiempo. No es justificable, bajo ningún motivo, la destrucción de nuestro bosque, de nuestra historia”, detalla en su pagina.

La CIOAC se ampara “jurídicamente” en que tiene una constancia para amparar su solicitud de estas tierras “propiedad de la nación” ante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). Una revisión a dicho documento por parte de autoridades municipales, reveló que era falsificado y se usaba ilegalmente el nombre de una exagente municipal como fedataria.

Lo más reciente, es que este 20 de julio de 2020, se llevaron a cabo diligencias paralelas respecto al deslinde del predio “Sierra Alta”.

“El personal de oficina de SEDATU y el alcalde de Coatepec, planearon una mesa de trabajo, a puerta cerrada, a las 9 de la mañana, a donde los propietarios, vecinos y coatepecanos en general, no fueron invitados. A la misma hora, un grupo que dijo pertenecer al equipo de SEDATU proveniente de la oficina central de Ciudad de México, se presentó en el acceso al área Jinicuil Manso, para ejecutar el deslinde. Los funcionarios federales, sin documentos que avalaran su faena o su identidad, conversaron con los propietarios que estaban reunidos desde temprana hora y que manifestaron sus inconformidades. Al paso de las horas, y con la presencia de un par de servidores municipales, se recalcó la ausencia del Alcalde en el sitio, su poco compromiso de apoyo y carencia de sensibilidad para con los coatepecanos, extendiéndole invitación para apersonarse en el sitio y entablar un dialogo; si bien los funcionarios comunicaron esta atención a presidencia, el alcalde no emitió respuesta y fueron los propietarios quienes tuvieron que movilizarse”, informa el Movimiento.

“Es posible concluir que las autoridades no tienen interés por atacar el problema medular de este conflicto: la falsificación de documentos y desalojar a los invasores”, señala de manera contundente.

Y es que no hay que ser genio para pensar que una vez urbanizada, toda esa zona (aparte del negocio que representará para unos cuantos) se convertirá en un lugar donde sus desechos irán a parar por puritita gravedad a la mancha urbana y ciudad, donde el agua corre el riesgo de llegar contaminada, pero parece que eso al alcalde le vale madre y le echa la bola a la federación.

La lucha por el agua de Coatepec es constante; han habido señalamientos de que autoridades municipales incluso llegaron a vender manantiales del municipio a la empresa Coca-Cola, que tiene su embotelladora en el camino que lleva a Las Haciendas.

Otro caso: durante varios años han estado tomando el agua de la toma del cuartel de los Bomberos para llevarla en pipas privadas a la unidad habitacional “Los Cafetos”, de Casas GEO (que llegó a ser la constructora más importante de México), durante prácticamente todo el día, porque al construirse el lugar nunca planearon bien el asunto de cómo hacer llegar el agua y se les hizo fácil agarrar de la toma pública para abastecer a las muchas familias que viven ahí. La constructora nunca se hizo responsable del asunto y hasta se declaró en quiebra. El problema del agua sigue.

En la comunidad Las Puentes, cerca del camino conocido como “El Aguacatal” también llegaron a querer fraccionar y se desató una disputa que llegó a la protesta de pobladores en febrero de 2016; una compañía pretendía construir en una zona de bosque donde también se ubican manantiales, contando para esto con todos los permisos firmados por el ayuntamiento coatecano. Al paso del tiempo, se detuvieron las obras, pero se pretendía la edificación de un fraccionamiento donde llegarían –según versiones del antiguo luchador social ya fallecido, Joaquín Alcántara– más de 100 familias a contaminar el agua y afectando a lugares como el pueblo de Zimpizahua.

Ahora a ver en qué acaba el asunto de la invasión a ese predio en la parte alta de Coatepec, pero de que peligra el agua es cierto, y se abre otra historia en la lucha por defenderla.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Ayer se dio a conocer en el portal Versiones.com.mx que funcionarios de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), encabezados por Randú Ortiz Herrera, realizan actos masivos con campesinos en plena pandemia. Como si estuviese en precampaña, hace pequeños mítines en poblados (incluso los organiza por la madrugada), entregando principalmente árboles para sembrar. Cabe comentar que ya se hablan de casos sospechosos de Covid en la delegación federal del Bienestar, donde reportan que ya sanitizaron las oficinas y tomaron medidas, pero ya habría alrededor de 16 personas contagiadas.

OTRA NOTA: Cifras del sitio web sobre el coronavirus en el mundo, de la Universidad Johns Hopkins, revela que México sigue en cuarto lugar mundial en casos de muertes por Covid19, pero estamos a poco (si sigue el ritmo de contagios) de convertirnos en el tercer lugar global. Nuestro país tiene 40 mil 400 muertes, mientras que arriba está el Reino Unido con 45 mil 507. Estados Unidos y Brasil siguen siendo el primero y segundo lugar.

LA ÚLTIMA PORQUE TODAVÍA HAY QUE BUSCAR (OTRA VEZ) EL CARGADOR PERDIDO DEL CELULAR: Que dentro de los detenidos en el operativo realizado por la madrugada de este martes en Boca del Río, donde detuvieron a unos empresarios, también figura el que fue jefe de Seguridad de Javier Duarte, conocido como “Cosmos” o “Teniente Cárdenas”.

El programa clientelar electoral

ANTERIOR

Ejecutan a persona en comedor a orillas de autopista

SIGUIENTE

Te puede interesar