Columna sin nombre

MORENA Y EL RETO DE LAS ALTAS EXPECTATIVAS CON EL ENEMIGO LISTO

Como estará la inseguridad en el mundo que hasta asaltaron la casa de Paul McCartney
–Chopenjawer
Uno de los tópicos por lo cual fracasó el gobierno de Yunes Linares fue precisamente el de seguridad, ya que el ex mandatario había prometido resolver el asunto en poco tiempo, vendiéndose como el experto en la materia.
¿Resultado? Se soltaron los demonios (que no del Edén, como conocen al gober Yunerasta) y hubo asesinatos bastante escandalosos como el del comisario de la Policía Federal, Juan Camilo Castagne Velasco, en un restaurante en Cardel. Siguieron los “levantones” y hasta amenazas directas al ex secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez “Sugardaddy”, a quien señalaban de trabajar al lado de un cártel del narcotráfico.
Los veracruzanos castigaron esta mala gestión homologando su votación con la lógica de que si un alcalde, un gobernador, un diputado y el presidente de la república eran de un mismo partido, habría más facilidades para resolver problemas urgentes como el tema de seguridad y el de economía/empleos. En teoría, se supone que este poder tan concentrado no debería tener impedimentos para atacar problemáticas en sitios con altos niveles de marginación o violencia desde el primer momento en que los nuevos gobernantes tomaran protesta.
En la realidad, lo que está resultando en Veracruz es mucha inexperiencia en materia política y del servicio público. Si bien sigue siendo muy fuerte y sólido el capital político de MORENA (el partido que supo aprovechar el descontento popular, entre ellos el sufrimiento por la violencia de la delincuencia), la falta de oficio, las malas decisiones, la integración de personal sin experiencia o los excesos llevan a la desilusión, al desencanto de un enorme sector de la ciudadanía votante que no precisamente está completamente enajenado con la “Cuarta Transformación”, y que en un momento puede decidir razonar nuevamente su voto (en elecciones oficiales que sí cuentan, no consultas “patito” o a la Madre Tierra) y cambiar el rumbo.
Es cierto que tanto el gobierno federal como el estatal tienen poco tiempo de haberse instalado y que están heredando problemas graves de una inercia que comenzó desde los primeros minutos del nuevo siglo –en tiempos del panismo, para ser precisos– cuando se desarticularon los organismos de inteligencia, se escaparon capos como El Chapo (expertos apuntan que aquí comenzó la guerra entre cárteles), se hizo más violenta la delincuencia organizada y comenzó a tener auge la era digital de la información vía portales y algunas redes sociales.
Así como la nueva clase gobernante pide comprensión para justificar que no es fácil resolver un problema tan grave como el de la inseguridad, tampoco podemos decir que llegan tan inexpertos y poco empapados del tema: el presidente López Obrador, por ejemplo, fue alcalde de una de las ciudades más conflictivas del país y logró de alguna manera pacificarla; su canciller Marcelo Ebrard también fue otro de los jefe de Gobierno que logró mantener paz en la capital del país y hasta logró sacar a comerciantes del centro histórico; asesores y amigos de AMLO en materia de seguridad con amplia experiencia son el Dr. Manuel Mondragón y Alejandro Gertz, por citar algunos.
Haciendo analogía acá en la aldea, si bien al gobernador Cuitláhuac se le ubica más en el gremio magisterial, quizás al mandatario le faltó más ahondar en el tema de seguridad y no dejarlo como una responsabilidad única del gobierno federal (en este tenor, todo se concentra en el Altiplano; hasta la estrategia de sectores que se usó en el antiguo DF será aplicada a nivel nacional); políticos de experiencia con los que se ha platicado durante años han coincidido que un político completo debe por lo menos haber servido en un área de la Policía o de Inteligencia para conocer una realidad más cruda y más allá de las comodidades que ofrece el tener un empleo seguro con plaza laboral. Saber lo que piensa un policía, cómo vive, como tienen que lidiar y aguantar vara.
La apuesta educativa (sello que va marcando el gobierno de Cuitláhuac García) es una buena opción, pero no es la única: se necesitan de acciones urgentes y contundentes para zonas estratégicas en Veracruz porque la educación como vía es un plan a largo plazo que muchos mexicanos y veracruzanos no estarían dispuestos a tolerar a sabiendas del riesgo que sufren sus familias y a lo que están expuestos.
En este tenor, los gobernantes ya deben estar tomando decisiones contundentes que muestren que se ejerce el poder y mostrar que las estrategias funcionan. Si bien Cuitláhuac carecía de la experiencia presumida por Yunes en el área de seguridad, a nivel federal sí hay personas preparadas para ello; a nivel local también existen personas con carrera policiaca y castrense, pero al parecer han preferido (y prevalecido) las recomendaciones que los verdaderos perfiles estudiados.
¿El secretario de Seguridad Pública, proveniente de Nuevo León, conocerá todo el estado? ¿Sabrá el problema de cada región? ¿Los sectores dominantes? ¿Los conflictos entre grupos? ¿O será solamente alguien que reporte las incidencias al alto mando en el Altiplano?
El tiempo apremia y no hay que ser genios para implementar operativos por lo menos para disuasión de la delincuencia “pelusa”, término que usaba el maestro César Vázquez Chagoya (abrazo, patrón, se le extraña siempre) para referirse a los delincuentes comunes no vinculados al crimen organizado, pero que sí ocupaban el caos para aprovechar el miedo y cometer delitos comunes como asaltos.
Este lunes, por ejemplo, en Coatepec asaltaron por primera vez en su historia un banco y lo hicieron de una manera muy particular: rociaron de gasolina a los cuentahabientes y empleados y los amenazaron con prenderles fuego. Nunca se había asaltado un banco en este Pueblo Mágico, y hay que decir que su sucursal está a dos cuadras de la Policía Municipal, en pleno centro histórico.
Tampoco ayuda mucho que actores políticos de MORENA, como la diputada Adriana Paola Linares Capitanachi, del distrito de Poza Rica, quieran culpar a los medios de comunicación de la presión que se ha ejercido para exigir resultados. No ayuda prácticamente en nada y, por el contrario, se debe tener quizás más comprensión de que el tema de seguridad no se va a resolver solo y por arte de magia, menos si no existe una contraparte que esté ahí para señalar los errores. Lo peor de todo es que así como MORENA fue un férreo opositor y crítico de las pifias del Yunato, este tipo de desplantes también pueden ser utilizados en su contra precisamente por sus adversarios políticos y “nuevos críticos”.
No todo es culpa de los medios; en este sentido, nada ganan fustigando a los medios, menos si no tienen estrategias de contención.
Tampoco deberían desdeñar el hecho de que detrás de toda la operación para mellar al Gobierno de Veracruz y al lopezobradorismo jarocho también esté un Yunes Linares que antes de irse advirtió muy claramente: la lucha sigue.
Y tiene con qué: recursos financieros, admiradores enfermos del síndrome de Estocolmo que le sirven como alfiles, y hasta un reducto de su nefasta influencia en el Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Cancelado el programa de Pueblos Mágicos de la Secretaría de Turismo federal; era de lo poco bueno que hizo destacar en el plano nacional a localidades pequeñas y pintorescas como Real de Catorce, Pátzacuaro, Bacalar, Cosalá, entre muchos otros. El primero en Veracruz fue Coatepec y luego Papantla, aunque éste perdió su denominación por descuido de las autoridades municipales. Con este programa, dichos pueblos tenían acceso a recursos especiales para la promoción turística a nivel nacional e internacional. Desde Michoacán, informa la agencia Quadratín,  “si bien el sector turístico a nivel nacional tiene un incremento del presupuesto 2019, todo se va al Sureste, específicamente al Tren Maya, mientras se desaparece el programa pueblos mágicos que aparece en ceros en el proyecto presentado por presidente Andrés Manuel López Obrador”; lo anterior lo comentó la presidenta la Comisión de Turismo del Congreso de Michoacán, Araceli Saucedo, legisladora por el distrito de Pátzcuaro, uno de los afectados.
OTRA NOTA: A propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria del Bienestar María Luisa Albores, emitió los 32 nombramientos a igual numero de delegados que fungirán en cada uno de los estados para aplicar, supervisar y promover los programas federales. Para Veracruz, como ya estaba anunciado, va Manuel Huerta Ladrón de Guevara, quien recibió este lunes su nombramiento de manos del coordinador de Delegados, Gabriel García Hernández, que lo acredita como  “Delegado Federal de los Programas Federales para el Desarrollo en el estado de Veracruz”.
LA ÚLTIMA PORQUE SEGUNDO DÍA: Muy certero y valioso el comentario del periodista minatitleco Rafael Meléndez, que a continuación transcribimos desde su feis: “Cuando estaba en plenitud del pinche poder, Jorge Winckler nos ignoraba a los reporteros, se negaba a responder, se sentía intocable. El fiscal alegaba “secrecía de las investigaciones”, decía que no podía pronunciarse por respeto a los que encabezaban los eventos a los que asistía. Ordenaba ingresos y restricciones a las Salas de Juicios Orales. Hoy, solo, sin tener el respaldo de su amigo el exgobernador, nos busca afanosamente, hasta dos veces por semana para defenderse mediáticamente para decir su versión de los hechos, su verdad. Ahora sí ve en nosotros un medio para enviar sus mensajes desesperados a la gente, cuando antes nos bloqueaba de Twitter. Qué pena da este señor, al que solo la crisis que enfrenta le hizo recordar que existimos. Las vueltas de la vida”.

LOS HOY NO CIRCULA (VERACRUZ)

Anterior

Abella agrede a comandante de región de SCT

Siguiente

Te puede interesar