Columna sin nombre

Iberdrola, todo pinta que no pasarán en Tuxpan… y falta ver si dan obra a sindicatos

+ Interés por Julen desde el Altiplano.
+ Se deslindan dueños de bares de “manifestación” por Ley Seca.
+ Alcaldes con Covid-19.

Qué taraditos se ven compartiendo que los termómetros de luz dañan las neuronas. De por sí las tienen dañadas.
–Chopenjawer

El tema de la empresa española Iberdrola siguió marcando la agenda de la mitad de la semana, a partir de la publicación, en el diario Reforma, de una entrevista realizada al alcalde panista de Tuxpan, Juan Antonio Aguilar Mancha, quien lamenta el hecho de que la multinacional retiraría la inversión de mil 200 millones de dólares de ese municipio.

Horas más tarde, le enmendarían la plana aclarando que no se cancelaba la obra, sino que cambiaría de operador: Iberdrola quedaría fuera y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) lanzaría una nueva licitación para ver quién construiría la central térmica de ciclo combinado.

Fue el mismo gobernador Cuitláhuac García Jiménez quien vía redes sociales afirmó: “Desde acá por Tempoal me comuniqué con nuestra amiga Rocío Nahle, Sria. de Energía, y me ha confirmado que el proyecto para Tuxpan se mantiene, pero que es de la @CFEmx y la empresa del estado licitará su construcción donde empresas veracruzanas tendrán la oportunidad de trabajar”. Es decir, Iberdrola quedaría fuera, al menos, de la obra de Tuxpan.

De hecho, líderes sindicales de la región se extrañaron ante las declaraciones del alcalde, –primo del exdirigente del PAN en el estado, Pepe Mancha, cercano al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, declarados enemigos de la 4T–, ya que no tenían conocimiento de que la obra fuera a desaparecer por completo, sobre todo porque el sector energético es uno de los que precisamente más interesa a AMLO y se ha visto un empecinado en respaldar al director de la CFE, Manuel Bartlett, como parte de ese trío de defensores de las políticas energéticas de la “Cuarta Transformeishion” (los otros dos son la secre de Energía, Rocío Nahle García y el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza).

De hecho, quien lea entre líneas y conozca tantito a López Obrador por la manera en que se ha desenvuelto cancelando inversiones con argumentos de que hay severas transas detrás (aeropuerto de Texcoco, cervecería en Tijuana) se darán cuenta que cuando tiene un objetivo en mente, lo cristaliza… y el caso Tuxpan va en ese sentido.

El presidente tampoco es tonto, y este jueves en su conferencia mañanera, –muy a su estilo–, suavizó un poco más la situación, pero así como dio sobadita, volvió a arremeter contundentemente contra Iberdrola.

“Recibí una carta de los directivos de esta empresa informando que tienen, en efecto, alrededor de 26 plantas termoeléctricas en el país y que tienen la voluntad de seguir invirtiendo en México y también la disposición de llegar a acuerdos con el gobierno”, dijo. El mandatario adelantó que ya turnó la misiva de Iberdrola a la Secretaría de Energía (Sener) y al director de la CFE –parte de su triunvirato power– para darle seguimiento al caso.

No obstante fue enfático en subrayar: “Ya basta, que se entienda bien, que se escuche fuerte y lejos: México no es tierra de conquista; no van a venir a saquearnos; se acabó eso, tenemos que cuidar el patrimonio de los mexicanos.”

De hecho, la empresa española Iberdrola se ha convertido en uno de los objetivos del presidente Andrés Manuel López Obrador y todo apunta a que va a reventar uno de sus proyectos: el de Tuxpan, aunque se mantengan otros. También falta ver si realmente le dará oportunidad a los sindicatos, porque en una de esas, por ser sector estratégico, da la obra a militares para que tengan el control, evitando con esto que organizaciones realicen algún boicot o paro de labores.

Basta ver cómo fueron aumentando de intensidad los señalamientos de AMLO contra Iberdrola en las últimas semanas; acusaciones que van desde que la empresa española impulsa una supuesta campaña mediática contra el presidente.

El 17 de junio declararía en su habitual conferencia mañanera: “En el caso de Iberdrola, ¿por qué habló así, con transparencia? porque tengo información de que son ellos los que están promoviendo esta campaña, nada más que encubiertos, porque el conservadurismo tiene esas dos características. No lo olviden, son muy corruptos, son muy hipócritas.”

Horas antes también señalaba que Iberdrola “domina casi la mitad del mercado” de generación de energía eléctrica privada en México. “Hay inconformidad porque las empresas eléctricas particulares, extranjeras, sobre todo las españolas, tenían el gran negocio de cobrar a precios elevadísimos la energía eléctrica, se les tenía que pagar hasta subsidios, estaban en un plan en contubernio con las autoridades para destruir a la CFE, a la empresa pública de México.” (La Jornada).

Por lo anterior, todo apunta a que el caso de Tuxpan podría ser una decisión ya tomada, pero darán una salida política, pacífica, sobre todo porque Iberdrola ya tiene inversiones establecidas en el país.

Otros que también se alebrestaron son los sindicatos locales que ya se veían con la obra en manos, –se comenta que atrás estaría la CATEM, de Pedro Haces–, pero también habría que sumar la ambición de políticos locales que ya ven a Iberdrola como una segunda Odebrecht, la multinacional que terminó en escándalos de corrupción a nivel nacional e internacional.

De hecho, es tanta la preocupación que hasta el coordinador del PVEM en el Senado, Manuel Velasco, amigo muy cercano a Alberto Silva Ramos, aspirante a la alcaldía, presentó un punto de acuerdo en la Permanente del Congreso para que ambas partes lleguen a una conciliación en el caso de Tuxpan.

AMLO ya ha demostrado que va en serio contra los que señala, no solamente al azar, sino porque los tiene bien identificados como parte de los beneficiados en regímenes anteriores, que además en el futuro podrían ser patrocinadores y quienes apoyen a la opositores y adversarios de la Cuarta Transformación.

Esto es de estrategias para lo que viene: de una vez le van le van cortando los flujos de millonadas a quienes, con dinero del gobierno, darán la batalla contra la 4T en próximas elecciones.

Y es que ese proyecto tiene muchos intereses, especialmente porque lo vinculan con el uso del gasoducto Tuxpan-Texas… Y también porque hay mucha lana de por medio.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Que desde el “longanizagate”, en el Altiplano andan muy interesados en las denuncias que tiene el senador panista Julen Rementería por corrupción en su paso por la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP). En la última visita que hicieron desde la capital, volvieron a preguntar cómo iban las denuncias.

OTRA NOTA: A través de un comunicado, grupo Mandarín, que la integran diversos antros, bares o restaurantes como Barezzito, La Bikina, Reyes, La Chulada, entre otras rechazó que fueran a formar parte de la manifestación no pacífica convocada a través de Redes Sociales… “Repudiamos cualquier manifestación de violencia que afecte a nuestra ciudad y su gente. No somos partícipes de ello”, señalan en su texto publicado en redes sociales… Por su parte los dueños y empleados de bares y centros nocturnos del Callejón González Aparicio también señalaron que no participarán en en un movimiento que promueva la violencia y que atente contra la sociedad y el patrimonio de los xalapeños. La convocatoria para la marcha se realizó a través de redes y en ella señala que la marcha será no pacífica, y asistirán empleados de bares y cantinas, debido a la Ley Seca que se mantiene en Xalapa.

LA ÚLTIMA PORQUE TOCA UN RATITO DE NEKFLITZ: Alcaldes con COVID19: se sabe que el pasado fin de semana fue internado en un hospital particular de Córdoba el alcalde de Coetzala, Gerardo Tirso Acahua Apale… El alcalde de San Andrés Tuxtla, Octavio Pérez Garay, informó que se contagió de coronavirus y por ello se mantendrá en cuarentena lo mismo que su familia; lo hizo público en un video.

Atentado contra titular de Seguridad Ciudadana en la Ciudad de México

ANTERIOR

Morena, entre Silva y Pozos se decide por Silva

SIGUIENTE

Te puede interesar