Columna sin nombre

ESTE SEXENIO, DEFINITIVAMENTE, ENERGÍAS LIMPIAS NO

+ Nace el “Todos Unidos contra Esteban Ramírez Zepeta”.
+ Cebollazo de López-Gatell al gober Cuitláhuac.
+ El Pellico se hizo pelleco.

Vendo líquido sinovial recién extraído o cambio por iPhone 11 Pro Max.
–Chopenjawer incrédulo.

Desde hace rato, la organización Greenpeace en su representación en México, ha estado publicando en sus redes sociales peticiones para que el gobierno de México deje de utilizar los combustibles fósiles y apueste por las energías limpias.

Lo anterior ha generado una campaña intensa donde incluso utilizan la imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador para hacer un llamado a que reconsidere el uso de dichos combustibles.

Pese al esfuerzo de la organización ambientalista, es muy difícil –casi imposible– que el presidente cambie su visión y le apueste a otras alternativas energéticas; simplemente trae en su mente al petróleo no sólo por lo que representa como recurso, sino por lo que significa políticamente.

Durante muchos años, el sindicato petrolero ha sido uno de los principales benefactores del PRI-Gobierno cuando éste se encontraba en la plenitud del poder el siglo pasado. El organismo sindical se encargaba principalmente (a través de sus secciones) de patrocinar campañas y además ofrecer estructuras al tricolor.

Un amigo priísta de hueso colorado, ya desaparecido, nos decía por ejemplo que uno de los comités municipales del PRI mejor “aceitados” en el país era el de Minatitlán, tanto por su organización, como su estructura y financiamiento desde el sindicato petrolero. Tiene tanto dinero que puede darse el lujo en tiempos electorales de pagar propaganda, movilización, convivios, votos, etc., de cualquier campaña federal, estatal y municipal, siempre apoyando al Partido Revolucionario Institucional, del que se han mantenido leales hasta el momento.

De esta manera, durante años los obreros fueron utilizados para carne de cañón en campañas y para usarse como voto corporativo a favor del PRI.

No obstante, el mismo gremio ha mostrado también su rebeldía y simpatía a proyectos de izquierda como lo fue en su momento el PRD y ahora Morena. Por ejemplo, en Veracruz varios bastiones priístas tuvieron una debacle en 1997 por el efecto y liderazgo de actores como Cuauhtémoc Cárdenas, quien llegó a ser el primer jefe de Gobierno electo del Distrito Federal. En ese entonces, el sol azteca ganó varios municipios, entre los que se contaban municipios petroleros como Minatitlán y Coatzacoalcos.

Si bien –en apariencia– ya el sindicato no tiene el mismo “power” de antes y más ahora que los bastiones petroleros del PRI en Veracruz se volcaron a favor de Morena, el gremio sigue siendo una importante reserva que hoy representa buena parte del voto duro de López Obrador, junto al de adultos mayores, campesinos, etc.

El asunto es que si financieramente parece absurdo invertirle a Petróleos Mexicanos por las pérdidas que ha tenido por años de saqueos y corrupción, sería un suicidio para AMLO no seguirle apostando a esa empresa donde está una buena parte de sus simpatizantes con sus empleos bien remunerados y prestaciones logradas por años.

No por nada, el presidente ha sido muy cauteloso en el tema del cambio en la cúpula del sindicato petrolero: aunque ya salió del poder Carlos Romero Deschamps (quien llevaba más de 20 años como dirigente), no se ha abocado en proponer una nueva dirigencia y ni siquiera ha mostrado interés en hacerlo, cuando existen muchos grupos disidentes que esperan la bendición presidencial y ahora están inconformes porque no parece avanzar la situación del cambio de poder radical en el sindicato.

Finalmente López Obrador ha evitado dar el “Quinazo” y todavía se mantiene en suspenso quién podría ser el nuevo líder y si éste sería un alfil de la Cuarta Transformación, como la lógica supone.

El problema es que así como el petróleo es un recurso arcaico, pero muy valioso, el sindicalismo está en la misma tesitura y es ahí donde AMLO sigue apostando sus fichas: a que no cambie nada, a que sigan las cosas como en el pasado, pero con circunstancias favorables hacia su proyecto de gobierno y político.

Uno entendería que siendo López Obrador originario de Tabasco, con raíces en el sur de Veracruz, tenga ese aprecio especial por el petróleo y su cultura. Muchos hemos sido testigos de cómo por años unos cuantos se enriquecieron de Pemex y quizás, dentro de la mente de AMLO, sea hora de que muchos ahora puedan disfrutar esas riquezas, quitando a los actores corruptos y saqueadores.

El problema radica en que la empresa está tan dañada, que difícilmente se ve un rescate; además, López Obrador llega a la Presidencia en un momento muy tardío donde ya se ven otras propuestas de energía a nivel global: solar, eólica, hidráulica, geotérmica. Que Pemex podría seguir como empresa, sí, pero ya representa –a todas luces– una carga para el gobierno.

Hay un arraigo, un nacionalismo, una historia que vincula al petróleo con generaciones enteras de familias en estados del Golfo de México que difícilmente pueden borrarse en un sexenio para dar paso a otras alternativas. Sencillamente López Obrador no va a ser el presidente que cambie eso en lo que resta del sexenio.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Pues con la novedad de que un grupúsculo al interior de MORENA, en Veracruz, ya nació: se llama TUCERZ (Todos Unidos contra Esteban Ramírez Zepeta). Este martes se detectó una reunión en Xalapa de los otros aspirantes a dirigir el partido en Veracruz e intentar hacer contrapeso a quien ya figura como el más fuerte personaje para tomar las riendas del partido lopezobradorista a nivel estatal. En la foto figuran Claudia Tello, Héctor Quintanar, David Alemán y nomás faltó Gonzalo Vicencio. Ni la sana distancia guardaron.

OTRA NOTA: Cebollazo del rockstar López-Gatell al gobernador Cuitláhuac García Jiménez: el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, reconoció la labor del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, por su labor en la reconversión de hospitales del estado para hacer frente al coronavirus Covid-19. El zar en contra del Coronavirus en México afirmó que el mandatario estatal “fue uno de los que rápidamente tomó cartas en el asunto para la reorganización hospitalaria y también para disponer de espacios temporales Covid en instalaciones”, por lo que le hizo un reconocimiento por su labor en la reconversión de hospitales del estado para hacer frente al coronavirus, allá en la conferencia mañanera de este martes desde Palacio Nacional.

LA ÚLTIMA PORQUE YA QUEDÓ LA SOPA: Que el diputado Nahúm Álvarez Pellico abusó de la buena fe de reporteros a los que convocó para la cobertura de una manifestación en el Palacio Municipal de Ixtaczoquitlán realizada este lunes, con el pretexto de la falta de agua. Los reporteros acudieron, pero cuando se caldearon los ánimos y empezaron a ser agredidos por los acompañantes del legislador de Morena, éste desconoció a los reporteros e hizo como que la Virgen le hablaba cuando los periodistas le pidieron que interviniera como secretario de la Comisión de Atención de Periodistas del Congreso del Estado… Para acabarla de amolar, entre sus simpatizantes el diputado andaba diciendo cínicamente que había llevado a la prensa para que le “hicieran la chamba al alcalde”, lo que entonces evidenció que la protesta era mero asunto político organizado por el diputado… Dicen los compas que para la otra, si va a hacer mitotes, que mejor no los invite, porque no vaya a ser que en una esas los vuelva a desconocer y a hacerse “pelleco”.

Veracruz, el experimento fallido: becas no aminoran violencia

ANTERIOR

Coordinación de Salud de Fortín recibe cápsula de traslado de pacientes Covid

SIGUIENTE

Te puede interesar