Columna sin nombre

El peligroso cártel Marinela

+ Regreso a clases en Veracruz.
+ El banco del Bienestar en medio de la nada.
+ India podría rebasar pronto a México en muertes por Covid19

Le hubieran hecho homenaje a “Bomberito” Juárez… Ok, no
–Chopenjawer “Loco” Valdés

Todo apunta a que en Veracruz prohibirán el consumo de comida chatarra.

Emulando a los estados de Oaxaca y Tabasco, –los primeros en prohibir desde sus respectivos congresos locales–, la entidad veracruzana se prepara para convertirse en el tercer estado del país que se sume al combate del cártel de los Gansitos, la pandilla de los Pingüinos, la banda de los Submarinos, los facinerosos Chetos, los peligrosos Doritos, la poderosa jefa Coca-Cola de la organización criminal FEMSA y otros más que escapan a la mente.

La medida es polémica ya que muchas generaciones hemos crecido con esos alimentos que se han vendido por años en la tiendita de la esquina, mucho antes de los nuevos mini-supermercados, que ahora abundan y venden de todo.

Se puede decir que la “chatarra” forma parte de la alimentación “botanera” de las tardes, la golosina del recreo o al salir de clases; también ha sido común que la comida se acompañe con refrescos. Ya ni se diga si por la noche uno va por unos taquitos y no haya aunque sea un toronjazo gasificado para bajarse los bocados.

Hay quienes dicen que se trata de una exageración en tiempos donde se supone que todo es políticamente correcto y de la “Cuarta Transformeishion”.

Que va a estar muy difícil que se cambien los hábitos alimenticios, porque al final de cuentas cada quien se mete a su cuerpo lo que se le da la gana, porque vivimos en un país donde, afortunadamente, no tenemos limitaciones o racionamientos por parte del estado. Aquí nos podemos atascar de lo que queramos.

La realidad es que no son alimentos sanos, y no por nada, somos muchos mexicanos con obesidad, hipertensión, diabetes y problemas renales. Esa es la otra parte: si bien no tenemos límites para el consumo, tampoco hay responsabilidad propia para el cuidado de la salud, y no son pocos los que llegan al hospital enfermos por padecimientos que pudieron evitarse precisamente evitando los excesos.

Creo que el asunto no es lo que comemos, sino el exceso y ya ni digamos la falta de actividad física o promoción y apoyo al deporte. Pero, insistimos, cada quien su cuerpo porque hasta el día de hoy vivimos en un país libre y sin prohibiciones.

Atrás de esta comida, existe toda una industria, que brinda miles de empleos en todo el país, que a su vez generan más empleos de manera indirecta. Es decir, son parte fuerte de una economía ya muy bien cimentada desde antes que llegara la 4T. Bueno, hasta el Che era fan de la Coca-Cola, ¿entonces qué tanto chincual?

Si bien ya está empezando a cocinarse la propuesta en el Congreso de Veracruz, parece que este asunto va por el mismo rumbo del de los cigarros: pasarán muchos años para que realmente cambien los hábitos, que la gente se adapte a una nueva normalidad y entienda que es por su salud.

Y mire que se le han aumentado impuestos y precio a los tabiros, pero al final de cuentas no dejan de venderse como uno de las tantas drogas legales en este país.

Si bien, aparentemente, ya no se venden cigarros a los chamacos y ya se va agarrando más conciencia de lo dañino que es fumar (sobre todo en tiempos de pandemia), aunado a que cada día hay menos espacios para fumadores, las cajetillas ahí siguen en los estantes, en las tiendas y hasta en farmacias como una negra ironía.

Lo mismo quizás pase con los panecillos, los chocolates, las golosinas, las frituras, los chescos y toda esa gama que buscan prohibir quesque porque son perjudiciales para los morritos. Ahí estarán, nadie los va a mover, y en la nueva normalidad a lo mejor ya la tienda no se los venda directamente al niño, niña o “neñe” como antes, pero sí a la mamá, al papá, a la abuela, al abuelo, el tío o cualquier adulto que quiera consentir al chamaco, chamaca, “chemeque”.

Cosa rara, pero igual serían las empanadas, las garnachas, los molotes y toda esa fritanga bañada en aceite reciclado y del más baratito. Aquí la diferencia es que estos alimentos traen otra mística casi-casi prehispánica e indígena, herencia de nuestros antepasados y además de nuestro “abuelo” maíz.

Igual engordan, igual también atoran las venas, también empazonan (y a otros el maíz les da gas y cagalera), pero no pertenecen a las transnacionales villanas que “envenenan” al pueblo.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI:  El gobernador Cuitláhuac García Jiménez emitió un mensaje con motivo del inicio del ciclo escolar, para los 2 millones 167 mil 971 estudiantes inscritos en 23 mil 920 escuelas, atendidos por 137 mil 424 docentes de educación Básica, Media Superior y Superior en 6 mil 775 localidades de los 212 municipios, que a partir de este lunes regresan a clases con el programa “Veracruz Educando a Distancia 2020-2021”. Detalló que las y los alumnos retoman el aprendizaje a través de los canales abiertos de Televisa, TV Azteca, Milenio Televisión e Imagen Televisión, que transmitirán la programación Aprende en Casa II diseñada por la Secretaría de Educación Pública (SEP). De igual manera, por la estación de Radio Más; los horarios serán los siguientes: de 07:00 a 09:00 Secundaria, de 9:00 a 12:00 Primaria, de 12:00 a 13:00 Preescolar, de 14:00 a 14:30 Educación Especial y a 15:30 a 18:00 Curso remedial de Español y Matemáticas.

OTRA NOTA: No hace mucho platicaba con un amigo economista de Coatepec sobre que la ciudad (pueblo mágico) ya tenía que pensar a futuro como una gran urbe por el crecimiento que está teniendo. En una esas, el pueblo cafetalero no tarda en pegarse a Xalapa y se conviertan en conurbados… Pero la conversación iba más en torno a la falta de planeación que se tenía, por ejemplo, por parte de la Secretaría del Bienestar para instalar oficinas de dependencias que bien pudieran concentrarse en un sólo edificio, como un cuartel administrativo y que sirvan también para el pago de los apoyos a través del famoso Banco del Bienestar. Ahí está el caso de oficinas de Correo y Telégrafos (ya casi descontinuados de no ser por algunos poblados), que en muchos lugares permanecen diseminados. Nomás no vaya a pasar como en Chihuahua, donde construyeron una sucursal literalmente en medio de la nada, como gasolinera o tienda de conveniencia perdida en la autopista.

LA ÚLTIMA PORQUE MAÑANA RADIO TEMPRANITO: Qué México podría perder su deshonroso tercer lugar en muertes a nivel mundial por Covid19, porque India está creciendo a pasos acelerados y en una de esas nos desbarrancan al cuarto. De hecho, según las gráficas de la Universidad Johns Hopkins, nuestro país aparece con la curva de contagios descendiendo, mientras que la de India va todavía en aumento. Los que de plano están cañones son Estados Unidos y Brasil; el primero con más de 176 mil muertes, y el segundo arriba de las 114 mil, muy lejos de las 60 mil y pelos que tiene nuestro país.

Dejan ejecutado en parque de jubilados de Potrero Nuevo

ANTERIOR

Falla Zoom a nivel mundial, en pleno regreso a clases a distancia

SIGUIENTE

Te puede interesar