Columna sin nombre

DEJAD QUE LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS BAILEN EN LA IGLESIA SIEMPRE

+ ¿Escándalo en el Instituto Veracruzano del Deporte?
+ Carretera a Tampico, destrozada.
+ Conflicto por camino cerrado en Tamiahua.

Que los delincuentes merecen respeto… Ya llévanos, Diosito…
–Chopenjawer

Si bien todavía la mayoría de los mexicanos profesa el catolicismo (según el censo de 2010, el 89.3% del país) es notable que la Iglesia Católica ha perdido interés en las nuevas generaciones desde hace algunas décadas. En Veracruz, el mismo censo indica que hay 5 millones 497 mil 216 de católicos veracruzanos, en una población de poco más de 8 millones.

Por ejemplo, si bien México se vuelca a la Virgencita, también tiene sus propios santos como Jesús Malverde, ícono de la narcocultura.

Lo conservador de la Iglesia Católica ha sido rebasado (y por mucho) por las nuevas tecnologías, las nuevas influencias, y quizás una muestra de querer ponerse a la par de los nuevos tiempos fue el dejar que se hable de la renuncia del Papa Benedicto y la llegada del Papa Francisco en la película “Los Dos Papas” en la plataforma Netflix, que incluso estuvo nominada a premios.

No obstante, para la Iglesia Católica ha sido un verdadero calvario el tener que lidiar con temas bastante graves como el de los curas pederastas, que en México tuvo gran repercusión con el caso de Marcial Maciel, aunque se reportan casos en todo el mundo. La película “Spotlight”, por ejemplo, habla del escándalo de pederastia ocurrido en la Iglesia católica de Boston que fue destapado en el año 2001 por un equipo de periodistas del periódico “The Boston Globe”.

Sin duda no toda la Iglesia es mala, ni tampoco todos sus integrantes. Uno de los maestros más picudos que tuve en la universidad (allá en Minatitlán) fue un sacerdote católico, el padre Sergio Maya, quien nos daba cátedras de filosofía. Él era director de una escuela llamada “Pedro Castillo”, quien fue uno de los curas benefactores y de gran trabajo social en la petrolera ciudad.

En Xalapa y Coatepec, un padre muy recordado y querido fue Juan Manuel Martín del Campo, quien dicen era exorcista. Otro ícono regional que llegó a los altares, es San Rafael Guízar y Valencia.

Pero nunca falta un frijol en el arroz o un arroz en los frijoles (para que no digan hay racismo entre cereales y leguminosas en esta columna) que viene a generar conflictos innecesarios a una institución religiosa que además se enfrenta a los tiempos de la Cuarta Transformación –identificada a la izquierda y muy opuesta a la tradicional religión– que le reduce el poder que sí llegó a tener durante el panismo –muy identificado a la ultraderecha– o al priato.

Este domingo, cerca del mediodía, una persona identificada en Facebook como “Nancy Bucaramanga” narró lo que le pasó en la parroquia San Martin de Porres, de Xalapa, que tristemente terminó con ella y su hija prácticamente corridas por un oficioso y, posiblemente, por un cura con falta de sensibilidad. Va el texto:

“El día de hoy mi hija se despertó con mucha ilusión por ir a la Iglesia San Martin de Porres acá en la ciudad de Xalapa. La llevé, guardó monedas en su bolso para dar en el momento de la limosna, se bañó, se arregló. Comenzando la misa guardó silencio y puso mucha atención. Esa misa es de niños, en cuanto estos comenzaron a cantar y tocar la guitarra, como es de esperarse en una niña de 8 años y sobre todo dentro del TEA (Trastorno del Espectro Autista), comenzó a moverse al ritmo de la música, momento en el que yo le dije que no lo hiciera, dejó de hacerlo por un momento pero la música tomaba más ritmo así como ella. Enseguida alguien toca mi hombro y me invita a salir en tono algo imperativo, “me pide el Padre que le diga que no pueden estar aquí si su hija va a bailar”, mi hija a nadie molestaba ya que estábamos hasta atrás y ni siquiera emitía sonido alguno, a lo que yo le respondí al señor, “mi hija es Autista, yo no creo que Jesús discrimine de la manera que ustedes lo hacen, coméntele al Padre” y el hombre te este en tono por demás prepotente me responde que el Padre está ocupado y que no lo va a interrumpir para decirle eso. Volvimos a la Iglesia, nos persignamos y salimos. Me quebré como nunca, de coraje, mucho coraje. Salimos y mi hija inocentemente y desconociendo todo me dice “mami olvidamos algo, dar el dinero”… Es doloroso que discriminen a nuestros hijos de la manera que sea, pero en un lugar de fe, no sé qué nombre ponerle”.

Ocho horas después hubo un comunicado por parte de la Arquidiócesis de Xalapa, confirmando que “fue una persona que sirve en esa parroquia y ya se está atendiendo ese asunto para darle puntual seguimiento”.

De igual manera, ofreció una disculpa pública por lo ocurrido: “Como Arquidiócesis de Xalapa, expresamos nuestra indignación ante este tipo de conductas indebidas, inapropiadas e injustificadas por parte de este colaborador laico en esa parroquia; Lamentamos profundamente su comportamiento, daremos seguimiento y ofrecemos una disculpa pública a la señora Nancy Bucaramanga y a su hija por esa conducta que lastima a las personas y ofende la fe de nuestros feligreses”.

Una de las frases más conocidas en el Catolicismo es precisamente una adjudicada a Jesús Cristo: “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos”.

Al padrecito y al oficioso que quiso quedar bien ya deberían estarlos poniendo en cursos de sensibilidad, tener un buen regaño por parte del Arzobispo y mínimo unas 500 lagartijas con piedras para que se les quite lo weyes.

Tampoco deberían dejar que pase lo que ocurre comúnmente en la Iglesia Católica: que le echan tierrita a los penosos asuntos y apuestan al olvido, como si nada… como la pederastia que tanto los marcó.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Que otro escándalo estaría por reventar en el Instituto Veracruzano del Deporte (IVD) por los recientes reportajes del semanario Proceso en torno a los presuntos malos manejos de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), donde se habla que proveedores habrían estado inflando los costos de boletos de avión, transporte y hospedaje de deportistas, además de que algunas empresas parece que ni siquiera están relacionadas al ramo de agencias de viajes o prestadores de servicio de ese tipo… Es decir, por poner un ejemplo, la dependencia habría comprado empresas que duplicaron o triplicaron costos de un viaje con boletos y hospedajes, a personas morales o físicas que son una zapatería o carnicería… Un nombre que destaca dentro de las notas de Proceso (trabajos muy destacados de la reportera Beatriz Pereyra) es el de María Otilia Serrano Zamora, la cual facturó a nombre del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento los boletos de avión a Phoenix en 2019 para el Desert Challenge Games a 26 mil pesos cada uno en promedio, cuando un vuelo a esa ciudad no representa un gasto mayor de 8 mil pesos. Según fuentes al interior del IVD, María Otilia Serrano Zamora es y ha sido proveedora, como agencia de viajes, del Instituto Veracruzano del Deporte desde los tiempos de Javier Duarte, y ha sobrevivido hasta los tiempos de la 4T.

OTRA NOTA: Que si bien van dos tramos inaugurados de la autopista Tuxpan-Tampico, la realidad es que todavía sigue un dolor de hue… sos… el tramo de Ozuluama a Tampico. Dicen que es muy notable el cambio cuando se sale de Tamaulipas y se entra a Veracruz, por el pésimo estado en territorio jarocho. Allá en el norte se quejan también del alto costo de la autopista para un tramo de poco más de 100 kilómetros.

LA ÚLTIMA PORQUE SEGÚN UNOS TACOS DE TRIPA MUY CHIDOS Y NOSEQUÉ: Que existe un conflicto en Tamiahua, allá donde está la hermosa laguna, porque a campesinos de diversas comunidades les cerraron un camino vecinal y responsabilizan a la alcaldesa Citlali Medellín Careaga (Partido Verde) de no actuar para apoyarlos. Según fuentes, el asunto es que podría haber protestas por el cierre en un camino que comunica a las congregaciones San Marcos-Las Flores, a la altura del punto conocido como Cruz Morada, que la gente utiliza como paso para sacar cosechas de maíz, naranja u otros productos del campo. Comentan que dicha vía atraviesa por una propiedad privada ahora cerrada con una reja de madera con cadena y candado por parte del propietario, cuando por años esa vía de comunicación se mantuvo abierta al ser paso de servidumbre. El mismo cierre impide también la entrada y salida de vehículos que brindan servicios a las comunidades, como lo es la distribución de agua embotellada, gas, productos de abarrotes, entre otros. Se habla de 600 habitantes afectados.

Presentan novela sobre primer inquisidor de la Nueva España

ANTERIOR

Madre y niña autista sacadas de iglesia de Xalapa por órdenes de un sacerdote

SIGUIENTE

Te puede interesar