CARTA URGENTE AL ALCALDE DE XALAPA: REFLEXIONE, DOCTOR

Y también brotaron los oportunistas: perredistas, antorchistas, priístas, los parásitos de siempre…
–Chopenjawer
Don Hipólito:
Es claro que ser presidente municipal de una capital de estado debe ser una tarea compleja, más si es una ciudad llena de “grillos” como lo es Xalapa. A lo anterior súmese que la ciudad tiene problemas muy particulares como lo es la vialidad y la basura.
Este martes amanecimos con la noticia de que no había sido posible la recolección de los desechos en buena parte de la ciudad, debido a que Xalapa no tiene donde depositar su basura. Según un boletín del ayuntamiento que usted encabeza, lo anterior es debido a una cuestión de tipo político y que además le están “sembrando” bolsas.
Lo anterior va en el mismo sentido de sus más recientes lamentables declaraciones: deslindarse de una responsabilidad que sí tiene como alcalde de la capital de Veracruz.
Señor alcalde: culpar a otros de los problemas de Xalapa es la salida más fácil para cualquier situación. Dice la sabiduría popular: “Desde que se inventaron las pretextos, se acabaron los pendejos”.
El problema, señor alcalde, es que mientras usted atribuye los problemas a cuestiones políticas, miles de ciudadanos son los que padecen de los problemas reales. Al trabajador, al estudiante, al comerciante, al empresario, al empleado, al maestro, etc., no le interesa si usted tiene una disputa con miembros de su partido, o de otro. Le interesa saber quién le va a mantener el cuidado de sus calles, quien estará al pendiente del alumbrado público, que la basura pase a tiempo para ser recogida. Es decir, el ciudadano, el que votó por usted de manera masiva (y eso que casi no hizo campaña), exige que se le tengan resueltos los servicios municipales básicos.
Es claro que usted tiene una confrontación con el gobernador del estado, pero eso no debe ser pretexto para entonces no arreglar las calles o limpiar la ciudad.
No se duda que usted sea quizás un gran académico, un gran sociólogo, historiador, intelectual sabihondo, pero con toda esa gran sapiencia no se ha dado cuenta de que carece de algo esencial: sentido común.
Si usted no estaba preparado para enfrentar a esto que mal se llama “política” en México (incluido lidiar con la fauna que tiene sus propios intereses) desde un principio pudo usted haberse rodeado de gente con experiencia, sumar a personas o aliados que le hubiesen podido aconsejar, de entrada, que no sea tan soberbio.
Pero no, se rodeó de gente que lo mal aconseja, lo mal asesora; por ende, comete errores innecesarios. A lo mejor hasta involuntarios.
Por ejemplo, cada que pasa usted por los portales que van hacia su oficina, ni siquiera se detiene a saludar a los comensales de los cafés, ni para detenerse a platicar con sus gobernados. Quizás lo hace por timidez, pero –usted disculpe la palabrota– lo hacen ver como un mamón. Un “buenos días, ¿cómo están?” no le quita mucho tiempo.
Tampoco es mucho pedir (es recomendación de algunos de la flota periodística; yo ni siquiera me paro por el Ayuntamiento) que por cortesía pusieran café en la sala donde convoca a sus conferencias de prensa, especialmente porque usted luego llega retrasado a sus propios eventos. Son pequeños detalles, pero hablarían un poco mejor de su administración.
El problema es que se ha rodeado de gente soberbia, que atribuyen todo a ataques políticos y es por eso que cada vez se va encerrando más en ese mundito pequeñito (le pasó a Elízabeth Morales) donde creen que todo está bien porque tiene gente que le aplaude sus ocurrencias. El caso más claro ha sido el de su jefe de Prensa, Guillermo Manzano, a quien –por sentido común– no hubiese nombrado si supiera que tiene a toda la Prensa en contra porque no los baja de “vendidos”.
Otro ejemplo, ¿quién le dijo que era buena idea contratar como Tesorera del Ayuntamiento a la ex secretaria de Finanzas de quien usted señala como su enemigo político número uno? ¿De veras, por sentido común, nadie le aconsejó que sería una reverenda estupidez? Algo así le pasó a Duarte cuando pensó que tenía en el bolsillo de Enrique Ampudia, ex secretario particular del hoy gobernador: tenía al enemigo en casa y sólo él (y sus catadores de gases) creían que era una buena idea.
Don Hipólito: perdóneme que se lo diga (no me interesa andar de lamesuelas como sus amigos que lo mal aconsejan) pero su actitud también raya en el valemadrismo y eso da la impresión de que usted ya no quiere ser alcalde… A lo mejor ya le prometieron un cargo en el Gobierno Estatal o Federal entrante y es por eso que los problemas del municipio ya no le son interesantes… De cualquier manera, usted todavía sigue siendo alcalde y sigue siendo el responsable por lo que ocurre en el municipio.
Tenga tantita humildad. No le cuesta. Hoy la lección, por ejemplo, la dio el senador Ricardo Ahued Bardahuil, quien también ha sido uno de los mejores alcalde que ha tenido Xalapa. Palabras más, palabras menos, aceptó de manera humilde los reclamos: “Me duele mucho, me lastima lo que esta pasando en nuestra querida ciudad de Xalapa; Nuestra gente no lo merece. Acuso recibo de todos los reclamos con respecto a la administración pública municipal que me han hecho llegar en estos días. Lo anterior lo expreso con todo respeto y humildad y asumo con plena responsabilidad los reclamos airados en mi contra por ser parte del mismo proyecto”, dijo el senador, por si no lo vio.
Es de sabios reconocer errores y pedir ayuda. Si usted piensa que el gobernador aprovecha la circunstancia para querer llevar agua a su molino diciendo que le extiende la mano para apoyarle, tómele la palabra, no lo dude. El problema de la basura, entre otros, se tiene que resolver por encima de intereses partidistas.
Se supo que esta tarde tuvo una reunión en el aeropuerto con el gobernador. Esperemos que lo que se haya acordado sea por el bien de Xalapa… ¡Total! El otro ya se va a la gaver en dos meses y ya no lo estará padeciendo; por el contrario, tendrá a un gobernador amigo y de su mismo partido. En este caso, debe ser pragmático.
Don Hipólito, aunque no le costó mucho llegar al cargo, ya está en él y está a tiempo de cambiar el rumbo. Recuerde: sume, no divida; humildad, no soberbia, alcalde… La soberbia siempre es mala consejera: es un consejo común entre políticos…
¡Póngase… pos eso con V, pues!
PD. Como estarán de mal en Comunicación Social del Ayuntamiento de Xalapa, que tuvieron que refritearse una nota del reportero Rafael Meléndez para hacer su boletín informativo respecto al caos de la basura que se hizo este martes. El mismo periodista los evidenció. Otro pelo largo más con canas para su amigo, el “Más-asno”.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: El PAN en el Senado pidió al equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, entregar un informe detallado sobre el censo de “Bienestar” con el que detectarán a los beneficiarios para los programas sociales del próximo gobierno. De acuerdo con el diario “El Universal”, la senadora Indira de Jesús Rosales (muy cercana, cercanísima, al Gober Mesero de Veracruz), destacó que no hay información sobre la metodología con la que se llevará a cabo dicho censo, por lo que Morena incurriría en un acto inconstitucional si fuera realizado mediante la militancia del partido. Agregó, según el portal Político.Mx, que al realizar el censo “se desperdiciaría información valiosa que se ha obtenido en programas sociales como Prospera, además de que representa un gasto innecesario contrario a la política de austeridad”… Acá en Veracruz la recuerdan a la senadora que está escupiendo para arriba, pues fue justo eso lo que hizo en Veracruz para esconder la operación electorera en favor de “Miguel Chiquito”, candidato perdedor a la gubernatura. Tan complicado está el asunto, que tienen problemas para demostrar el gasto millonario en teléfonos celulares y el gasto corriente que se usó para la distribución de las despensas del programa “Veracruz Comienza Conm’ijo”, justamente en época electoral.
OTRA NOTA: Balazos en Orizaba por la captura de presuntos huachicoleros muy peligrosos, ligados a la banda del famoso criminal “El Bukanas”. Según datos preliminares, el enfrentamiento se dio esta tarde por la detención de al menos dos personas identificadas como Rodolfo “N”, de 32 años, con domicilio en la calle La Gavia 142, Fraccionamiento Las Haciendas de Orizaba, originario de Orizaba y ocupación taxista. El otro personaje es una persona identificada como Hugo “N”. Según narración de los hechos, el enfrentamiento fue entre habitantes de Tetelzingo y cuerpos policiacos. Por este choque, cerraron incluso accesos a la hermosa Pluviosilla. Se sabe que este par fue trasladado a Xalapa para dar seguimiento a su proceso.
LA ÚLTIMA Y PÁRALE HASTA AQUÍ, CHINOS, PARA QUE NO HAGAS BERRINCHE: Desde el 1 de septiembre, hemos visto a la diputada federal Anilú Ingram Vallines muy activa en las sesiones de la actual Legislatura: participaciones desde tribuna en las comparecencias, iniciativas ante el Pleno (vienen sorpresas de las buenas, porque está preparando otras más), además de su trabajo puntual de gestión para Veracruz… Anilú trae bien puestas las pilas, y para muestra, será una de las diputadas que tendrá mayor participación en San Lázaro: tras la integración de las comisiones permanentes de Trabajo, la también vicecoordinadora de la bancada tricolor fue nombrada secretaria de la Comisión de Infraestructura, además de que forma parte de las comisiones de Desarrollo Social y Protección Civil. Se trata de tres temas prioritarios para la entidad: el primero por el estado que guardan nuestras carreteras; el segundo, porque ella ya fue delegada de la Sedesol y conoce a fondo la problemática e índices de pobreza y carencias existentes todavía en la entidad; y, tercero, porque Veracruz es vulnerable a los fenómenos meteorológicos. Se lo hemos repetido hasta el cansancio: no pierda de vista a la hermosa diputada porteña.

 

Don`t copy text!