Causas y efectos

Veracruz y los siete infiernos

*Impacta “tornado político”
*Volvimos café al Río Blanco
*Cueros y correas en Fiscalía

Mientras los escándalos políticos cual si se originaran en caudaloso manantial invaden las tierras de la raza de bronce, los veracruzanos son conducidos hacia escenarios enmarcados en lo sorprendente y el chismerío, como si cotidianamente en los círculos políticos bebieran agua de embrujados manantiales, contaminados por los soplidos azufrados de los siete infiernos y… No me refiero a un infierno en lo particular, porque de acuerdo a las legendarias leyendas surgidas de los pueblos originarios de los montes y los llanos, muchos son los avernos desde donde emanan conjuros, los cuales atrapan a la población otorgándole la inclinación hacia el rumor, el murmullo y el chismerío, e incluso la diabólica carcajada…

Porque pareciera que “en eso” se está convirtiendo cada ranchería, villa, pueblo y ciudad, en un “chismerío” de permanente alegato en donde “los unos y los otros” todos los días se acusan de “pecadores”, así las cosas, para los que llegaron al control político, los verdaderos infieles hacia las nobles causas del pueblo lo son quienes se fueron, pero para los que ya no están y fueron la nobleza del pasado, los “infieles” son quienes llegaron sin siquiera haberse confesado.

En esos contextos les presento algunos ejemplos:

Para los que llegaron el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, conjuntamente con el “ex fiscal” (otra vez así: Entre Comillas) Jorge Winckler Alcocer, se encuentran emprendiendo “la huida”, dicen que como “almas que lleva el diablo” (otra vez entrecomillado) porque tienen la ligera sospecha que se encuentran amenazados en sus derechos y en sus libertades, o sea, que pudieran ser víctimas de persecución política y revanchismo partidista… ¿Será?

Para los que “se fueron” existe la percepción que la actual administración estatal, en el marco de “la Cuarta Transformación” no cederá ni “una cuarta” para aplicarle y cobrarle cuentas pendientes a los grupos azulados, porque ahora el que tiene la potestad para referir en tono sarcástico: “YA CÁLLATE LOCO”, es como lo fue en el pasado el que habita el Palacio del Gobierno del Estado, huésped titular al que le suelen llamar como “Gobernador de Veracruz”… Escenarios sin lugar a dudas diferentes en estilos y formas pero semejantes en lo relativo al cobro de deudas pendientes, son los que se registran en la actualidad en los siempre misteriosos pasillos del poder, tema que se ha agudizado en los marcos de la opinión pública en el transcurrir de las últimas semana, hechos que se redimensionaron en cuanto el mando actual sacudió a la Fiscalía donde, “para muchos”, manos “choleñas” mecían la cuna de los expedientes y alegatos a la luz del sol e incluso de la luna, pero lo que hoy se asegura es que “le cayó el chahuistle” y ya se verá, ni lo dude usted, las reales dimensiones de la comezón, así como del “anti viperino”… Ahí la dejamos.             

LO QUE SE LEE

Que un tornado recorrió parte de la región de Perote en el Estado de Veracruz, fenómeno meteorológico que por sus características y ruta (en éste caso) no originó daños graves, escenario muy diferente al “tornado político” que se registra en tierras veracruzanas, el cual sí se encuentra en rutas que podría originar severos, diversos y agudos daños a grupos políticos que operan en los ámbitos del jarabe loco… Ya nos informará el servicio meteorológico de politólogos, cuales fueron en esos ámbitos los daños causados o si todo quedó bien resguardado y sin novedades que comentar.

LO QUE SE VE

Que los desechos diarios arrojados a las aguas del Río Blanco (llamado así ante la blancura de su espuma que se formaba por el choque del agua con las piedras, pero que hoy por la criminal contaminación se convirtió en espuma café obscuro) arrastró en los últimos días cantidades incalculables de basura, escenario que está generando severos daños a las aguas de la Laguna de Alvarado y afectando la zona de humedales… Décadas han transcurrido sin que ninguna autoridad municipal, estatal o federal, aplique programas efectivos para rescatar lo que estamos aniquilando.

LO QUE SE OYE

Voces emanadas de los ámbitos de la Cuarta Transformación, insisten en que el fiscal suspendido en sus actividades por el Congreso de Veracruz, Jorge Winckler Alcocer, “solo atendía con firmeza las instrucciones emanadas del grupo político originario de Boca del Río al que él pertenece”, causa determinante por la que el Congreso de Veracruz, “obviamente con la complacencia de más arriba”, acordó suspenderlo en sus funciones para designar a un Fiscal provisional mientras el tema se defina en los tribunales… Ya se verá de qué cuero salen más correas. 

Piden a la CEAPP explicar medidas para proteger a periodistas

Anterior

Ayuntamiento facilitará construcción del Conalep: alcaldesa

Siguiente

Te puede interesar