Causas y efectos

TENDENCIAS HACIA EL LINCHAMIENTO

*DESGOBIERNO Y RANGOS DE BARBARIE
*DESCONFÍAN POR LA IMPRODUCTIVIDAD
*FIN A LA CONDONACIÓN DE IMPUESTOS

 

El hartazgo y la angustia ante la ola de violencia cuya cresta se ha incrementado en la mayor parte del territorio nacional, ha originado los ámbitos y escenarios apropiados para que las tendencias hacia el linchamiento se incrementen en diversos puntos del país, escenarios que por su recurrencia tienden a convertirse en habituales y que, por sus propias características, nos reflejan tanto al interior como hacia el exterior, como un territorio donde priva la ilegalidad, la violencia, el desgobierno e incluso rangos de barbarie distantes al imperio de la civilidad.

La imagen actual que reflejamos hacia el exterior, no sólo nos encuadra en escandalosos escenarios de corrupción e ineficacia, en la aplicación de fallidos programas de Gobierno, sino que se nos refiere en escandalosos marcos de ilegalidad, de violencia que por sus dramáticas dimensiones nos acerca a la barbarie, al tiempo que reflejamos elevados índices de improductividad, lo cual nos descalifica para despertar confianza hacia proyectos de inversión, tanto nacionales, como de capitales provenientes del exterior.

No es inapropiado el referir que el país se encuentra empantanado, como resultado todo ello de administraciones federales, estatales e incluso municipales, claramente fallidas en sus propuestas administrativas, porque incluso servicios prestados por el sector oficial, como es el caso del agua potable y la energía eléctrica, apuntan pérdidas en sus ingresos por tomas clandestinas de agua o energía eléctrica, hecho para el cual se requiere la manipulación de tomas del fluido eléctrico o del sistema de agua potable, que no serían posibles sin la participación de elementos que conforman parte del personal de tales instituciones del servicio público.

Lo mismo acontece en los ámbitos de Tránsito vehicular y ya no se diga en los referentes a cuerpos de seguridad y de administración de justicia, donde privan de igual forma escenarios que nos acercan al viejo calificativo, en el cual, se refería  la expresión habitual del entonces presidente de México, José López Portillo, quien sostenía que “la solución a nuestros problemas somos todos”, pero que en el marco de la picardía a la mexicana se transfiguró en  “la corrupción somos todos”, lo que no resulta precisamente exacto al pensamiento y contexto de los buenos mexicanos, pero que de alguna forma apunta hacia los elevados índices de conductas inapropiadas y deshonestas que, por décadas, han persistido en diversos sectores de la población.

Porque resulta incuestionable que “tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata” y, para que existan conexiones manipuladas deshonestamente en el renglón de  energía eléctrica y en la red del agua potable, o se presenten manipulaciones en los ámbitos de administración de justicia , Tránsito y Policía, se requiere quien también “le agarre la pata” y, tales “pecadores”, con recurrencia resultan ser ciudadanos que por años se han desempeñado en los marcos del sector empresarial o de profesionistas, a quienes se les confiere distinción y honorabilidad en lo personal y en lo profesional.

Ello ha confirmado y reafirmado por siempre, que para que exista un corrupto, obligadamente requiere a semejantes en sus círculos de actividad, que es precisamente lo que otorga forma y vida a las cadenas de corrupción, por lo que la investigación de tales hechos debe comprender un amplio escenario, con la finalidad de que “la limpia” se aplique en toda su palpitante red de operaciones, evitando de igual forma exageraciones y obsesiones, porque efectivamente como lo dejó escrito el extraordinario poeta veracruzano Salvador Días Mirón: “Hay aves que cruzan el pantano y no se manchan… Mi plumaje es de esos”.

LO QUE SE LEE:

Que el actual presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, firmó un Decreto con la finalidad de evitar la condonación de impuestos a grandes contribuyentes, condonaciones que han originado que en los últimos dos sexenios no ingresen a las arcas del país recursos por 400 mil millones de pesos.

LO QUE SE VE

Que el objetivo de suspender la condonación de impuestos, refiere el buscar no sólo la equidad para que todos cumplan con sus obligaciones fiscales, lo que permita ampliar el poder financiero de la administración pública, para con ello fortalecer la aplicación de programas en beneficio de la colectividad.

LO QUE SE OYE

Que de manera repetitiva, regularmente quien es beneficiado con la condonación de impuestos, forman parte de cadenas de intereses vinculados incluso con niveles de ineficacia en la calidad de la producción, lo que en el caso de medicamentos representan riesgos de alto nivel para los pacientes consumidores de tales productos, escenarios que han conformado parte de las cadenas de corrupción que históricamente han dañado a la población…

Ahí la dejamos

[email protected]

 

Asesina a su esposa e hijo de 9 años a balazos

Anterior

El puente Alexandre III

Siguiente

Te puede interesar